Formulario de búsqueda

Consejos de Productividad

¿Sabemos realmente para qué necesitamos más tiempo?

30/11/2020 · 08:00

En este Episodio #67 sobre Productividad participan:

  • Patricia Benayas, Coach de Productividad y Gerente de Estirando el Tiempo
  • Javier Guadiana, CEO & Founder de Reason Why
  • Natalia Marín, Managing Director & EIC de Reason Why
  • Manu Sánchez, Colaborador de Reason Why

Hablamos de Productividad

Javier ¿Se puede gestionar el tiempo?

Patricia Pues por desgracia no. Esa es la mala noticia. El tiempo no se puede gestionar, podemos gestionar nuestras prioridades, pero no el tiempo.

Natalia Ti ti ri ri, ti ti ri ri

Javier Muy buenas a todos y bienvenidos. Bienvenidos a 80/20, el podcast de Reason Why. Hoy vamos a hablar de productividad y no sabemos muy bien si vamos a conseguir hablar de gestión del tiempo. Vamos a ver si se puede, no se puede. Efectivamente, ya la habéis escuchado con la melodía, que la conocéis. Natalia Marín. Muy buenas Natalia.

Natalia Hola a todos. ¿Qué tal?

Javier ¿Cómo te encuentras? ¿Productiva?

Natalia Yo siempre, me considero una persona productiva y estoy deseando contarlo y compartir mis productividades con el mundo.

Javier Perfecto. Y como yo haría habitualmente la presentación y al otro lado de la mesa nos acompaña y nunca mejor dicho, al otro lado.

Javier De la sala.

Javier Aparte de la sala, al otro lado de la productividad. Nos acompaña Manu Sánchez.

Natalia A ver, a ver.

Manu Hola, muy buenas.

Javier A ver, Manu. ¿Tú para que has venido a este podcast?

Manu Yo he venido para debatir y para hablar (risas). Punto uno es que ya empiezas dando caña por algunas declaraciones que he hecho entre bambalinas, diciendo que mi forma de organizarme a lo mejor no cumple todos los estándares de los consejos que se dan en productividad. Pero que quede bien claro, que soy una persona mazo de productiva (risas). Digo mazo.

Natalia A lo mejor ahora descubrimos aquí que los métodos de Manu son la leche, y yo soy una persona súper improductiva.

Javier Sabes que no. Sabes que yo a Manu le doy caña por defecto.

Natalia Por castigo.

Javier Y por defecto, pero obviamente Manu, si que es verdad y doy fe, que eres una persona altamente productiva

Natalia Un currante.

Javier Efectivamente. Bueno, para hablar de productividad y le habéis escuchado. Nos ha introducido el podcast. Patricia Benayas, Coach de productividad y Gerente de Estirando el tiempo. Muy buenas, Patricia.

Patricia Muy buenas. ¿Qué tal? ¿Cómo estáis?

Javier ¿Estás productiva hoy?

Patricia Muy productiva. Un día muy productivo.

Natalia Dice que se ha levantado a las 6 de la mañana.

Patricia Sí, es verdad. Claro, es que las horas de por la mañana son las más productivas.

Natalia Mmm...Depende de la persona.

Patricia En el 90 por ciento de los casos, las horas de la mañana son las más productivas de todas.

Javier Me encanta saber ya que pertenezco al 10%.

Manu Yo estoy ahí en el Morning People ahí a las seis.

Natalia Manu es de los de correr a las 6.

Javier Recomendamos a todo el mundo que escuche este podcast. Por supuesto. Que ponga en práctica, porque vamos a dar consejos. Vamos a ser teóricos y también muy prácticos, porque ser productivo y si lo son, sobre todo, y además aprovechando un podcast que hace poco hicimos sobre el cambio. Si aplicas el cambio en tus patrones de productividad vas a conseguir llegar a una nueva experiencia. ¿Qué te ha parecido que me he autointroducido la cuña?

Natalia ¿Has dicho experiencia?

Javier He dicho experiencia.

Manu Sí, yo lo he escuchado también.

Natalia Lo corroboras (risas).

Javier Fíjate, fíjate qué buen discipulos hoy, de nuestros oyentes, que me decía una chica por Twitter. Me decía Oye, introduces muy tarde el patrocinador, igual se enfada. La verdad es que no se enfada, pero ya que lo dices, la próxima lo introduzco pronto.

Natalia ¿Y quién es el patrocinador?

Javier Pues si quieres saber lo que es una auténtica experiencia, Patricia, te voy a contar lo que es una auténtica experiencia. Venga voy con ello. Una auténtica experiencia es la experiencia que te provocan los televisores Philips TV con su tecnología AmbiLight que envuelve de color toda la habitación en tiempo real a medida que avanza el contenido que estemos viendo. Lo hace, como digo, gracias a su tecnología Ambilight y también a la tecnología OLED.

Natalia Oh yeah.

Javier ¿Qué te parece, Manu?

Manu Ole.

Patricia Ole, ole.

Javier ¿Qué te ha parecido, Patricia?

Patricia Vamos, la leche. Voy a comprarme una ya mismo.

Javier Pues mira haces bien. Porque la verdad, que es una maravilla lo que hacen por detrás con su tecnología ambilight. Brutal. Dicho patrocinador, para que luego no nos digan que tardamos mucho, que no se enfade nadie. Tendría que venir del patrocinador, no de un oyente. Es impresionante cómo la gente nos escucha de marketing, dice yo lo preferiría antes, pues ahí lo tienes. Bueno. Dicho esto, hablemos de productividad. ¿Por qué dices que no se puede gestionar el tiempo? Patricia.

Patricia Porque gestionar el tiempo sería bueno pues ahora tengo... El día tiene 24 horas. Vale, eso lo sabemos todos, pero si lo gestionamos sería bueno, pues hoy me apetece... Hoy con 22 me vale. Estas 2 las cojo y las pongo, pues para mañana. Y demás. Estos 5 minutitos que sobran aquí y los pones ahí. Y eso no se puede hacer. De hecho, el tiempo es muy justo y democrático porque todos tenemos 24 horas. No hay nadie que tenga más, ni menos y nadie lo puede comprar. No lo puedes acumular, ni almacenar para otro día, entonces por eso no se puede gestionar. Podemos gestionar, como he dicho al principio, nuestras prioridades, pero no el tiempo.

Javier Claro.

Natalia Qué interesante, ¿no os habéis preguntado alguna vez...? Bueno preguntado, ¿no habéis tenido nunca la necesidad de decir ojalá pudiera ir hoy a un supermercado de horas y comprarme un par de horitas más para este día? Un pelín más.

Patricia ¿Sabéis que todo el mundo siempre pide dos horas más?

Natalia ¿Ah sí?

Patricia Todo el mundo pide dos horas más. Algún caso te dice 3, pero el noventa y tantos por ciento la gente pide dos horas más.

Natalia Dos horitas.

Manu Porque creo que una hora se te queda corta entre que vas a por las horas y tal y ya pues tres acabas un poco cansado y... (risas)

Patricia La gente pide dos horas.

Javier Fíjate que la clave, no creo que está en tener más horas, sino en saber para qué quieres esas horas.

Patricia Efectivamente, lo has dicho muy bien, el para qué.

Javier Gracias.

Patricia Lo has dicho muy bien y por eso... Esas son las prioridades. Yo una de las cosas que pregunto siempre a los clientes con los que trabajo, cuando es como si quiero más tiempo. ¿Para qué quieres más tiempo? Porque si no lo sabes para qué lo quieres, no sabes cómo lo vas a aprovechar.

Javier Claro.

Patricia Primero hay que ser conscientes, perdón, en en qué gastamos nuestro tiempo.

Natalia Si es que yo creo que ese es precisamente es uno de los puntos de la gente que puede resultar improductiva. No tener muy claro, no saber priorizar, el no saber gestionarla, la cantidad de tareas... Que todos tenemos un montón de tareas y de cosas que hacer cada día, cada hora, cada mes y cada semana. Siempre hay cosas que hacer. De hecho, nos vamos del trabajo y decimos bueno, pues... ¿Ya has terminado? Si ya he terminado por decir algo, no, porque podría seguir aquí perenmne. Hasta el fin de los tiempos.

Manu De hecho eso es algo muy típico. Cuando pregunta ya he terminado... Bueno, no, ya terminó por hoy. Tendría, me podría quedar hasta las dos de la mañana. Esto es una frase que estoy convencido debe decir en cualquier oficina, no he estado en todas, pero estoy convencido de que muchas oficinas esa frase sería bastante habitual. Yo varias de las que he trabajado, pues esto, si ¿ya has terminado? No he terminado, pero en algún momento tengo que parar porque necesito seguir con mi vida.

Javier Fíjate que a ti te ibas a decir algo. Ahora te dejo, pero Fíjate que lo que estaba comentando Natalia, el hecho de decir todos tenemos cosas que hacer constantemente. Yo, quería decir que este podcast es de los pocos que no me he preparado ni un poco, vale. Nada, cero.

Natalia ¿Los patros y ya no?

Javier Esyo ya me lo vengo preparado. Pero precisamente que no me lo he preparado, porque llevo 20 años preparándolo. Intentando ser cada vez más productivo, que no qué tal lo estaré consiguiendo. Pero yo creo que una de las claves para que la productividad ocurra, entendiendo la productividad como la gestión eficiente de tus prioridades, como la capacidad de alcanzar tus metas en un periodo de tiempo eficiente y en un coste capital humano de tu energía eficiente. Una de las claves está en utilizar técnicas y muchas veces, como decimos, no, lo tengo en la cabeza y ya con eso que me entiendo. Y es verdad que cada uno tiene su manera de hacer las cosas. Todo el mundo tiene su manera de hacer las cosas y es correcto. Así tiene que ser, pero hay ciertas cosas que se sabe que funcionan. No, es que yo adelgazo porque mi manera de hacer las cosas es comer hamburguesas. A ver, te voy a explicar.

Natalia Suerte que tienes.

Javier Claro, hay ciertas metodologías que son universales. Y la metodología de hacerte una lista eso para me parece, a mí, me parece esencial. Y dices no, no me hago listas. Sustituye al hacer la lista por una nueva técnica, pero que no sea no hacer nada y simplemente poner un poco el motor en marcha, porque así es como exactamente lo que haces es hacer cosas. Y obviamente no paramos hacer cosas. De hecho, no existe el no hacer nada porque siempre algo estás haciendo, pero al final del día te sientes satisfecho. Al final de la semana, te paras un segundito y dices ufff tendría que haber hecho x, z o y. Eso quizás se resuelve con técnica.

Natalia Hay una que es el método IBILI, el de apúntate todas las noches, antes de empezar la jornada siguiente, las seis y recomienda que sea 6. Ni 5 o 7. Las seis tareas.

Javier Ahora nos cuentas el tema del método IBILI y otros muchos más que vamos a ir comentando durante el podcast, pero antes ñe quiero preguntar a Patricia. ¿Patricia qué opinas de esto que acabo de proponer yo? El hacer listas como un método básico y esencial.

Patricia Hacer listas es la manera más básica para productividad. Lo que pasa es que las listas de tareas no nos ayudan a planificar. Entonces, una lista de tareas como antes habéis dicho, tu te haces una lista de tareas y hay 30 cosas. empiezas a hacer y claro, termina el día y te quedan todavía un montón, con lo cual te vas a la cama al final con la sensación de no haber hecho nada. Porque además, como los humanos somos así, vemos lo que no hemos hecho, en lugar de lo que hemos hecho. Siempre vamos por lo negativo y siempre digo...

Javier Que horror.

Patricia Si y yo siempre digo que hay que estar en un lado positivo. No pienses lo que no has hecho, pisa en todo lo que has hecho. Entonces, hacer listas de tareas es como la primera generación de la organización. Luego ya pasamos. Ahora ya vamos por la cuarta generación, no, pero vamos la segunda, que es la más habitual, es tener ya una agenda o un calendario. Entonces tienes y ahí viene el método GTD, que en una lista, en una lista pones todas las cosas que tienes que hacer. Pero ya no sólo de trabajo, sino todo lo que quieres hacer en tu vida personal también. Yo no, a no me gusta hablar vida personal, vida profesional, porque sólo tenemos una vida y tenemos que repartirla en todas. Tenemos que tener primero claras nuestras prioridades y saber lo que queremos hacer. Entonces apuntas en una lista todo lo que quieres hacer, como si es cambiar el sofá de tu casa. Da igual. Todo lo que tengas y luego lo planificas por semanas. Entonces ya todas esas tareas las vas agendando y ya ves tu semana cómo va a ser.

Javier ¿Qué les decimos a todos aquellos que piensan que hacer una lista en mismo ya es perder el tiempo?

Patricia Pues yo te digo que por cada minuto que pasas organizando ganás casi una hora. Y eso es así. De hecho, deberíamos dedicar todos los días. A la semana siempre hay que dedicar como mínimo media hora a organizarte tu semana y todos los días, lo primero que hay que hacer es mirar tu agenda y ver cómo va a ser tu día. Si ya tienes una visión general de cómo va a ser.

Javier Qué brutal el titular que nos has dado. Por cada minuto, Natalia....

Natalia Ganas una hora, como para no hacer la lista. Vamos, te lo digo yo. El método IBILI va de eso. Todas las noches antes de acostarte. O bueno, a lo mejor antes de acostarte, igual te parece que hacer esto justo antes de irte a dormir no es lo más correcto para tu descanso y tu conciliación. Hazlo en el momento que consideres antes del día siguiente. Seis cosas principales. Tareas grandes, cosas importantes, voy a dedicar mi tiempo en la jornada que viene. Y cuando llegas por la mañana, las ordenas de la más importante a la menos importante. Cuando llegas por la mañana a la oficina, ya sabes más o menos cómo vas a encauzar tu día. Luego, obiamente, pues hay tareas menores, hay imprevistos, hay otras listas que tienes seguramente de otras cosas, que también hay que gestionar, pero los seis bloques principales que en un día además es asumible y no nos pasa eso que decías de que termina el día y nos quedan un montón de cosas por hacer y nos sentimos fatal. Y Dios mío, soy súper improductivo.

Manu Ahí creo que has dado ya con una de las claves, por las que no quiero decir que soy escéptico, pero tengo mis reticencias con algunos de estos métodos porque desgraciadamente, desgraciadamente la vida es así. Hay muchos...

Javier A saber, anteción un segundo, Manu dice tengo mis reticencias. Luego se hace la pregunta. ¿Por qué? Se responde.

Natalia Así es la vida.

Javier Así es la vida.

Manu Porque así es la vida la que me refiero, que hay mucho imprevisible y muchos imprevistos. Muchas veces hay muchas circunstancias que te cambian a lo largo del día, dependiendo el tipo de trabajo, pero muchas de las personas que nos escuchan trabajan en agencias de marketing, agencias de publicidad, agencias de comunicación.

Javier Y departamentos de marketing.

Manu Departamentos de marketing.

Javier Productoras. Y asociaciones.

Manu Asociaciones.

Javier Universidades.

Manu Estaba tirando más hacia el lado agencia porque muchas veces, el lado agencia tiene una multifactoriales edad que hace que haya muchos más imprevistos. Hay muchos más imprevistos y cosas que para manejar distintos clientes, estos clientes muchas veces coinciden los fuegos. El mundo se pone de acuerdo y entran distintos fuegos. ¿Entonces? puedes tener tu listita con las tareas que, ojo, partimos de la base, yo me hago listas de las cosas que tengo que sacar. Además, de hecho hablabas de una cosa de, para ver las cosas que haces o dejas de hacer, las listas las hago en Bolli y en un papel, porque para ver las tachas creo que también psicológicamente ayuda hacer... El tachar, creo que a me ayuda.

Patricia Tachar en... Yo, por ejemplo, recomiendo tachar con fosforitos, porque tachar es negativo. Si lo pones en fosforitos resaltas lo que has hecho.

Manu Pues yo lo tacho en negativo.

Patricia Pues es malo porque al final tenemos que estar motivados continuamente. Si resaltas lo que has hecho, te motivas más y te vienes arriba.

Manu Vaya...

Patricia Y trabajas mejor, cambia el boli, cambia el boli en lugar de tachar así, cogete un fosforito amarilo, entonces vas a ver muy claramente lo que has hecho y te vas a sentir mejor.

Natalia Otro punto de vista.

Manu Oye, Manu, ya tienes un consejo que has venido como público participante, pues tienes un consejo más para alimentar. oye, me encanta. Tachar con fosforito que resalte.

Patricia Es resaltar lo que has hecho.

Javier Yo Manu quiero... Te aportó algo ahí, no si te ayudará a saberlo, pero el motivo por el que te sientes más cómodo apuntando, que haciéndolo de manera digital es por la posición física de tu cuerpo. Es una herencia genética de tu aprendizaje, que cuando eras niño. Cuando has aprendido, tu manera de aprender, es posicionando el cuerpo en esa postura. Sentado, semi inclinado sobre un folio con un boli. Así es como has aprendido entonces. Cuando estás haciendo ese mismo gesto, a tu cuerpo le estás diciendo, ahora es momento de aprender. O momento de concentrarse. Y por más que intentemos Y a nosotros, los que hemos hecho la transición analógica a lo digital, por más que intentemos aprender o decir a nuestro cuerpo esto es un momento de aprendizaje o de estudio en posición vertical con la pantalla, no vamos a conseguir lo mismo, puesto que en nuestro momento de aprendizaje infantil le hemos dicho que se hacía de otra manera.

Natalia Yo, de hecho, tengo una herramienta que recomiendo, que este podcast va de recomendar y de dar consejos. Taskade, taskade con k. Monísima. Es una oveja el logotipos, la recomiendo un montón. Es ideal, muy japonesa. El logotipo es una oveja verde.

Javier Lo que más le gustó cuando empezó fue eso.

Natalia Yo en Taskade, las listas que tengo son para otras cosas. Osea, tengo listas de decias antes, lo de cambiar el sofá, Patrícia, pues cosas de ese tipo. Cosas que tengo que hacer en casa en algún momento de la vida y tal, pero el día a día en el trabajo, yo soy de papel y boli también y tomo nota de lo de resaltar, en vez de tachar porque me gusta mucho tachar y me siento como muy bien de... ¡Esto ya está hecho! Voy a probar a ver qué tal.

Patricia Al revés, pero sabes lo qué pasa? Que cuando... Yo soy de escribir a mano también pero porque hay una conexión entre la mano y el cerebro y entonces lo asimilamos mejor.

Javier Pero eso tu, una persona que haya nacido...

Natalia Un nativo digital usará Taskade.

Patricia Pero....

Javier Pero una persona que haya nacido en el año 2018 yo os aseguro que va a aprender exactamente igual. Bueno, aprenderá peor, con bolígrafo y papel, que con una iPad.

Patricia Y sabes, hay una cosa de las digitales, que yo utilizo, pero vamos utilizo más de papel. Las digitales invitan un poquito más a procrastinar, porque como no tienes que tachar. O sea, en el de papel, ponwa el post-it que te tienes que molestar en ponerlo y volverlo a escribir. En esto dices pum, y cambiar de fecha. Y puedes ir retrasandolo todas las veces que quieras. Entonces invita a procrastinar. Entonces así dices, bueno, como total aquí nadie se entera. En cambio, de la otra manera lo ves y luego yo quería hacer un comentario, cuando hablamos de productividad.

Javier Adelante.

Patricia No solo hablamos de trabajo, es en toda nuestra vida. Las 24 horas del día cómo las aprovechamos, que no sólo pensemos en trabajar. Tenemos que pensar también en qué tenemos que hacer cosas por nosotros mismos y entonces no podemos hablar sólo de trabajo. Y luego yo, por ejemplo, soy muy de listas de libros que quiero leer, películas que quiero ver y restaurantes que quiero conocer, pero porque me ahorra tiempo. En el sentido de vamos al cine, saco mi lista y dices venga estas películas. Sino ponte a pensar y al final acabas viendo la película que no te interesa nada. ¿Y los libros? Lo mismo voy a una librería. ¿Qué libro me compro? Saco mi lista. Ah pues este y éste. Entonces es muy cómodo para eso.

Natalia Lo que pasa es que yo creo que la gente lo que busca es ser productiva en la vida, y aquí dividimos, vida personal, vida profesional. Pues ser productivo en la vida profesional para tener más horas de ocio para hacer, no muy bien que, en la vida personal. Entonces, claro está que estás diciendo, aplícate también la productividad a tu vida personal. Yo creo que igual esta hasta un poco mal visto. Puede llegar a sonar un poco como demasiado encorsetado, como que son personas que no disfrutan de la vida, lo tienen todo ya escrito y apuntado lo que tienen que hacer. Pero yo creo que es una filosofía que, bien llevada y bien gestionada, te puede efectivamente dar mucha satisfacción, porque al final sientes que te estás realizando y que la estás utilizando tu tiempo y tu vida en cosas que realmente te gustan.

Javier Quizás la palabra productividad. Asociada a lo que es producción, produces algo, ese algo está ahí, entonces es como parte del sistema capitalista más feroz y malnacido y todo aquello. Quizás la palabra productividad tiene connotaciones, desde un punto de vista filosófico y humanista, un poco negativas. Para mí, más que productividad de métodos para alcanzar unos objetivos con los que te sientes cómodo, con los que te vas a sentir feliz, que te van a llevar a nuevos escenarios, contextos y al mismo tiempo te aleja muchas veces de sentimientos negativos. Porque ¿qué hay peor que sentirte mal por no haber conseguido hacer algo que querías o por no saber hacer algo que te gustaría hacer? Y dices jo, si tuviese los mecanismos, a lo mejor lo hubiera conseguido. Y a lo mejor no es el mecanismo de hacer la cosa, sino haber tenido tiempo para hacerla, haberle dedicado un poquito más porque habías gestionado mejor. Perdón, que no se pueda gestuionar el tiempo, pero para que nos entiendan, el gestionado mejor tu día.

Patricia Claro, es que esa es lo que pasa, que el tiempo no se encuentra, se busca. Claro, si quieres hacer un curso como has dicho, algo de formación, tendrás que buscar el momento de cuándo hacerlo. Porque si te dejas llevar por el día a día, al final no lo vas a encontrar. A ver, yo quiero, yo quiero aprender inglés, pues tendrás que dedicarle todos los días una hora a estudiar inglés. Si no te lo agendas y no reservas ese espacio de tiempo, no vas a aprender inglés. Y es lo mismo, si quieres hacer deporte, tienes que reservar tu tiempo para hacer deporte. Por eso se trata de todo el día. Entonces, q¿ué es importante para ti en tu día a día? Entonces, por ejemplo, yo hay cuatro cosas que es fundamental para ser productivo: alimentarte bien, hacer deporte, descansar y tener los objetivos claros. Sin estas cuatro cosas es imposible ser productivo.

Javier Entonces son alimentarte bien, no lo cumplo.

Patricia Hacer deporte, aunque sea mínimo 20 minutos al día. Pasear, no hace falta que te vayas al gimnasio.

Javier Bueno del despacho a la cocina.

Patricia ¿Cuántas veces vas?

Javier 10, 10x10, 100 metros.

Natalia Vas mal ya, eh.

Javier Y vuelta, 200 metros.

Patricia ¿Dormir, descansar?

Javier ¿Cinco horas no cuenta?

Patricia Bueno, no demasiado. Descansar y desconectar, y tener los objetivos claros de cómo quieres que sea tu vida.

Javier Eso lo tengo clarísimo.

Patricia Si sabes como quieres que sea tu vida, entonces tienes que organizar tu vida para conseguir que sea así.

Javier Pero sino tengo los otros tres, no paro de tener el objetivo, cada vez lo hago más grande (risas).

Natalia Pero yo creo que los otros tres también son un poco como herramientas, como Taskade o cualquier otra herramienta de productividad que podamos recomendar, al final si te alimentas bien, estás descansado, vas a ser más productivo. Es como el camino para llegar al fin.

Patricia Efectivamente.

Javier Peinarte si tienes pelo, sino tienes pelo no te puedes peinar.

Natalia Claro.

Javier Pues esto lo mismo.

Natalia Que feliz es uno con el pelo corto, en la de tiempo que ahorra una mujer con el pelo corto (risas).

Javier Manu, tu de los cuatro, ¿cuantos cumples? ¿Duermes bien?

Manu Duermo bien. Me acuesto pronto.

Javier ¿Te alimentas bien?

Manu Me alimento bien, a veces.

Javier ¿Haces deporte?

Manu Hago deporte.

Javier ¿Y tienes claros tus objetivos?

Manu A veces.

Patricia Vas muy bien.

Javier Manu tiene un notable alto, eh.

Patricia Está en el camino.

Javier ¿Natalia?

Natalia Yo me alimento ahí, ahí, es que me gusta mucho comer y la pizza y la hamburguesa. Pero sí, como sano. Hoy he comido pescadito. Hago deporte, hago yoga tres veces a la semana.

Manu La pizza de atún no es pescado (risas).

Natalia Pasta con atún comí ayer. ¡Qué rica! Deporte, sí. Dormir, últimamente duermo menos de lo que me gustaría porque yo necesito mis ocho horas y estoy ahí.

Javier ¿Tienes claro mis objetivos?

Natalia Y tengo claros los objetivos. Soy más de corto plazo que de largo plazo. Tengo ese defecto. Entonces tengo claros los objetivos a corto, pero a largo visión estratégica me cuesta un poquito más.

Javier Qué punto tan importante le acaba de tocar Natalia ahora. Porque también estamos muy acostumbrados en nuestra educación a que sea otra persona la que dirige por nosotros los objetivos a largo plazo. El profesor en el colegio, el plan de estudios en la universidad y el director del departamento o el director de la empresa en la empresa. El director o la directora. Y te sientas ahí y dices aquí va a ocurrir un largo plazo, yo me encargo del corto. El corto es estudiar el examen, estudiar los temas, pero es que la vida está dirigida por nosotros mismos. Tenemos que ser los directores de la escuela, los directores del colegio. El CEO de tu vida.

Natalia Director académico de tu vida.

Javier CEO de tu vida, que se ponen LinkedIn ahora.

Manu Suena un poco super happy flower de tu vida lo de CEO de tu vida, pero quitándole este rollo happy flowerista, tienes toda la razón. Controlar tú, pero tiene toda la razón en el sentido de que al final tu tomas las decisiones y son las decisiones que tomas las que van marcando tu vida.

Javier Exacto.

Patricia Efectivamente. Entonces tienes que saber que hay mucha gente que le cuesta mucho tomar decisiones porque no sabe lo que quiere y de hecho para controlar tu tiempo es lo que te da la libertad.

Javier Claro, yo pongo un ejemplo muchas veces en el día a día, cuando tomamos ciertas decisiones y no tenemos claro el rumbo. Por ejemplo, ahora estamos en... ¿puedo decir Manu, dónde estamos? Madrid. La gente piensa que estamos en un crucero. Depende del día.

Manu Pero hoy justo hemos atracado en el Manzanares (risas).

Javier Estamos en Madrid. Entonces de aquí a Nueva York hay una línea recta. Madrid, Nueva York. Una línea recta que a lo mejor pasa por Salamanca. ¿Podría pasar?

Manu Podría.

Javier Igual un poco no tanto.

Manu Igual más hacia Bejar.

Javier Un poco menos. Vale, de aquí a Salamanca, en la misma línea pasa por algún punto que a lo mejor pase por Aravaca. Por ahí. Más o menos a lo mejor, hacía Aravaca puedes ir en línea recta, no si más o menos los podemos situar en un mapa, la distancia que hay entre Aravaca y Moncloa es cortita. Si en lugar de pasar por Aravaca, pasas por Moncloa, como continúes esa línea recta en lugar de Nueva York, acabas en Mexico City. Entonces, si no tienes claro tu objetivo de largo plazo, por mucho tu que hagas objetivos de corto plazo, aunque creas que están aproximados. Ojo, que de repente te encuentras en Mexico City y dices CDMX, ahora tengo que subir hasta Nueva York. Y a lo mejor de CDMX a Nueva York hay más distancia todavía que desde Madrid a Nueva York. Y dices, madre mía, la que he liado.

Natalia Es un poco esa sensación, a veces, que yo creo que todos la hemos tenido, me dirijo ahora como portavoz de la humanidad (risas). De la humanidad en edad laboral.

Javier Atención, vamos a darle el microfono a la portavoz universal (risas).

Natalia No, pero a por lo menos me ha pasado y he hablado con compañeros en el trabajo que también les ha pasado alguna vez. Que has currado mogollón un día y te preguntan ¿qué has hecho hoy, en qué has trabajado hoy? Y no tienes ni idea, pero llevas todo el día currando como una cerda y no sabes en qué has invertido tu tiempo. Es impresionante. Que también es importante. Yo creo al final, y eso también hay métodos y técnicas que lo recomiendo, el hacer balance un poco para tener esa perspectiva, ya no sólo las cosas que tienes que hacer en un día. Pasar lista de objetivos y tareas, sino también darle un poco al coco y decir a ver qué he hecho hoy, en qué ha invertido mi tiempo y cómo puedo mejorar lo que he hecho hoy para mañana ser más productivo.

Patricia De hecho, una de las cosas que, como he dicho antes, tienes la agenda, lo primero que se hace por la mañana es ver tu agenda para ver qué es lo que vas a hacer ese día, según tu planificación. Luego ya estarán los imprevistos, que también los hay. Hay que dejar siempre tiempo libre para los imprevistos. No tenemos que llenar todas las horas con todo y luego al final de tu jornada, ahora que estamos hablando de trabajo, revisar cómo ha ido tu día, ver lo que has hecho y lo que no has hecho y en qué se te ha gastado el tiempo, porque muchísima gente dice, lo que dices "no he parado" y lo único que has estado haciendo muchísimas veces es contestar emails. Apagando fuegos, porque creemos que el email es urgente y el email no es urgente. Pero hay gente que se dedica solo y está todo el día trabajando con el email y estás haciendo algo, suena el ping y me voy al email, con lo cual ya has perdido tu concentración, ya has dejado hacer lo que estabas haciendo y te pones a solucionar lo del email. Que ya te digo, el email no es urgente, una llamada si es urgente. Un email no. Un email, te lo mandas y la persona que lo recibe te contestará cuando pueda. Si algo es urgente, tienes que llamar por teléfono.

Manu Yo ahí te voy a llevar la contraria.

Patricia ¿Por qué? Cuentame.

Manu Hay emails que necesitan una respuesta rápida y que muchas veces, cuando no se gestiona rápido, viene una llamada, de un cliente, encima de un poco ya con peores maneras. "Oye que que te he mandado un email y no me estás haciendo un caso y que en el email te he puesto que era urgente".

Patricia Vale pero no tienes por qué estar delante de tu mesa. Imagínate que estás en una reunión o estás de viaje, o como me decía una clienta, o estás en el cuarto de baño. no tienes porqué estar sentado delante. Si es urgente, pues el cliente coge te llama y ya está. Me ha hecho gracia porque yo antes me dedicaba a organización de eventos. Yo estaba trabajando en agencias. Tuve mi propia agencia, pero en 20 años he estado organizando eventos. Y todos los eventos, normalmente tienes muchísimos clientes y todo es para ya, pero al final tienes que ser el que también sepa si es importante y si es urgente. Porque lo que es urgente para una persona no tiene por qué ser urgente para ti, y eso es lo más complicado. La diferencia entre importante y urgente, es lo que peor lleva a la gente.

Javier Yo fíjate que contra todo pronóstico, estoy muy de acuerdo contigo. Y digo contra todo pronóstico, porque decir que el email no es urgente en un sector como el nuestro, ojo con ello. El email, probablemente, lo que sea es que si es urgente es una consecuencia de que no has hecho bien tu trabajo. Y también es duro decir esto porque dices he hecho mal mi trabajo, ¿por qué? Bien, a lo mejor no todo lo productivo y eficiente que podías o a veces hay un imprevisto y de repente algo se lía, pero si un email es urgente es que la situación, como cuando se dice "cuando el anillo es el problema, es que el problema no es el anillo". No si habéis escuchado esta frase alguna vez, pues va un poco... Se habla, ¿no la has escuchado nunca Manu?

Manu No, cuentala para la gente como yo, que ignoramos el significado.

Javier Un chico que le iba a pedir matrimonio a una chica y le pide consejo a la mejor amiga para que la ayude a coger el anillo. Y se tira todo el día buscando el anillo, no lo encuentra, no lo encuentra, no encuentra y entonces la mejor amiga le dice eso si el anillo es el problema ,es que el problema no es el anillo. Entonces va un poco en esa línea. Si el email es urgente, entonces lo que no es urgente es el e-mail. Hay algo más de fondo ahí que tendrías que resolver, decir ¿por qué no he hablado antes con el cliente? ¿Por qué no he puesto el cortafuegos antes, por qué no tengo un protocolo en el que un email no llega a ser urgente? Porque efectivamente nosotros no siempre estamos delante del ordenador. Tenemos una reunión o tenemos siete reuniones. Ahora mismo estamos haciendo un podcast. Desde hace dos horas me estarán escribiendo alguien y en ese momento yo no le puedo atender. Hay que meter los protocolos, los procesos, los adecuados para que eso no ocurra.

Natalia Y usar los canales y las herramientas. Manu habla de cara al exterior, pero si lo intrapolamos, que no si es lo opuesto a extrapolar. Me lo acabo de inevntar, si lo intrapolamos a los propios equipos para comunicarnos a través de otras vías. Muchas veces resulta más productivo y nos creemos que mandar un e-mail o escribir por Slack es lo más eficiente,p ero oye que tenemos voz. También nos podemos poner de pie y decir "oye fulanito, que no que". Si es algo realmente urgente, o sea, Slack, nosotros en la empresa lo usamos para cosas, pues cuando lo leas, cuando puedas leerlo hoy aquí te ha dejado esto y tal. Si es algo de verdad, de verdad urgente, dilo de voz y ya esta.

Javier Tenemos un proceso en el que si te menciono, entonces que es urgente. Y además yo no estoy en la oficina, te llega la notificación. Es todo técnica, es decir, si no estoy en la oficina y te envío un slack, te estoy enviando mensajes para cuando puedas. Si no estoy en la oficina y te menciono es ahora mismo esto es urgente y es mi manera de levantarme, como si estuvies en en la oficina para decirte que algo es urgente. Como todo al final, pues por decirlo de una manera, se reduce a una técnica, a una estrategia.

Patricia A un sistema.

Javier Exactamente. Un sistema. Me gustaría tocar una cosa que hemos propuesto hoy en Twitter, que he lanzado yo una pregunta en Twitter, me han respondido algunas personas, porque yo creo que dentro de la productividad muchas veces están el conocimiento tecnológico, porque si estas muy cerca de la tecnología... Yo ayer ayer fui al dentista. No le recomiendo nada ir al dentista antes de hacer un podcast. Fui al dentista súper sofisticado y tenía una máquina robot para medirme bien cómo era la muela, la oclusión, las medidas, todo. Para hacerme un implante. Yo lo veía. El tiono sabes cómo manejaba aquel robot, era una cosa de locos. Y yo le digo oye, en realidad una cosa es ser buen dentista y otra cosa es ser buen usador del software de medición de una muela. Que no tiene nada que ver. Efectivamente, yo tengo compañeros que son súper buenos dentistas que le pones esto y es que no saben hacerlo. De hecho, hay una formación... Te diferencias ya en ser mejor o en peor dentista en función de lo bien que uses, algo que supuestamente no tiene nada que ver con ser dentista.

Natalia En la cantidad de implantes que consigas gestionar en un día.

Javier Una locura.

Natalia Más rentable (risas-9.

Javier Claro, pero fíjate la diferencia en hacer en hacer la medición de una muela de la manera tradicional. Los márgenes de error, los entallados de nodo, etcétera...A hacerlo directamente con una máquina que tienen 99.9 de precisión. Bueno, pues esto nos pasa también en nuestra profesión y dentro de la optimización de la tecnología están los accesos directos en el teclado.

Patricia Maravillosos.

Natalia Maravilloso mundo.

Javier Entonces yo he preguntado y digo cuentame un acceso directo que te encante. Tu favorito. Entonces yo el mío es, y lo voy a decir aquí para que si alguien no lo conoce, que lo pruebe alt comando C, alt comando UVE, para copiar y pegar formato.

Patricia Eso es fundamental.

Javier Es una maravilla. Que gozada, Natalía.

Natalia En Mac. No si en PC será igual.

Patricia En PC es control c control v. Como la estrellita esa que tiene o lo que sea. Vale, y luego control E para seleccionar todo, que es maravilloso.

Javier En MAC eso es Cmd A. Yo muchas veces veo a alguien seleccionando un texto entero de arriba abajo, arrastrando el cursor y te quedas así 10 segundos mirando.

Natalia Has perdido 30 segundos de tu vida.

Patricia Y además a mitad se le levanta el dedo y ya no lo coge (risas).

Natalia Y a empezar otra vez.

Javier Fíjate la obsesión por este tipo de cosas. Si tu al final del día, de cada tarea que dura cinco minutos, has consiguió sacar 20 segundos, 10 segundos, 15 segundos, si lo multiplicas por el número de cinco minutos que tienes al día, te has ganado 45 minutos. Es una locura, por usar un atajo.

Natalia Si será para hacer deporte.

Javier Pero no es ninguna tontería.

Patricia No, pero mira yo trabajo con muchas emprendedoras. Sobre todo más mujeres que hombres. Y tuve un caso que era una chica que, bueno, produce cosas y ella no tenía ni una base de datos de sus clientes. Entonces es que lo recibía por Instagram, los pedidos por Instagram, por WhatsApp y por email, y luego lo iba apuntando en una libretita. Y cada vez que alguien pedía algo, cogías todas las cosas, iba mirando para acordarse, dice y esto donde me lo ha pedido y perdía una cantidad de tiempo. Entonces, aprender a utilizar una base de datos que puede ser un simple Excel, es que no tienes que complicarte más la vida. Dice es que he ganado 3 horas diarias. Solo por hacer eso, en lugar de estar escribiendo.

Javier Mi manera de expresarlo es si estás haciendo algo que siempre haces igual y crees que se podría hacer mejor o más eficientemente. Pueden ser por otros motivos o porque lo que estás haciendo es importante y nadie ha pensado cómo optimizarlo, con lo cual tendrías que dejar de hacerlo, o porque no lo has dedicado tiempo suficiente todavía optimizarlo, pero lo tienes ahí delante. Si tu ves una tarea, que repites todos los días, que dices joe, es que arrastras el ratón para seleccionar tres páginas. A lo mejor hay una manera de hacerlo más fácil, comando A. Pum. Ya lo tienes.

Patricia Se llama curiosidad.

Javier Claro, claro. Natalia, ¿tienes un atajo directo?

Natalia Yo tengo tu contra atajo, porque el tuyo es para copiar y pegar con el formato y el mío es para quitar el formato, el estilo, al pegar en otros sitios de una herramienta a otra o lo que sea, Comando Shift V.

Javier Es maravilloso. Porque si copias y pegas de Slack, por ejemplo, te lleva el texto con fondo.

Natalia Con con colorcito gris.

Javier Horrible. Beatriz González nos escribía por Twitter y nos ponía, esta es brutal, una cosa de locos. Control U para Mac y Windows es la F2, que es cuando estás en Excel, entrar directamente en la celda en la que estás para cambiar el texto sin tener que hacer doble click. Maravilloso. Tenemos otro buenísimo también , nos decía Irene Hernández. Dice yo en Mac, hay uno que no me puede faltar control, comando, espacio.

Natalia Control, comando, espacio. En Mac, también.

Javier Se te abre una ventana modal con todos los emojis para que puedas seleccionar el emoji que quieras en ese momento.

Patricia ¿Hay Windows? Pues par decir bueno, pues lo buscaré.

Javier Deberíamos pensar si existe la productividad en Windows.

Patricia Si existe. Yo era de Mac y ahora estoy en Windows y no he notado mucho cambio.

Javier Último atajo que recomiendo. Alt tabulador, alt tabulador para cambiar de aplicación en la que estás. Eso es una maravillas, es como pum pa pum.

Manu Cuando usaba Windows era el alt control suprimir, que es casi el día a día.

Javier También el control z. Me decía uno por Twitter, apagar el ordenador (risas).

Natalia El mejor atajo.

Javier El mejor atajo. Bueno, seguimos con algunos métodos, el GTD, que lo hemos mencionado. ¿Por que se ha hecho tan famoso que el Getting Things Done?

Patricia A ver ese libro es como yo tengo dos libros que son la Biblia. David Allen.

Manu Explicar para quien no conozca el libro, que puede ser que alguien no lo conoce.

Patricia El libro se llama Organízate con eficacia y la verdad es que al final todos eso que estabamos hablando son metodologías y éste era como lo que viene a decir, que viene un poco homérico también ahí, que es lo que vamos comentando, es recopilar todo lo que tienes en una bandeja de entrada. Que la llamamos bandeja de entrada, que fuese el ordenador. El lo decía como si una bandeja de las que había antiguamente en las mesas y demás. Y luego procesar. Vale, entonces vas procesando para ver en qué situación, si lo tienes que hacer ahora, lo puedes hacer más adelante o cuando, en qué momento. Porque hay veces que estamos mirando un email en casa y no podemos solucionarlo hasta que no llegamos a la oficina, con lo cual para qué vas a perder el tiempo en mirar ese email en casa, si hasta que no llegas a la oficina no puedes hacer nada. Dedícate a hacerlo en casa. O sea lo que dice David Allen es eso, primeros recopilar toda la información en una bandeja de entrada, que en este caso, por ejemplo, ahora recibimos información por WhatsApp, por Instagram, por muchos lados. Te lo reenvías todo a tu email y ahí ya lo procesa todo vale. Entonces ya dices esto si lo tengo que hacer, esto no es para más adelante, esto es para dentro de un año y lo dejas ahí apuntado. Y entonces ya luego lo vas ordenando para cuando se pueda hacer.

Natalia Yo ahí recomiendo el gestor de email Spark. A me ha resuelto la vida con el GTD. Yo no sabía que tenía un nombre, lo que yo hago con Spark. Aquí en la ofi se rien de porque es posponer email. A ti te llega un email que lo lees y dices, yo tengo que estar en mi trabajo, tengo que estar gestionando el email constantemente porque es por donde me llega la información como periodista.

Javier Una pregunta para generar contexto. ¿Tú cuántos e-mails recibes en un día normal?

Natalia Pues si sumo los 5 buzones, o sea, cinco cuentas que tengo en mi gestor de correo aproximadamente. Un día hice un cálculo y eran unos 1300, 1500 emails al día.

Javier Continua.

Natalia Más o menos. Yo a la gente que recibe 20 emails al día, daría mi vida por ser esa persona durante un minuto, porque yo es constante. Ya no tengo notificaciones de email en el ordenador, obviamente, porque me volvería loca.

Javier Sin contar las newsletter letters y cosas así. Osea, estamos hablando de emails que te llegan a ti, que tienes que leer.

Natalia Qué tengo que leer.

Javier No puedes coger en bloque y borrar.

Natalia Y luego newsletter muchas. Un montón de emails.

Natalia Entonces, cuando me llega un email de los que tengo que responder o que implica alguna acción por mi parte. Y no es urgente, pero es importante y tengo que contestar en algún momento. Lo pospongo, lo aplazo. Spark tiene un botoncito que es posponer y te deja elegir el día, la hora exacta a la que quieres que ese email vuelva a aparecer en tu bandeja de entrada. A recordarte oye, y esto además me ha permitido. Yo tengo súper mala memoria y gracias a la tecnología este tipo de herramientas, pues finjo que voy como un tiro. Me ha permitido gestionar el email de una manera mucho más inteligente, porque hay alguien que te dice así pues fenomenal, lo hablamos la semana que viene y comentamos. Entonces yo me lo pospongo para la semana que viene. Tal día, a tal hora, soy yo la que escribe a esa persona. Oye, te acuerdas que dijimos de hablar sobre esto? Y quedó fenomenal. Spark ahí me echa unos capotes impresionantes. Eso es guardarlo todo en esa bandeja de pospuestos que los tienes ahí guardaditos y en algún momento vuelven a ti. No tienes que estar pensando en aquel email que toca contestar.

Patricia Yo no recibo 1500 emails, me volvería loca. Lo que hago es el proceso. O sea, yo tengo como etapas. Primero proceso el email y el email solo lo veo unas tres o cuatro veces como máximo al día. Vale, me pongo.... Entonces primero proceso mail y lo distribuyo si tengo que hacer yo algo o no, si tengo que hacer yo algo lo llevó a una carpeta que se llama para hacer y si tengo que conseguir algo va a una carpeta que se llama para seguir. Entonces, cuando me pongo a contestar emails me voy solo a la carpeta para hacer.

Javier Yo tengo los mismos. Las dos carpetas.

Patricia Y entonces me voy a la de para a hacer y ya lo manda todo. Y luego reviso la de para seguir por si hay alguien que me tiene que decir algo que no me ha dicho entonces le escribo.

Javier Para aclarar un poco y por hacer un poco la pelota. Natalia, si multiplicamos el número de horas que hay en un día de trabajo por el número de minutos, por numero de segundos y lo dividimos entre el número de emails que recibes al día tienes diecinueve coma dos segundos por email de lectura. Si sólo te dedicases a leer emails.

Natalia Ya, yo he desarrollado una técnica de lectura diagonal bastante hábil. Me ayuda mucho a que me pongan negritas en los e-mails para ir directamente a lo importante. Pero es bueno también obviamente somos un equipo, nos repartimos el trabajo, pero sí, yo tengo muchísimos emails.

Javier Bueno, yo aprovechando que has compartido lo de la idea de las dos carpetas, os cuento yo un poquito mi manera de organizar tareas. Por el lado de la gestión del email, la gestión de email podríamos hacer un podcast solo de ello porque obviamente tiene tela, tela, tela.

Patricia Da para mucho.

Javier Efectivamente, lo que te acabas de comentar, de tener dos carpetas. Una carpeta para responder...Yo tengo dos, una para hacer y otra para responder, que no es lo mismo. Porque una cosa es hacer que yo voy a hacer algo, a partir de ese y otra para responder. Y luego tengo la tercera, que tu dices de seguimiento, yo la tengo de Archivo y luego ya tengo el Histórico.

Patricia Mi Histórico es el archivo.

Javier Pero en general en mi listado de tareas a mi me gusta separarlo en dos bloques. Por un lado, tareas que aportan valor y tareas que no aportan valor. Eso es una cosa que es un momento de autocrítica bastante importante. Es decir, quiero poner ganchitos, me invento, en el cuarto de baño para que las toallas estén colgadas. Pero a día de hoy las toallas están sobre la encimera del cuarto de baño. Si lo pongo ahí está un poco mejor. Aporta valor. ¿La empresa tiene más valor por eso?

Patricia No.

Javier ¿Hay mejor productividad dentro del equipo por eso? ¿Se está generando menos contaminación COVID por eso? Porque en realidad son desechables. Pues lo que acabas de decir no, no, no sería la respuesta tres veces. Y además me lleva tiempo, tiene que llevar tiempo. Tengo que elegir el ganchito, tengo que ponerlo. 30 minutos. ¿Cuál es el coste oportunidad de la tarea? Treinta minutos de coste de oportunidad. Es una locura. ¿Significa esto que lo voy a postergar para siempre? Tampoco. Tampoco, porque es una tarea que quiero hacer, pero la agrupo dentro de tareas que quiero hacer, que no aportan valor, que hay infinidad de tareas así. Las hago en los momentos en los que digo dispersión, dentro de esa súper productividad de decir voy a tope con estos objetivos.

Natalia Claro es que en el ocio también estamos haciendo cosas. Te puedes tirar a la bartola y mirar al techo durante dos horas, pero es raro.

Manu Casi mejor que mirar ganchitos (risas).

Javier He puesto un ejemplo porque me he acordado de poner los ganchitos a Elena, que nos lo está pidiendo. Pobrecita, Elena, no quiero decir que no aporten valor tus ganchitos. Los pondré, pero, efectivamente...

Natalia Prioriza.

Javier Primero eso. Los que aportan valor y los que no aportan valor. Y luego un segundo grupo, que son los proyectos y las tareas. Lo que yo llamo long tail y one shot. Algo en lo que tengo que estar, que me va a llevar un tiempo y tiene como muchas subtareas. Proyecto optimización podcast. Vale, pues vamos a mejorar el sonido, la acústica, el cableado. Vamos a... Eso es un gran proyecto que está dentro del grupo de tareas que aportan valor. Y habrá que medir, porque a lo mejor hay que tener la valentía de ponerla al el grupo de las que no aportan valor, porque a lo mejor el podcast ya está muy bien, está dando rendimiento de audiencia, está atrayendo un momento agradable, está funcionando. La gente está contenta, se comparte. Entonces a lo mejor esa optimización de sonido ya no aporta tanto valor. Lo voy a poner. El grupo no aporta valor. También hay que tener un poco de nunca, mejor dicho, valentía, de saber colocar cosas que te gustaría donde igual no estás tan cómodo.

Manu Quizá el nombre no es aporta valor. Te voy a hacer una mejora de tus... No aporta tanto valor a lo mejor. Porque todo aporta valor.

Javier Patricia, ¿que opinas?

Patricia Hombre, todo aporta valor es relativo. Todo tiene algo que ver, pero yo quería hablar cuando estabas diciendo lo de los proyectos y eso es súper importante. Me encanta que lo digas porque un proyecto es un objetivo. Tenemos que decir bueno, lo que dices, vamos a optimizar el podcast ¿cuando lo vamos a hacer? Eso es fundamental, tener un objetivo hay que ponerse fechas, si no te pones fecha, no lo vas a conseguir nunca. Es como lo de aprender inglés. Entonces, luego ese objetivo lo tienes que dividir en tareas y esas tareas son las que vas a ir haciendo todos los días. A lo mejor una es una chorrada, que puede ser comprar un cable, pero es que si no compras el cable no se va a hacer lo otro.

Javier En mi caso concreto, eso es un problema, porque yo para comprar un cable compro 30, los pruebo todos. Hago un test, mido la eficiencia y luego me quedo con uno.

Patricia Bueno, pues entonces a lo mejor ya lo tienes que poner depende del tiempo que tengas.

Javier Igual tengo que comprar una hora de psiquiatra.

Patricia También puede ser.

Manu Luego compras como la gente normal un cable.

Patricia O es un sistema y dices oye, pues en lugar de comprar 30 sólo voy a comprar tres. Entonces te pones un límite. Hay que ponerse límites de tiempo para las cosas, que esto es un tip, que la gente es como que se alarga hacer las cosas.

Natalia Yo te voy a poner un ejemplo de cómo me organizo yo con lo que yo llamo las tareas ya. Que son tareas que hacerlas, ejecutarlas son cositas muy básicas, tonterías. Te pongo un ejemplo absurdo, me tengo que levantar a mi taquilla a coger el estuche de las lentillas que me lo he dejado allí y me voy a cambiar las lentillas en media hora. Pues lo hago ahora que me ha venido ese pensamiento a la cabeza, me lo quito ya de encima. Primero, porque si no lo hago, como he dicho antes, tengo muy mala memoria y se me va a olvidar. Para que no se me olvide, lo tendría que apuntar en mi lista de cosas que hacer. Entonces eso es una cosa más que me añado a mi lista o mira, me levanto ya, paro lo que estoy haciendo, son 15 segundos ir a la taquilla 15 segundos volver. Cojo mi estuche de mis lentillas y ya lo tengo aquí. Ya sigo haciendo lo que sea. Yo que esto es muy polémico y va en contra de la técnica pomodoro esta de no interrupciones y concéntrate durante 25 minutos, pero yo recomiendo hacerlo y mi experiencia es que hay gente que no lo hace así y al final del día ha acumulado una cantidad de cosas que podría haber resuelto en 10 segundos. Que dice ay se me han quedado todas estas cosas por hacer. Hijo pues haberlas hecho en el momento. Me funciona.

Javier Yo no estoy tan de acuerdo. No estoy de acuerdo con tu metodología.

Natalia Vale.

Javier Y creo que serías carne de cañón de un coach de productividad en ese sentido.

Natalia Lo sé, lo que es polémico.

Javier Pero Patricia dice que sí, que es bueno.

Patricia Es buenísimo.

Natalia Anda mira.

Patricia Es una de las teorías de la productividad. Esas tareas que no tardes ni dos minutos en hacerlas, coges hazlas y te las quitas del medio, porque si no, al final te están ocupando el lugar en tu cabeza y dices tu lo voy a apuntar. Tardas más en apuntarlos y luego hacerlo, que en hacerlo en ese momento.

Javier Pero es que eso son tareas que tengas donde las catalogas, que eso es un poco lo que decía yo de oneshot y tareas de largo plazo. Tienes tareas de oneshot de menos de 5, 3 minutos, hazlas. Pero Natalia ha dicho interrupciones. También.

Patricia Si son interrupciones, no.

Natalia Claro, si que son un poco interrupciones, pero son interrupciones en formato tarea que llegan a mi mente y si no las hago en ese momento ya te digo que son cositas de 15, 30 segundos, que el hecho de postergarlo me ocupa más en mi cabeza al final, que hacerlo en ese momento y quitármelo de encima. Yo creo que ahí ,podemos hablar un poco del multitasking en este sentido, yo creo que eso es un poco multitasking. Yo tengo la capacidad, no sé, no si será mejor o peor que otras personas, pero tengo esa capacidad de paro un segundo aquí lo que estoy haciendo, hago mi tarea 15 segundos y vuelvo con la misma concentración que tenía antes. Soy capaz de hacer eso.

Manu Es más, es más, es posible que cuando ya te has puesto a pensar en esa otra tarea, ya la concentración se te ha puesto a pensar en la tarea, ya se haya roto de alguna manera. Ya que se ha roto, es el mejor momento para que te levantes a por las lentillas y lo vas a ver todo mucho mejor (risas).

Javier Creo que estáis viviendo uno de esos momentos de dolor del cambio, porque el cambio duele que comentábamos en el podcast anterior, porque también un poco de autoconfirmación, de auto erificación de metodología. A lo mejor no, alo mejor Patricia me corrija ahora. Pero mi planteamiento es si a cada interrupción le prestas cierta atención y eres capaz de resolverla con el nivel de concentración que requiere esa tarea, que dure 15 segundos no significa que no requiera mucha concentración, puede requerir un tope de concentración en 15 segundos. Luego concentrarte en tu tarea de largo de largo recorrido. Tienes siempre una cuña, inevitablemente la tiene. Y al final cómo controlas el número de interrupciones que puedes tener, si las interrupciones pertenecen al que interrumpe. El interrumpido es el que tiene que tener capacidad de controlarlas. Si recibes 20 llamadas, 7 slacks, 4 emails, 2 sms y un WhatsApp, dices vale, es que no paro de gestionar interrupciones. La clave está en decir....

Natalia Quizás que mi papel es un poco es gestionar interrupciones constantemente.

Javier Pero hay una manera de gestionarlas de tal manera que puedes continuar tu gran tarea sin que lo que simplemente es una interrupción se convierta en urgente más importante, porque probablemente sea urgente para la otra persona, pero para ti, sea tú, seas capaz de controlar la urgencia que tienes, porque muchas veces más que urgencia real es ansiedad de resolver algo.

Manu Pero también a veces puedes tener a una persona esperando porque depende una cosa de ti es un poco como el cable.

Javier Volvemos a lo mismo, si es una interrupción de mi tarea y la interrupción que tu haces sobre es tan urgente y necesaria, es que el problema no es ese.

Patricia Mira, yo, por ejemplo, para trabajos en equipo es una de las cosas que siempre recomiendo es una reunión por las mañanas de 5, 10 minutos solo. Ni sentaros, de pie con el café para ver cómo está el equipo, qué es lo que tiene que hacer, si hay algo que dices oye depende de mí, porque si no, no puedes seguir trabajando. Vale. Y ahí se resuelve y en cinco o diez minutos se resuelven un montón de cosas y luego las interrupciones, estamos acostumbrados a "ahí se me ha ocurrido este". Pues voy, te lo pregunto. Pues no, apuntaló, generalmente se va a resolver solo y luego a la una vienes y me lo preguntas. Porque no puedes estar levantándote cada dos minutos a molestar a la otra persona, y si que pierdes la concentración y además estabas explicándolo muy bien. Osea imagínate un avión. Un avión tiene que coger recorrido, despegar hasta que coge su velocidad de crucero. Si algo falla, tiene que hacer un aterrizaje forzoso y luego volver a despegar. Pues esto es lo mismo con tu concentración y cada vez que tienes que hacer eso pierdes 20 segundos o 1 minuto o cinco, que es mucho más de lo que te crees al final.

Javier Y además, si tu no aceptas en tu recepción, también lo vas a generar en tu acción. Y por lo tanto estás generando una lo contrari a empatía es una dispatía, ¿como sería? Bueno una dispatía sobre otra persona a la que tengas que interrumpir, en un caso como... Yo como ejemplo, es decir, hay 15 personas que me pueden interrumpir a constantemente. Yo sólo te ha interrumpido un minuto. Ya, pero es que sois 15 minutos interrupción en una hora, que además requieren otros 15 minutos de respuesta. Significa que mis horas pasan a ser de 30 minutos, que no tiene ningún sentido. Aparte, que te tengo que dar una respuesta de un minuto y se requiere. 3. Te tengo que dar un tercio de la respuesta. Entonces yo creo que en toda gestión que nosotros estamos haciendo, si encontramos un poco de autocrítica decimos uy, es que a lo mejor haciéndolo de esta otra manera funciona mejor. Yo quiero poner otro ejemplo también que decimos mucho nosotros aquí, que es si tengo una tarea de 60 minutos y otra de 5 minutos. A igualdad de urgencia, cuál hago primero.

Patricia La más importante.

Javier Eso es brutal. Efectivamente, a me gusta decir haz primera hora de cinco minutos, porque si haces la de cinco minutos, cinco minutos te va a durar cinco minutos y la de 60 minutos te está durando 65. La entregas en 65 minutos desde que la tenías. El receptor de cinco minutos la recibe en tiempo y forma en cinco minutos. El receptor de 60 minutos la recibe en tiempo y forma de 65. Es una variación mínima respecto a una tarea de 60 que además si consigues optimizar un poquito, a lo mejor casi consigues entregarla 62. Por lo tanto, las dos partes quedan satisfechas, pero si lo haces al revés, el que está esperando tu tarea de cinco minutos tarda 65 en recibirla. Y además puede ser que estés más cansado, porque llevas una hora con la otra tarea.

Patricia El problema ahí es algo que hemos dicho. Las tareas pequeñas, de esas que te llevan dos minutos te las quitas de medio rápido. El problema ahí, es que has dicho una tarea de cinco minutos y otra de 60 es que calculamos fatal el tiempo. Siempre pensamos que vamos a tardar 5 minutos y luego al final es un cuarto de hora mínimo. Entonces te vas sumando. Entonces es como... No empieces...Yo siempre digo si piensas que va a ser 15 minutos, ponte como mínimo 40 minutos, porque es así, siempre cantamos fatal. Somos súper optimistas. Claro, siempre vamos mal. Entonces es mejor decir oye, pues te lo voy a entregar mañana y si se lo entregas esa tarde, pues es mucho mejor. Qué bien se ha adelantado. Entonces en eso, yo siempre digo que te pongas un cronómetro, cuánto tardas en hacer una tarea. Porque muchas son repetitivas las que hacemos.

Manu Pero muchas otras, claro. En muchas ocasiones estas tareas depende que tienen un componente creativo de otra serie, que no son tan predecibles y hay veces que hay tareas que piensas que te pueden llevar 10 minutos, tardas 50 y otras que piensas que van a estar en 50 y que puedes hacer en 20. Parte de esa gestión, que no es nada fácil.

Patricia No es nada fácil. ¿Sabes lo que pasa? Que cuando tenemos mucho tiempo y además esa es la ley de Parkinson, la tarea se puede alargar en el tiempo todo lo que queramos. Si nosotros tenemos 5 horas vamos a hacer una tarea en 5 horas, si nos dan una hora, lo vamos a hacer una hora. Entonces por eso hay que ponerse límites de tiempo, porque si no podemos estar siempre dándole vueltas que ahí luego ya entra el perfeccionismo, porque lo releo 20 veces y demás y nunca terminas. Y si se lo dices, sólo tengo tres horas en tres horas la tienes que terminar o sí.

Javier No hablemos de cosas tan negativas porque hay cosas, bueno negativas, no siempre todo es dramático. Tengo por aquí un ranking de la OCD que dice que dentro de los países más productivos del mundo, España está dentro del top 10. Esto es una locura. Esto es un súper dato. Estamos en el puesto 9. Sería...(risas). Que no está nada mal.

Patricia Estamos en el límite. ¿Estamos por encima de quien?

Javier Estamos, por encima de muchísimos y en el top 10 Canadá, con lo cual todos los que habléis de Canadá, Toronto, Vancouver, súper productivos tal naahhh.

Natalia No llegan (risas).

Speaker Y ojo, ojo, a puntito ya de coger al Reino Unido. Sí, la verdad que no tengo ni idea de la diferencia que hay, cómo se mide, pero que ellos están en el 8.

Javier Estamos a puntito.

Natalia Es lo que una hora de trabajo aportar al PIB. Al Producto Interior Bruto de ese país. Es cómo se calcula el ranking. Hay muchísimas variables, obviamente de lo que dura la jornada laboral en unos países, en otros, etc.

Patricia Además lo malos son nuestros horarios de...

Natalia Las tres horas para comer.

Patricia Yo soy totalmente a favor de la jornada intensiva, que además es que está demostrado. O sea que cuando en verano tienes la jornada intensiva, la gente es mucho más productiva y de hecho Iberdrola lo implantó en todos sus empleados. Tiene una hora creo que es de siete a tres o de ocho a cuatro, y han aumentado la productividad más de un 30 por ciento. Pero por una sencilla razón porque primero la gente sabe que se va a ir a las tres, a las cuatro y además la gente tiene vida después, con lo cual es más feliz. Y cuando eres más feliz trabajas mejor, con lo cual todo el mundo gana.

Javier Yo fíjate que creo más en la jornada flexible.

Patricia Bueno, sí.

Javier En el sentido de personalizada. Si estamos en contexto, COVID. Por ejemplo, dices no es que tengo que descansar, pero es que tampoco quiero hacer nada más que ahora mismo sea currar, estar en casa, leer, estudiar lo que sea, pero que tampoco me voy a ir de fin de semana porque lo que estoy donde estoy. Con lo cual fíjate que si adaptas el contexto o adaptas la vida de la persona y nos integramos todos dentro de los objetivos, yo creo que la clave está en eso. ¿Por qué ocho horas? ¿Por qué no once? ¿O por qué no cuatro? O sea, ¿por qué de lunes a viernes? ¿Por qué no de martes a domingo?

Patricia Has dicho la palabra. Objetivos.

Javier Claro.

Patricia Si trabajasemos por objetivos. El teletrabajo es lo que está haciendo, hay muchísima gente que está haciendo teletrabajo y que les obligan a estar las ocho horas sentadas en la silla, que es totalmente improductivo. Si tienes unos objetivos que cumplir y tu eres más eficiente y lo haces en cuatro horas, pues oye, mientras esten tus objetivos hechos, que más da.

Natalia Eso exige mucha responsabilidad, también. Mucho autocontrol en ese sentido de primero de no estar todo el día currando como un loco y no tener fronteras entre vida productiva o vida no productiva, por así decirlo. Y luego que yo creo que hay mucha gente que necesita esos límites, tenerlos bien claros, no, yo entro a las ocho y salgo a las cinco para saber durante cuántas horas pueden estar trabajando. Yo creo que esa libertad todavía no si estamos preparados.

Patricia Pues si que estamos preparados, yo te lo digo como...Además, me dedico a esto porque doy muchos talleres de esto. Lo más importante cuando trabajas por tu cuenta, aunque sea por cuenta ajena, pero en tu casa es ponerte un horario. Pero el horario no significa que sea de 8 a 3. puedes trabajar encima ahora con lo del COVID, que estaban todos los niños en casa y con el colegio y demás. Era complicadísimo. Había gente que trabajaba de 6 a 8 de la mañana y luego estaba con los niños y luego trabajaba de 5 a 6 de la tarde. Entonces esas tres horas eran muchísimo más productivas porque estaban concentrados y haciendo su trabajo en lugar de estar con distracciones.

Natalia Si yo estoy totalmente de acuerdo, pero me genera dudas.

Javier Yo creo que cambió un poco la polémica de esto porque es polémico, pero una de las claves de aprobar un examen dentro de las muchas posibilidades que tienes de aprobarlo es haber estudiado. No digo que es la única,¿ pero es una de ellas. Cómo? Sí, conseguir tu objetivo de manera productiva y eficiente es el examen. ¿Cuál es el estudio? Pues para el entrenamiento y el entrenamiento uno tiene que ser como decías, Natalia, responsable. Tiene que querer dedicarle tiempo, energía. No siempre tiene porque ser con tu jornada laboral o en tu vida. Quiero hacer una buena, una buena paella la quiero hacer para en Navidad quiero cocinar una buena paella y voy a invitar a todo mi familia y les voy a hacer una paella toda la historia. Imagínate que te apetece hacer eso. Significa que a lo mejor desde septiembre tienes que hacer una paella cada quince días para ir probando. Entonces, cuando ya llega Navidad consigues la paella perfectamente. Productivamente, porque hacer una paella puedes liar una en la cocina que no te imaginas. Puedes liar una que ya no pueda pasar nadie en máximo dos semanas, o sea, mínimo dos semanas. Y eso es un poco lo mismo, igual que en tu vida personal, cuando vas al gimnasio o general en muchas de las tareas que haces el entrenamiento. Entonces volvía un poco por volver un poco al tema de los, no por volver, pero lo menciono, que es el tema de los atajos de teclado. El hecho de conocer la tecnología o el hecho de estudiar sobre un tema del que mañana vas a hablar, a reunirte o oye, por qué es lo que decías, separar vida profesional de personal. ¿Por qué no hay horas de estudio para tu trabajo?

Patricia ¿La formación?

Javier Sí, pero tuya. De decir voy a dedicar a formar un poco yo de cosas que después voy a implementar. Y no se trata de para que la empresa vaya mejor que también y por supuesto, sino para que yo sea más eficiente y productivo, haya mejores resultados. Yo a lo mejor luego dentro de tres meses tenga menos horario, porque ya no tengo que quedarme más tiempo. Muchas veces a me lo decían y recuerdo mis primeras jornadas de trabajo. Me decían Javier, es que a lo mejor es más culpa tuya que mía. Me decía en aquel entonces un compañero que haríamos proyectos. Y yo siempre era el que más tarde se quedaba. Más tarde te habló de tarde, tarde, tarde, que a lo mejor me iba a la una de la mañana. Javier probablemente sea más culpa tuya que mía. Y qué razón tiene. Intentaba siempre optimizarlo. Pero bueno, también es que a en particular, como dices, si no me ponen un horario, yo tiro tiro y me deja...

Natalia Energia ahí a tope. Oye, ya que has hablado de aprender y de seguir formándose, es importante siempre seguir aprendiendo en esta vida y seguir cultivando el intelecto.

Javier Efectivamente. ¿Y dónde le recomendaríamos a la gente que se formará aparte, por supuesto, de un coach de productividad que estaría muy bien?

Natalia Si lo que quieres es cultivar también otras áreas. Otras otras facetas de tu profesión. Nuestra recomendación es que lo hagas en ESIC Business School, que bueno, en relación a la productividad no tienen un MBA concreto, pero seguramente en sus másteres, en sus posgrados te enseñan mucho sobre gestión y organización. Tienen uno de Dirección y Management en el que probablemente den algún tip en relación con todo esto que estamos hablando.

Javier Bueno, pues le recomendamos que se apunten a algún posgrado, algún máster. A lo mejor hay algún curso de productividad digital.

Manu Más allá de que haya un curso, creo que también es importante que nos planteemos como profesionales, porque la principal excusa que vamos a dar para no hacer una formación va a ser el decir on tengo tiempo. Puede ser un buen objetivo para el decir oye, me voy a organizar para sacar ese tiempo, porque el tiempo se saca. Entonces, más allá de que den un curso de productividad, que creo que no es nuestro objetivo, pero hay una conexión con esto. Es decir, ¿cuántas veces no habrán pensado voy hacer esto pero no tengo tiempo? Y eso que puede ser. Hablabas antes de tener objetivos y esto ayuda. Y al final está claro una cosa que cuando, yo hablo en mi caso, pero estoy convencido que le pasa a más gente. Yo puedo tener muchas cosas más allá del trabajo, que da igual lo que tenga, que luego el tiempo lo sacas y consigues, si no tienes esas cosas, ese tiempo tampoco lo aprovechas en nada. Es como un poco el símil que no tiene nada que ver, pero es el símil de el que dice que lleva toda la vida fumando y dice bueno, con todo el dinero, que con todo el tiempo que lleva fumando te podrías haber comprado un Ferrari. Y cuando le dices tu has fumado en tu vida. Él dice o, no, yo en mi vida. Como dices, ¿donde tienes el Ferrari? Es un poco ese simil, con el tiempo pasa igual. O sea, quiero decir, que hay que tener un objetivo para el tiempo, porque si no puedes ser muy productivo ahorrar ese tiempo.

Javier Pero fíjate que has dicho una cosa muy interesante también, que es.

Manu Casi todo lo que digo es muy interesante. Está entre interesante y muy interesante.

Javier Está en ese rango. Una cosa que es cuando te pones a hacer algo y y cumples un objetivo. Te acercas a algo que te gustaría hacer y dices joe es que no tengo tiempo, me gustaría hacerlo y demás. Dices te gustaría hacer algo, tienes una satisfacción cuando lo consigues, pero muchas veces el sacar tiempo se basa en la motivación que tienes para conseguir ese objetivo y el rendimiento que te va a dar a ti en el corto plazo. Es decir, yo tengo que quedar con un amigo. El mero hecho de quedar ya me da satisfacción. Me voy a tomar una cerveza con él ,en la propia cerveza, ya tengo doble satisfacción y tengo una conversación con él que me apetece mucho hablar de x cosa, también tengo satisfacción y vuelvo a casa. Con lo cual tengo tiempo para conseguir eso y hago todo lo posible porque tengo una motivación muy alta y un objetivo en el corto plazo también muy alto. ¿Qué pasa cuando el objetivo es a largo plazo y la motivación te llega con un resultado que ocurrirá dentro de seis meses, ocho meses o un año? Eso nos pasa cuando hacemos deporte, si quieres hacer deporte, no por salud, sino por perder peso o estar más fit o lo que quieras. O incluso, la cosa que estoy diciendo tan obsesiva de tener atajos de teclado.

Patricia Tienes que poner microobjetivos. Si, por ejemplo, imagínate que quieres correr la maratón. Obviamente no vas a correr la maratón en el primer mes, pero es como bueno la primera semana a ver si corro 200 metros. Ya lo has conseguido. Ya vas al siguiente objetivo. Tienes que ir poniéndote micrometas para poder llegar a ellas.

Javier O sea, no hacer un gran cambio, sino hacer 365 mini cambios.

Patricia Claro, entonces ya sabes tu meta final, pero para poder llegar a la meta final tienes que ir haciendo pequeñitas, porque si no es muy difícil. El cerebro no está preparado para pensar a un año, entonces le tenemos que poner más cerca. Y luego lo de los objetivos, perdona, es que es súper importante... Pero que los objetivos es lo que más me encuentro. Gente que tiene objetivos.

Javier ¿Te vas encontrando objetivos por ahí?

Patricia No (risas). Que le preguntas, que le preguntas cuál es su objetivo y luego ahondas, porque ya sabes que los coach preguntamos mucho ahí. Ahondas y al final no es su objetivo, es un objetivo que le viene de otro lado. Un objetivo que no quieres de verdad y que no estás comprometido al cien por cien, te va a costar mucho hacerlo.

Javier El compromiso, qué importante.

Natalia Decía Patricia lo de que el cerebro no está pensado para pensar... No está preparado para pensar en un año. Yo tengo una teoría bastante disruptiva e hilo con lo que decías antes de...¿Por qué no trabajar de martes a domingo o en un horario que no sea el habitual? Hay una teoría que propone abandonar el modelo tradicional del año como unidad de tiempo y que dividamos la vida en cinco unidades. Entonces, una persona, por ejemplo, de 80 años, en vez de tener 80 unidades, tendría dieciséis. Para tu a la hora de ponerte tus objetivos y establecer un poco tus metas a seguir en la vida,lLo pienses así no vale. Yo tengo 16 unidades que voy a hacer en estas 16 unidades, en vez de que que voy a hacer este año o que hice el año pasado. Los objetivos de Año Nuevo que nos ponemos todos.

Javier Es que las mediciones y las unidades de tiempo van basados un poco desde un punto de vista social. Y cultural también, que efectivamente es..

Manu Bueno y físico. Es una vuelta alrededor del Sol.

Javier Pero es una convención.

Manu No es una realidad.

Javier Sí, pero podríamos hacerlo por cada vez que ocurre otro hecho. Es decir, decidimos que sea ese hecho, pero podríamos hacerlo cada vez que salen flores al tronco de Brasil.

Manu Que es una vez al año (risas).

Natalia Es una vez en la vida.

Javier que tienes flores.

Patricia ¿El tronco de Brasil? Yo tengo uno y no ha hechado flores en sus vidas.

Javier No sabes lo que te espera todavía. ¿Hace cuánto lo tienes?

Patricia Pues llevo cinco años en esta casa, cinco años.

Javier Cinco años.

Natalia Oh. Tienes muchas oportunidades todavía.

Patricia Los cactus si echan flores, pero este no hace nada.

Javier No tiene que ver, no sabes lo que te espera. Te espera que de repente un día veas una ramita rara que aparece justo al final. Con una ramita y en dos días esa ramita tiene más o menos 50 centímetros. En cuatro días está toda llena de florecitas blancas que huelen por la noche cinco veces más que el jazmín.

Patricia Qué maravilla.

Javier Vas a alucinar es un regalo que te da a la planta. Puede ser que solo una vez en la vida la planta y hay posibilidades de que después de hacerlo vaya para abajo porque gasta mucha energía. A nosotros en particular teníamos un tronco de Brasil que nos dio y nos dio flor a los 20 años de tenerlo, 15 años de tenerlo. Y bueno, fue un hecho...Llos vecinos de la urbanización a verlo. Una señora mayor que vivía con nosotros cerca, haciéndonos selfies con él, me decía que ella sólo había visto una vez en la vida. Bueno, pues al año siguiente nos volvió a dar el siguiente otra vez. Impresionante.

Natalia Les toco la lotería (risas).

Patricia Lleva dos años un poquito..

Manu ¿Te has dado cuenta de un pequeño detalle? Has utilizado el tronco de Brasil para ir contra los años y has utilizado el término año como un monton de veces.

Javier Los astronautas y los marineros no tienen el mismo ciclo temporal que nosotros. Tienen otro tipo de vida. No pueden tenerlo.

Natalia Sobre todos los astronautas.

Javier Claro. Y los marineros, tu imaginate en ata mar. Bueno, ahora ya no cómo será, pero está súper sofisticado, pero habitualmente un marinero que salía alta mar no puede decir que son las cuatro de la tarde, aquí no hay una hora de comer, es el mar, que es otra historia.

Patricia Es que ahora lo tenemos muy marcado así, pero antiguamente era por las cosechas. No era el día que... Ahora hay que plantar y ahora no hacemos nada. Siempre va por el sol.

Manu A su vez iba guiado también siempre por temas fisicos y las cosechas al final, sucedes tres veces al año y cada año se repiten y tal.

Javier Manu, pero hacemos festivos por una convención religiosa que luego la mitad ni profesa. O sea que vamos a dejarlo. Vamos a dejarlo. Nos metemos siempre en temas políticos siempre.

Natalia Religiosos (risas).

Javier Por si no lo sabéis, llevamos ya más, más, más de una hora de podcast.

Patricia Perdón voy hacer un apunte. Vamos a hablar de política. Yo reivindico el cambio horario, o sea, quiero tener el horario de Inglaterra y Portugal.

Javier ¿Una hora menos?

Patricia Porque vamos a ser mucho más productivos. Es que vamos en contra del sol. Entonces yo reivindico desde aquí que por favor nos lo cambien ya de una p vez.

Natalia Yo he pedido durante mucho tiempo el adelanto del prime time y lo estoy consiguiendo. Ya no nos acostamos a la una de la mañana.

Patricia Que es muy fuerte. Es que a las diez y media de la noche empieza la película. Yo ya no veo la tele, obviamente que... Pero hay que cambiarlo porque de verdad que seríamos muchísimo más productivos.

Javier Pues mira, fíjate, tenemos una nueva sección en el podcast que es qué cambio tangible concreto harías para que mejorara la vida a nivel masivo de la noche a la mañana. Entonces, fíjate, lo tienes ahí. Esa es tu respuesta.

Patricia De hecho con el COVID, ahora con los restaurantes como tienen obligación de cerrar antes. Entonces van a empezar a cenar a las ocho y ver si de una vez por todas ya cambiamos al horario europeo.

Natalia Han lanzado una iniciativa de cenar a las ocho, por favor.

Javier Bueno, pues fíjate e hilando un poco con tu propuesta, yo tengo otra, que es que los cocineros ya para siempre usen mascarilla.

Patricia Pues sí, no es ningunatontería.

Javier Yo creo que cambiaría la vida a nivel planetario. Así pum, marcarilla para siempre. Decía Natalia el otro día. Es que, claro, te dan croquetas y croquetas, jamón y queso y babas.

Natalia ¿Y cómo te expliquen lo que lleva la croqueta? El camarero va con babas.

Javier Es setas y croquetas de boletus y parmesano y babas. Sí, bueno, disculpa que terminemos asi el podcast. Mejor quedaros con la propuesta de Patricia de una hora menos. Si tenéis alguna propuesta para cambiar el mundo de la noche a la mañana, que afecte de manera masiva y sea muy concreta, nos gustaría escucharla en Twitter o donde queráis. También la escucharemos y la leeremos.

Natalia La recibimos.

Javier Bueno, lo dicho, lo vamos a dejar aquí. Espero que lo hayáis pasado bien, hasido muy productivo este podcast.

Patricia Podríamos seguir.

Javier Podríamos seguir perfectamente. ¿Pero sabes qué pasa, Patricia? Que a todo hay que ponerle un tiempo.

Patricia Efectivamente, además mi marido me va a decir oye ibas a venir a las nueve (risas).

Javier Bueno, pues todo por el marido de Patricia. Lo vamos a dejar aquí. Muchísimas gracias y nos vemos en el siguiente podcast. Adiós.

 

Reflexionamos sobre cómo organizar nuestro tiempo

El tiempo no se puede gestionar. No podemos decir "hoy no necesito 2 horas, las paso a mañana que me viene mejor". El tiempo es democrático e igual para todos así que, si queremos sacarle todo el partido, la clave estará en priorizar lo importante, diferenciar entre lo urgente y lo que no, organizarnos a través de una lista de tareas y apoyarnos en herramientas y metodologías que nos ayuden a ser más productivos.

Dicen que las horas de la mañana son las más productivas para el 90% de las personas, aunque el horario y las costumbres que tenemos en España chocan un poco con esto. Por eso, apoyarnos en metodologías y herramientas productivas pueden ayudarnos a organizar nuestro día a día para que no perdamos el tiempo. El método Ivy Lee, por ejemplo, consiste en apuntar las seis tareas más importantes para el día siguiente por orden de mayor a menor. Las típicas "listas" son otra forma de organizar nuestras tareas, aunque Patricia Benayas, Coach de Productividad y Gerente de "Estirando el tiempo", señala que en vez de tachar una actividad cuando la hemos realizado, es mejor subrayarla con algún color para reforzar el mensaje positivo de que hemos finalizado el trabajo.

Aplicaciones como Taskade, o el gestor de correo electrónico Spark, nos ayudan a organizarnos pero Patricia advierte durante este Episodio que"las digitales invitan un poquito más a procrastinar, porque como no tienes que tachar [... ]. Puedes ir retrasándolo todas las veces que quieras". Aunque pueda parecer que tener estos hábitos nos retrasa, por cada minuto que pasamos organizando ganamos una hora de tiempo. Eso sí, lo importante es diferenciar entre qué es urgente y cuáles son nuestros objetivos a largo plazo. Hay que ser valiente clasificando las tareas, porque puede que algunas no nos aporten valor.

La productividad, en definitiva, se encuentra en los pequeños hábitos. Atajos de teclado, resolver las cosas que requieren poco tiempo cuando nos llegan, evitar las interrupciones -tanto digitales, con los emails, o físicas en la oficina- comer bien, hacer deporte y, algo que muchas veces dejamos en un segundo plano: descansar. Aunque si algo nos ayudaría a ser más productivos sería un horario como el de Portugal o Inglaterra. Esa hora diferencial que tenemos nos hace tener hábitos algo improductivos.

En este episodio reflexionamos sobre cómo ser más productivos en el trabajo (y en la vida):

¿El tiempo se encuentra o se busca?
¿Sabemos realmente para qué necesitamos más tiempo?

¿Seríamos más productivos si cambiásemos nuestro horario al de Portugal?