Formulario de búsqueda

Tim Berners-Lee subastará el código fuente original de la Web como NFT

  • El archivo contendrá casi 10.000 líneas de código y una carta personal de Berners-Lee
  • El precio inicial será de 1.000 dólares y los beneficios se destinarán a iniciativas elegidas por el científico y su esposa

[Si lo prefieres, escucha el resumen editorial]

...

 

Actualización 1 de julio 2021

El código fuente de la World Wide Web se ha vendido finalmente como token por 5,4 millones de dólares en la casa de subastas Sotheby’s. Es un token basado en blockchain que representa el código fuente original de Internet escrito por su inventor Tim Berners-Lee.

El creador de la World Wide Web, Sir Tim Berners-Lee, ha decidido sumarse a la tendencia de los NFT (Non-Fungible Token) y, mediante subasta pública, ofrecerá el código original empleado para la creación del internet moderno en 1989.

Sotheby’s será la casa encargada de organizar la subasta, que tendrá lugar entre los próximos 23 y 30 de junio. Esta particular “obra de arte” estará formada por cuatro artículos diferentes como un único NFT digital: los archivos originales con marca de tiempo que contienen el código fuente escrito por Sir Tim, una visualización en movimiento de las casi 10.000 líneas de código, una carta que reflexiona sobre el código y el proceso de creación, y un "póster" digital del código completo creado por Berners-Lee a partir de los archivos originales con Python.

Las líneas de código incluyen los lenguajes HTML, HTTP y URI

Concretamente, las líneas de código a las que hace referencia el NFT incluyen implementaciones de los tres lenguajes y protocolos inventados por el científico computacional que siguen siendo fundamentales para la World Wide Web en la actualidad: HTML (HyperText Markup Language), HTTP (Hypertext Transfer Protocol) y URI (Uniform Resource Identifier), así como documentos HTML originales que instruyeron a los primeros usuarios de la web sobre cómo utilizar la aplicación.

El precio inicial de la subasta será de 1.000 dólares, una cifra que se prevé que crezca exponencialmente en cuestión de minutos debido, por un lado,  a la importancia histórica de los documentos, y por otro, a que se trata de una subasta respaldada por el creador de la obra y firmada digitalmente como auténtica. No obstante, los beneficios obtenidos durante el proceso se destinarán a causas elegidas por Berners-Lee y su esposa, tal y como ha anunciado Sotheby’s en su página web.

A pesar de que el NFT permite definir la posesión de un medio digital usando blockchain, cabe destacar que la subasta del código no afectará de ninguna manera a Internet. Tim nunca ha buscado ganar dinero directamente con su creación, y la web sigue siendo un estándar abierto. En este sentido, Cern, la organización de investigación para la que trabajaba Berners-Lee en aquel momento, renunció a todos sus derechos sobre la tecnología y la puso en el dominio abierto en 1993.

Un código abierto

Ante la decisión de subastar, el científico ha puesto en valor el espíritu de colaboración con el que concibió originalmente su proyecto. “Hace tres décadas, creé algo que, con la ayuda posterior de un gran número de colaboradores en todo el mundo, ha sido una poderosa herramienta para la humanidad”, ha comentado Tim Berners-Lee en un comunicado. “Para mí, lo mejor de la web ha sido el espíritu de colaboración. Si bien no hago predicciones sobre el futuro, espero sinceramente que su uso, conocimiento y potencial permanezcan abiertos y disponibles para todos nosotros para continuar innovando, creando e iniciando la próxima transformación tecnológica, que aún no podemos imaginar”.

"Los NFT son la forma ideal de empaquetar los orígenes detrás de la web"

A este respecto, y a pesar de las opiniones encontradas que han recibido estos activos digitales debido a las cantidades millonarias que son capaces de movilizar, Berners-Lee considera que los NFT la forma ideal para compartir su creación. “Los NFT, ya sean obras de arte o un artefacto digital como este, son las últimas creaciones lúdicas en este ámbito y el medio de propiedad más apropiado que existe. Son la forma ideal de empaquetar los orígenes detrás de la web”, ha señalado el científico.

Por su parte, Cassandra Hatton, VP, Global Head of Science and Popular Culture en Sotheby’s, ha asegurado que de los inventos generados por la humanidad, la creación de la World Wide Web ha sido el que mayor impacto ha tenido en la vida diaria de las personas, por encima incluso, según apunta, de la imprenta de Gutenberg o la teoría de la relatividad de Einstein. “El invento de Sir Tim creó un mundo nuevo, democratizó el intercambio de información, creó nuevas formas de pensar e interactuar y de mantenerse conectados entre sí; es difícil imaginar nuestro mundo sin él, y aún más difícil imaginar adónde nos llevará a continuación”.

La aplicación World Wide Web fue el primer navegador hipermedia que permitió a los usuarios crear y navegar a través de enlaces entre archivos en una red de computadoras. Fue escrito en el lenguaje de programación Objective C, utilizando Interface Builder en una computadora NeXT, una máquina altamente innovadora diseñada por Steve Jobs durante el tiempo en que fue expulsado de Apple en 1985 y antes de que se reincorporara en 1997. Tres décadas después de aquellas primeras líneas de código, hay más de 1.700 millones de sitios web a los que acceden 4.600 millones de personas en todo el mundo.