Formulario de búsqueda

Lola Barcelona “saca las uñas” contra el racismo

Compartir en:

Lola Barcelona “saca las uñas” contra el racismo

  • Comercializará un esmalte negro y destinará parte de la recaudación a ONGs que luchan contra la discriminación
  • La iniciativa denuncia los insultos al futbolista Borja Iglesias tras acudir a un entrenamiento con las uñas pintadas

La marca Lola Barcelona ha creado un esmalte negro mate llamado Black Fist (puño negro) en protesta contra el racismo y la homofobia, y cuyos beneficios se destinarán a ONGs que luchan por erradicar este tipo de ideologías.

Usuarios de Twitter han criticado al futbolista Borja Iglesias por pintarse las uñas de negro

El origen de la iniciativa se encuentra en los insultos recibidos por el futbolista Borja Iglesias tras acudir a un entrenamiento con las uñas pintadas de negro como símbolo de su denuncia a la discriminación racial.
La acción provocó multitud de críticas y comentarios despectivos por parte de algunos usuarios de Twitter.

Algunas personas lanzaron mensajes despectivos, no solo respecto a sus habilidades futbolísiticas o el acto reivindicativo en sí mismo, sino también en relación a su aspecto físico.

Lola Barcelona considera que nadie debería ser noticia por pintarse las uñas en 2020, ni siquiera un hombre. “Muchas personas le llamaron maricón, entre otras cosas, y nos indignó. Él sorprendió a todos diciendo que es su lucha contra el racismo y la homofobia y que, además, le encanta cómo le quedan. Ojalá hubiera más gente que hiciera lo mismo”, explica la marca en la descripción del producto.

Un pequeño gesto contra la discriminación

Por ello, además de comercializar el esmalte negro, la marca está invitando a la gente a pintarse las uñas de negro siguiendo el ejemplo del deportista y a sumarse al hashtag #SacaLasUñasContraElRacismo para visibilizarlo. El objetivo principal no es únicamente alzar la voz, sino también destinar fondos a las organizaciones que lideran esta lucha.

Movimiento contra la Intolerancia y FELGTB colaboran con la iniciativa

Así, por cada bote de esmalte vendido, Lola Barcelona destinará 1 euro a Movimiento contra la Intolerancia y otro a la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB). “Porque nadie debería sentirse discriminado por su color de piel o por decidir llevar las uñas pintadas”, subrayan desde la compañía.

La marca es consciente de que los hombres se encuentran a menudo con prejuicios por pintarse las uñas, lo que le ha llevado a querer ser un altavoz en pro de la normalización para que todas las personas puedan expresarse con libertad.
De esta forma, se suman al movimiento iniciado por el futbolista con la esperanza de que su pequeña acción pueda ayudar a quien desee pintarse también las uñas de negro.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Lola Barcelona (@lola_bcn) el