Formulario de búsqueda

Prosigue la controversia en torno a la Academia: nueva carta de Fernando Herrero a la Junta Directiva


  • El firmante insiste en que su intención es únicamente abrir un proceso de diálogo
  • Acusa a la Justa Directiva de precipitación, tanto en el cierre del proceso electoral como en la crisis actual

La disensión en torno a la situación y gestión de la Academia de la Publicidad que se inició el pasado 13 de septiembre cuando un grupo de profesionales, entre ellos socios de la entidad y miembros de honor, hicieron público un manifiesto en el que se mostraban abiertamente críticos con la situación de la Academia, se ha convertido en una suerte de novela epistolar que ahora llega a un nuevo capítulo: Fernando Herrero, al que puede considerarse portavoz del grupo crítico, ha remitido una nueva carta a la Junta directiva de la Academia.

La presente carta de Fernando Herrero es una respuesta a la que la Junta Directiva le remitió el 22 de septiembre

En esta carta, el Expresidente de la entidad insiste en la petición de diálogo que formulaba el manifiesto y acusa a la Junta Directiva de injustificadas prisa y precipitación a la hora, tanto de dar por concluida la asamblea en la que elegida como de solventar esta crisis.

La presente carta de Herrero es una respuesta a la que le remitió la junta directiva el pasado día 22 de septiembre. En ella le pedían que convocara una Asamblea General Extraordinaria, tal como permiten los estatutos si lo solicita un número determinado de socios, para dirimir en ella los puntos de desacuerdo. Al mismo tiempo, la Junta rechazaba las críticas de Fernando Herrero a la encuesta sobre la situación de la Academia recientemente publicada por el órgano directivo, al tiempo que lamentaba la intención del expresidente de seguir alimentando una polémica pública.

"Diálogo abierto, positivo, y sin prejuicios"

Herrero, por su parte, reitera en su último mensaje que su carta era para “pedir un diálogo abierto, positivo, y si prejuicios entre las dos partes”, afirma que “no podía imaginar una reacción tan airada a una petición tan razonable y conciliadora” y hace alusión a que quien redactó la carta de la Junta lo hizo con ánimo “irritado y ácido”.

Herrero entra en diversas cuestiones que se han tratado en unos y otros de los documentos que se han ido haciendo públicos en las últimas semanas por las partes y así, niega que él considerara en su carta, como le criticó en la suya la Junta, que la encuesta era una herramienta tendenciosa y de blanqueo.

Herrero critica que la junta directiva hiciera alusión a su elección este año como miembro de honor

Señala además que no le parece adecuado que la Junta hablara  de que el propio Herrero ha sido elegido este año miembro de honor de la Academia por un jurado en el que había un firmante del manifiesto crítico, cuando en ese documento precisamente se hablaba de que hay que revisar el modo de elección de los académicos de honor. Herrero pone de relieve que otros siete miembros de ese jurado no eran firmantes del manifiesto.

Urgencia para "despachar" un asunto importante

En cualquier caso, la parte más extensa y sustantiva de la carta es en la que Herrero  critica “la urgencia, una vez más, con la que parece intentar ‘despacharse’ un asunto importante”. Le parece que esas prisas se pusieron de manifiesto en la asamblea en la que se eligió a la actual junta, en la que no se quiso escuchar a quienes consideraban más conveniente la apertura de un periodo de reflexión y celebrar elecciones más tarde, de modo que los socios hubiesen podido votar con mejor conocimiento de los programas de las diferentes candidaturas “porque sin duda hubiesen sido dos al menos”.

Herrero alude  a la retirada de una de las candidaturas o precandidaturas que se habían formado antes de las elecciones y que según él se produjo en circunstancias que “no han quedado lo suficientemente aclaradas”.

El firmante también acusa de precipitación a la Junta en su reciente petición de que convoque una Asamblea General Extraordinaria en el plazo de quince días, tiempo que le parece muy reducido a la vista de la densidad de los contenidos del manifiesto, en el que s planteaba la refundación de la Academia. “Es decir”, afirma Herrero, “que todo lo que se plantea en el manifiesto, nada menos que 23 puntos que afectan a cuestiones fundamentales de la Academia, más una reflexión profunda sobre sus objetivos, su estructura, sus fines y su naturaleza, se "despache" (perdón por repetir la expresión) en un pispás para que la Junta Directiva pueda "empezar a trabajar"".

"Convocaremos no una, sino cuantas asambleas sean precisas para enderezar el rumbo
de la Academia"

Para terminar, Herrero reitera las peticiones de diálogo y hace un aviso: "No tengáis duda de que, si no hay diálogo, vamos a hacer uso del Artículo 15. Y, mediante él convocaremos no una, sino cuantas asambleas sean precisas para enderezar el rumbo de la Academia y tratar de orientarlo hacia los fines que nuestra profesión demanda, a conseguir una Academia con la que se identifiquen los publicitarios, y que trabaje para
ellos”.

Y remata su mensaje hablando del peso específico del grupo de firmantes del manifiesto: “Los firmantes y quienes apoyan el manifiesto no son ‘el grupo
de Fernando Herrero’. Somos un grupo de profesionales de la publicidad, entre los que
hay diez académicos de honor, un expresidente, varios fundadores de la Academia, una serie de miembros de anteriores juntas directivas, el presidente del último Jurado de la Academia, unos cuantos socios y ex socios notables y otros publicitarios. Me parece que es una nómina que merece el máximo respeto y consideración por vuestra parte”.