Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
La publicidad en el cine molesta
Compartir en:

La publicidad en el cine molesta

  • No existe una ley que regule el tiempo máximo de publicidad que puede emitirse en los cines
  • Desde FACUA recomiendan reclamar y poner una denuncia en Consumo
Reason Why Reason Why logo

Esta información ha sido incluida en el Informativo de Reason Why.

Los espectadores están cansados de la publicidad en el cine. Sobre todo cuando se trata de proyecciones en horario de máxima afluencia durante el fin de semana.

Tal y como publica El Español, las redes sociales se llenan de comentarios sobre el exceso de publicidad que se emite antes de empezar la película.

Las quejas suelen dirigirse a grandes cadenas como Cinesa o Yelmo. Los espectadores creen que el tiempo de anuncios es un abuso, llegando incluso a la media hora desde el supuesto inicio de la sesión.

Desde FACUA, Miguel Ángel Serrano cuenta a El Español que “al menos habría que darles la información de cuánta publicidad se va a emitir y el propósito de la misma”. Porque “el derecho a la información es esencial. El consumidor en una sala de cine está indefenso, no puede cambiar de canal o apagar la pantalla”, explica Miguel Ángel Serrano.

Aunque los exhibidores no consideran que el espectador esté indefenso porque “no hay obligación de ver el pre-show”. De hecho, es frecuente que algunos espectadores entren al cine más tarde del inicio de la proyección, porque ya saben lo que les espera...

El abuso de publicidad en el cine es legalmente válido

El problema es que el abuso de publicidad es “legalmente válido”, según aseguran desde FACUA. Aunque creen que “es cuestionable que una sala de cine tenga el lucro de la entrada y el lucro de la publicidad”.

Desde la Federación de Exhibidores Cinematográficos (FECE) no comparten esta visión de FACUA, puesto que “las salas de cine tiene cuatro vías de ingresos: entradas, bar, publicidad y otros eventos como el alquiler de salas. Su funcionamiento podría ser similar al de un campo de fútbol o baloncesto, en el sentido de que el espectador paga una entrada por ver un espectáculo, pasa por el bar del estadio si quiere y, una vez en su localidad, además del partido estará viendo constantemente las vallas publicitarias que rodean el campo”, declaran a El Español.

La inversión publicitaria que recibió el medio Cine en España en 2016 asciende a 22,6 millones de euros, un 2,6% más que en 2015, según datos de InfoAdex.

Código de buenas prácticas

No existe una ley que regule el tiempo máximo de publicidad que puede emitirse en los cines. Pero sí hay un código de buenas prácticas entre las empresas que se encargan de estos anuncios, como Movierecord, Discine y 014, aunque no se habla del tiempo máximo para la publicidad en el cine.

No se deberían superar los 20 minutos de pre-show (tráilers y anuncios)

Según este código, no se deberían superar los 20 minutos del pre-show, que incluye los tráilers y los anuncios, pero en momentos de mucha afluencia, suele rebasarse.

Desde FACUA dicen que “cualquier normativa para proteger al espectador a la hora de recibir publicidad sería positiva, así que consideraríamos correcto que se legislara en este tema y sobre los minutos de publicidad a los que el espectador puede ser expuesto”.

De momento, lo que pueden hacer los espectadores es reclamar. Primero en la propia sala de cine, para dejar constancia del descontento, y después en Consumo, poniendo una denuncia para que se valore el caso más allá de las quejas puntuales en redes sociales.

Comentarios

"La publicidad en el cine molesta..." a FACUA y parece ser que también a El Español. El artículo de El Español http://www.elespanol.com/cultura/cine/20170303/197980702_0.html no es propio de un medio serio. No se basa en una investigación rigurosa, las fuentes no existen como tal. No se han molestado ni en buscar si hay fuentes de datos que midan eso (que las hay) y que no concuerdan con esa información cuyos argumentos son un puñado de tuits y la opinión de una desprestigiadísima seudo asociación de consumidores que siempre atiende a intereses comerciales propios. Dicho lo cual, el Cine como medio publicitario hace años que prácticamente desapareció.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.