Formulario de búsqueda

Nuevo Liderazgo

¿Es bueno mostrar debilidad como líder?

28/10/2020 · 07:55

¡Disfruta de una nueva experiencia de audio interactiva para la tercera temporada de 80/20!

En este Episodio #58 sobre Nuevo Liderazgo participan:

  • Rodrigo Miranda, Managing Director y Partner en ISDI
  • Antonio Espinosa de los Monteros, CEO de Auara
  • Pablo González Ruiz de la Torre, Fundador de Trivu
  • Javier Guadiana, CEO & Founder de Reason Why
  • Natalia Marín, Managing Director & EIC de Reason Why
  • Manu Sánchez, Colaborador de Reason Why

Hablamos de Nuevo Liderazgo

Natalia Ti ti ri ri, ti ti ri ri...

Javier Muy buenas a todos y bienvenidos a 80/20, el podcast de Reason Why. Ya lo sabéis, en cuanto escucheis esta melodía es que esto está a punto de empezar y hoy vamos a hablar de liderazgo. O, por lo menos, vamos a intentarlo. La habéis escuchado, como siempre, dando la bienvenida, que es la que... Parece que soy yo el que da la bienvenida, pero no, es ella. Muy buenas, Natalia Marín.

Natalia Hola a todos. ¿Qué tal?

Javier ¿Qué tal Natalia? ¿Cómo te encuentras?

Natalia Pues mira, llevo como cosa de un mes con un tic en el ojo izquierdo que ahora mismo lo tengo y estoy hasta el moño. Os lo juro. Ese tic que te parpadea el ojo así... Pues, llevo un mes, de vez en cuando me da y ahora... Así que espero que se me pase en un rato.

Javier Eso seguro que si lo miras en Internet hay alguna solución o algo.

Natalia No sé. Es que del doctor Google no me fío mucho.

Javier Pero como vayas un médico y le digas se me mueve el ojo.

Natalia No sé, no qué es peor.

Javier Bueno, ya lo sabéis también, por supuesto, aquí a mi izquierda. Hoy no. Hoy viene muy formal y no viene con camiseta de Batman. No que le ha pasado. Nos acompaña Manu Sánchez. Muy buenas, Manu. ¿Cómo estás?

Manu Hola, muy buenas.

Javier ¿Qué tal, cómo te encuentras, Manu?

Manu Pues me encuentro con ganas. Hemos estado en el prepodcast y creo que hoy tenemos invitados, además hoy somos familia numerosa, tenemos bastante gente en la mesa y creo que puede quedar algo interesante, así que vamos a ver. Tengo ganas de ver si es verdad o luego al final se ha quedado todo en el prepodcast.

Javier Vaya, una expectativa brutal. Vamos a hablar de liderazgo. Tenemos a tres invitados con nosotros. Os presento rápidamente. Me vais saludando y luego ya os voy dando la palabra, porque si no, a ver que... Os iré mencionando de vez en cuando para que la gente se quede con ellos. Tenemos Rodrigo Miranda, managing director y partner en ISDI. Muy buenas Rodrigo.

Rodrigo ¿Qué tal? Muy buenas.

Javier ¿Cómo te encuentras?

Rodrigo Pues me encuentro fenomenal.

Javier Fenomenal es muy poquita cosa.

Rodrigo Poquita cosa, pero más que suficiente para de dónde venimos. La situación también está un poco de aquella manera, así que ya si quieres, sobre el fenomenal construimos luego.

Javier Venga perfecto. También nos acompañan Antonio Espinosa de los Monteros, CEO y fundador de Auara. Muy buenas, Antonio.

Antonio ¿Qué tal?

Javier ¿Cómo te encuentras?

Antonio Muy bien. ¿Y tú?

Javier Yo también muy bien. Genial, genial. Encantado de conocerte.

Antonio Igualmente. Bueno, ya nos hemos conocido en el prepodcast.

Javier Tienes toda la razón.

Antonio ¿Te he caído bien?

Javier Más o menos, no parpadeas mucho y eso me provoca cierto...

Antonio Además, te tengo en frente (risas).

Javier Bueno, seguimos. También nos acompaña Pablo González Ruiz de la Torre, fundador y CEO de Trivu. Muy buenas, Pablo.

Pablo Muy buenas tardes. Muchas gracias por la invitación.

Javier Oye te he presentado con primero y segundo apellido. ¿Es así?

Pablo Sí, sí. Todo completo.

Javier Vale, perfecto. ¿Cómo te encuentras?

Pablo Pues la verdad que muy bien. Creo que es miércoles hoy y entusiasmado de la vida, como siempre.

Javier MiércoleS para ti, para el que lo escuche será el día que sea.

Pablo El día que quiera.

Javier Efectivamente.

Manu La magia del podcast.

Javier Es la magia del podcast. Vamos a hablar de liderazgo. ¿Está muy de moda hablar de liderazgo? ¿O es que es más importante que nunca ejercer un buen liderazgo?

Pablo Bueno, la verdad que yo creo que de liderazgo se ha hablado siempre. Al final es cierto que seguramente a día de hoy, por una situación como la que estamos viviendo, con tanta incertidumbre, tanto derrotismo y tanta negatividad. Quizás ahora más la sociedad es cuando mira hacia arriba e intenta buscar referentes para saber qué hacer y por dónde tirar. Y seguramente por eso ahora tanto se habla de liderazgo. Creo que es una cosa que ya veníamos comentando hace muchísimo tiempo y nosotros que hacemos cosas de estas, la verdad es que de siempre. Es un tema que se ha hablado mucho, pero creo que lo peor, en los momentos más duros, es cuando más sale a relucir la importancia de tener gente en la que verte, o intentar verte reflejado, para ver qué puedes hacer. Al final buscas esos referentes, que llamamos líderes, y que es gente que te pueda dar una fama, generar certidumbre ante tanta incertidumbre como la que tenemos hoy.

Javier ¿Pero no crees que está muy de moda hablar de ser buen líder? Si en el entorno empresarial se habla casi como si eres jefe está mal visto. Es como una presión, quizá en exceso, y a veces se habla poco de cómo ser buen liderado. También deberíamos hacer un poco de hincapié en la importancia de ser un buen liderazgo.

Pablo Ya me vengo arriba como me digas esto.

Javier Antonio, cuéntame.

Antonio Yo creo que sí, que hay que aprender a ser un buen liderado, pero es que no está muy de moda eso de obedecer, eso de la humildad, de esas cosas no está nada de moda hoy en día. Y mola más decir que hay que liderar, que hay que destacar, que hay que ser mismo, que... Somos un poco narcisistas hoy en día y es más narcisista ser líder que ser liderado. Pero sí, yo creo que hay que volver a poner de moda esos conceptos de obedecer, qué cosa tan terrible.

Javier Qué cosa tan terrible.

Antonio Sin embargo, lo hablábamos antes. Lo importante de que los hijos obedezcan a sus padres.

Javier Efectivamente. Rodrigo, ¿qué opinas de todo esto? De esta introducción que hemos hecho.

Rodrigo Por alusiones, hablando de los hijos. Yo creo que hay un poco de eufemismo. Creo que al final no estamos llamando a las cosas por su nombre, hablamos de liderazgo como un concepto magnánimo y tremendamente relevante, cuando coincido también con Antonio y con Pablo, también tenemos que hablar de jefes, tenemos que hablar de gente que tome la última decisión, tenemos que hablar de decisiones incómodas y yo creo que también deberíamos hablar de otra cosa, que es cómo lideras tú, tu vida, que a veces estamos mirando hacia afuera cosas, que uno lo que primero tienen que plantearse es lo que ha hecho o lo que está haciendo en su vida para cambiar lo que es. Déjame añadir una frase, que además la tengo por ahí en mi perfil de Twitter.

Javier ¿Estás haciendo publicidad de tu perfil de Twitter?

Rodrigo No, porque no voy a decir quién es o cuál es mi perfil de Twitter o cuál es mi nombre y tal. Pero bueno, yo creo que la gente me busca a través de un maravilloso libro que luego os contaré (risas). Hay una frase de un escritor uruguayo. Eduardo Galeano dice "Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos". Y parece un trabalenguas y una cosa que te quedas ahí como medio rayado, pensando y tal. Pero es que en el fondo va de esto, es que en el fondo uno tiene que pensar qué hace para cambiar lo que es y no mirar hacia afuera para que los demás se lo digan. Hasta ahí puedo decir y luego seguimos.

Javier Luego seguimos. ¡Qué buena introducción! Natalia.

Natalia La verdad que sí. Yo, por aportar un poquito más leía Comunicación emocional, un libro hace poquito y hacía un símil bastante básico, pero a me dejó pensando con la película de los Minions, que los Minions sabéis que son estos personajillos amarillos simpáticos y que tienen una psicología bastante básica y siguen a Gru, el villano favorito hasta el final. Y cuando no es Gru y es otra personificación del mal, pues también. Porque los Minions no siguen a un líder en concreto, sino que siguen al mal en general. Y creo que en la sociedad actual pasa algo parecido con los líderes políticos, incluso con líderes de la sociedad civil. La gente necesita adherirse a determinadas causas y creo que hay puntos en los que no importa tanto que líder o qué persona esté al frente de esa causa, sino que es la causa en la que canaliza un poco la figura del líder. Y la gente, al final va un poco a medio ambiente. ¿Quién me habla de Medio Ambiente? Este, este y este. Pues sigo a estos, pero si mañana son otros da igual porque es la casa en lo que me importa.

Javier Es que somos los seres humanos, somos animales que necesitamos el liderazgo por biología. El liderazgo es necesario para nuestra evolución y por eso yo mencionaba, no por ser un poco también provocador, provocativo. No si es provocador, provocativo, las dos cosas.

Natalia Depende de lo que quieras decir.

Rodrigo Yo creo que provocativo tiene otro matiz (hablan todos a la vez). Para alguno le puedes parecer provocativo también.

Javier Luego hacemos una encuesta si quieres.

Rodrigo Luego seguimos sobre eso.

Javier Yo por provocar el tema, porque ese punto a siempre me ha dado un poco de urticaria. Pero como inicio de sarpullido, cuando cuando leía cosas de cómo ser un buen líder, las diferencias entre jefe y líder, como esa guerra fría entre empleado y empleador, que parece que es inevitable que bastara con nosotros de por vida. Y nadie tiene el valor de decirlo. No vamos a hablar de cómo ser un buen liderado, porque siempre va a haber más lideratos que líderes. Eso es una cosa inevitable y muchas veces no es el líder el que hace bueno al equipo. De hecho, probablemente sea el equipo el que hace bueno líder y hay muchos casos... Y cada uno debe estar viendo un ejemplo.

Manu Pero creo que no es ni uno el que hace bueno al otro, ni el otro el que hace buen alumno. Son conjuntos de personas que coinciden en un objetivo, puede ser en término laboral o en otros, o en un término deportivo donde sea, que al final las dos cosas se retroalimentan. Entonces, me parece injusto, pero voy a poner un símil. Es el futbol. Con el futbol... puedes tener 11 jugadores buenísimos, los 11 mejores del mundo y al final como grupo no haya alguien que los líderes, que puede ser un entrenador o puede ser uno de los jugadores.

Javier Pero como el equipo no quiera, por muy bueno que sea el entrenador, no tira.

Manu Exactamente.

Javier Y por muy bueno que sea el equipo, si.

Manu Me estás dando la razón.

Javier Sí.

Natalia Qué bueno este momento.

Javier Eso de casi siempre no es verdad.

Natalia Pero llevaros bien hombre.

Javier Si nos queremos, en realidad.

Natalia En el fondo, ¿no?

Javier ¿Te parezca atractivo, provocativo?

Manu Mucho (risas).

Javier A me interesa, vosotros habéis hecho un estudio con LLYC sobre los líderes del futuro y el lenguaje. ¿Hasta qué punto es importante? ¿Qué conclusiones sacamos de este estudio? Cuéntanos un poquito y vamos a introducirnos en materia.

Pablo Bueno, la verdad que el estudio es bastante interesante porque utilizamos técnicas de análisis del lenguaje y de la propia forma que tiene nuestra generación de expresarse, de hablar, de comunicar lo que somos y lo que hacemos para entender las principales diferencias con respecto a los líderes de hoy. Y si que es cierto que es curioso, porque una de las cosas que a me llama la atención es que aparentemente hay muchas conclusiones. Una de ellas, que me llama mucho la atención, es cómo parece que la forma que tenemos de expresarnos hablamos mucho del colectivo, de nosotros como grupo, como conjunto de personas, como generación capaz de todo y más. Y es curioso, porque yo, joe, con 26 años luego lo pienso y creo que sí, que somos una generación muy conectada, muy todo lo que quieras, pero en muchos puntos también, desgraciadamente, muy individualista. Y sin embargo, cuando analizamos, y esto tienen que ver con lo que hablábamos antes, de liderados y líderes, habrá que ver hasta qué punto la inmensa mayoría de la gente joven, luego también utiliza ese concepto de colectivo de todos juntos, de unidad, de potencia generacional que somos, porque es lo que ha salido al analizar esos líderes. Pero yo no si luego eso al bajarlo y al democratizarlo a mucha, mucha más gente, es exactamente igual. Esto no un tema de liderazgo. Esto es un tema de responsabilidad. Al final el tema es que no tengo un buen líder. Muchas veces la forma de echar la mierda al de frente (risas), es que tiene que hacer esto el que estaba por encima mía y no yo. Y yo creo que esto es como la frase americana, que es lo que tiene que hacer mi jefe por o no,. Que es lo que puedo hacer yo, no por mi jefe, sino por el equipo en el que estoy.

Javier ¿Cuál es la frase americana?

Pablo Que puede hacer Estados Unidos por mi, sino que puedo hacer yo por Estados Unidos, Algo así era.

Natalia Estoy de acuerdo y depende del momento. Además, cada uno no...No tienes por qué tenerlo en una tarjetita impresa, en un papel o en la firma del email quién eres tú, qué te define.. Esa etiqueta habrá veces que apliqué y habrá veces que no y no pasa absolutamente nada y es una cuestión de iniciativa y de responsabilidad y compromiso, efectivamente, que hoy en día en las empresas, cuando el líder a lo mejor en ese momento no está. Al que se etiqueta y al que se reconoce públicamente como líder, no está. tienes que tomar la iniciativa, la voz cantante en ese momento y tirar a lo mejor de compañeros, o de un proyecto en cuestión y dar la cara y el do de pecho por la situación en pro de unos objetivos comunes.

Rodrigo Para es un tema de pereza. Sinceramente creo que cuando la gente empieza a pensar, empieza a hablar, como decía Pablo, es que mi jefe no que, mi jefe no cuántos. Hay pereza por dar un paso adelante. Y, sobre todo, la pereza viene ligada mucho a las costumbres educativas que hemos tenido en el mundo general, en España en particular, que han sido tremendamente serviles. Hemos encontrado a alguien que nos ha dicho lo que tenemos que estudiar, lo que tenemos que aprender, por contaros una curiosidad de mi trabajo en el día a día, en ISDI, en muchos de los programas hago entrevistas de admisión y cuando me viene algún posible candidato para un programa que me dice que no sabe lo qué hacer en su futuro me encanta, porque ya es un primer paso, o sea, el no saber qué hacer ahora para tu futuro es un primer paso de por lo menos sé, que no se nada. A partir de ahí ya podemos construir. Pero cuando la gente ni siquiera se hace ese planteamiento, cuando la gente ni siquiera se da cuenta que se está quejando de una situación, cuando a lo mejor esa persona podría estar haciendo otras cosas en otro lugar, en otro sitio. Ahora mismo hay plataformas mundiales donde puedes poner tu talento al servicio de cualquier compañía en el mundo. Tú, si te estás quejando en una charla de café de tu jefe, que te está separando de poder prestar tu talento a nivel mundial en cualquier lugar, un clic. ¿Por qué no lo haces? Hazlo. Y deja de quejarte, joder (risas).

Manu Pero porque al final lo que te...

Javier Podrías tirar unas folios, pero no tienes, pero voy a tirar yo unos para que suene pum.

Manu Habría que hacer un efecto de sonido, así como (sonido golpe pegajoso).

Pablo Eso ha sonado a otra cosa...(risas). Entre provocativo y eso... Bueno no lo voy a repetir.

Rodrigo Lo interpretás todo tan mal, eh (risas).

Manu Por reorientar un poco esto...

Javier Es que nunca hemos contado que, en esta temporada cuatro todavía, que tu, dentro de tus cargos dentro del programa es hacer los sonidos.

Manu Sonidista de la radio de los años 20. Dale, dale. Y.

Manu No, quería decir que creo que hay muchas veces que centramos más esfuerzos en buscar excusas que en buscar soluciones a los problemas, porque muchas veces al final creo que el sistema hay veces que hay que intentar buscar una solución y la caga, que pasa muchas veces. Por intentar buscar una solución y la cagas y no se le premia, incluso se le castiga. Que pasa, que es más fácil decir no, es que no me habías mandado eso a tiempo, es que no tenía tal. Me faltaba este documento y no pude hacer nada. Igual porque te falta una cosa puedes hacer el 90% y esperar a tener eso. Es algo que lo vemos en muchas situaciones, en el entorno laboral, en el día a día. Cada día nos encontramos con estas situaciones. Yo, por ejemplo, cuando veo gente de mi equipo, de otros equipos, son de las cosas que más valoro. La persona que ante un problema es capaz de al menos intentar buscar otra forma de solucionarlo, porque si no siempre vas a encontrar barreras, y más ante la incertidumbre en la que nos encontramos.

Javier Es que estamos al final, mencionabamos antes el tema de los hijos, hablaremos de ello, pero hablamos de las etiquetas. Estamos educados durante muchísimos años. Será así como está mencionando, Manu. Al final entras a una empresa para que te digan lo que tienes que hacer. Es verdad que la proactividad surge, pero te educan desde el principio para que aceptes que alguien te va a tener que dirigir y que probablemente tienes que ver a esa persona casi como un enemigo. La sociedad nos está durante muchos años marcando un rumbo que luego salir de allí es muy complicado. Tenemos que entender que son muchos años de machaque la etiqueta el jefe.

Rodrigo Si yo, por contaros una historia un poco más personal, yo nací en Chile, me vine a España cuando tenía 6 años. Como veis, tengo un acento chileno espectacular.

Natalia Aquí tienes un mexicano también.

Rodrigo Ves, ahí había...¿Cómo se llama esto?

Javier Proactividad.

Rodrigo Convivo con una persona que es mi tío, por temas familiares y demás, y mi tío era tremendamente sindicalista. Entonces, los mensajes que yo he tenido desde niño y desde adolescente era precisamente la dificultad y lo complicado que era como proletario el tener una relación con el capital, con el jefe, con quien decide y con quien no decide. Yo lo personificó un poco en mi tío, para otro montón de cosas, obviamente la educación que me dio fue maravillosa, pero bueno, pues recuerdo mucho conversaciones con él en las cuales muchas generaciones en este país y quizá ahora menos, porque el movimiento sindicalista ha ido decayendo a lo largo del tiempo, pero en algún punto se mantiene. Nos han inculcado un poco esta historia. Tenemos aquí a Antonio y Pablo, maravillosos emprendedores, aquel que el que el que emprende y que el empresario, que el que se juega su dinero es algo malo porque se está jugando su dinero para que, para enriquecerse, no para generar empleo.

Javier Hemos tenido que cambiar la palabra. Estaba tan estigmatizada, que ya no le hemos podido llamar empresario, le hemos tenido que llamar emprendedor. Y dices yo llevo diez años con la empresa y sigo siendo emprendedor, que está muy bien decir que eres emprendedor y de por vida vas a tener que decirlo, pero fíjate que hasta hemos tenido que cambiar la palabra. Antonia asentia, casi no te hemos dejado hablar. Tienes todo el tiempo para ti, pero antes te voy a pedir un minuto, te voy a dar, ofrecer un minuto de publicidad que nos cuentes qué es Auara, que haceís en aguara.

Antonio Pues nos dedicamos a llevar agua potable, a personas que no la tienen, en países en vías de desarrollo. Esa es la misión de la empresa y la particularidad que tiene el proyecto es que no financiamos los proyectos con donaciones y subvenciones, sino vendiendo productos. Nosotros somos una empresa social y el cien por cien del beneficio que generamos vendiendo productos aquí en España lo invertimos en nuestros proyectos de acceso a agua potable en países en vías de desarrollo. Y también lo que intentamos es que haya mucha coherencia entre oye, intentar tener un fin social a través de nuestro modelo de empresa social, pero también lo que hacemos aquí, cómo hacemos los productos, la cadena de valor, cómo los comunicamos, etcétera. Intentamos innovar mucho en esa línea. Hemos lanzado la primera marca de agua en Europa fabricada con botellas de plástico cien por cien reciclado. Ahora hemos lanzado la primera marca de refrescos del mundo, que son ecológicos, de comercio justo y funcionales.

Javier ¿Vais en avión?

Antonio No y no iremos nunca porque no es muy sostenible el avión privado.

Javier Qué buena respuesta, oye lo tenía todo preparado y la respuesta ha sido muy espontánea. ¿La tenías preparada por si acaso?

Antonio Bueno, es que es el pitch, eso de que si te subes al ascenso algún día (risas)

Javier Bueno, venga mos con el tema del liderazgo. ¿Cómo lo ves? Porque la has clavado en un minuto te iba a costar, pero lo dejo así. Me has caído bien.

Antonio Lo estoy notando. Yo lo que estoy un poco hartos de la queja, de la queja constante. Yo creo que lo habéis hablado un poco y la sociedad de la queja es una sociedad que no va a ningún sitio y a me enerva. El tio deja de quejarte porque si, puedes tener problemas, pero eres el 1% de la población mundial más afortunada desde el punto de vista del acceso a posibilidades materiales, deja de ser. No voy a decir barbaridades, pero abre un poco los ojos. Sal de tu burbuja. Deja de pensar que eres un desgraciado porque hay gente con más dinero que o porque hay gente que vive una casa más grande que tú, o porque hay gente que vive en un barrio mejor que tú. Deja de pensar que el mundo está contra ti y empieza a pensar en todas las cosas que tienes, que son todas un regalo porque no te has ganado ninguna. Seguramente a me hace mucha gracia. Esto es muy de líder también, eso de que a no me han regalado nada en la vida, yo me lo he ganado todo a base de trabajo. Pera haber idiota. Si te han regalado el 99,9% y luego has hecho algo fenomenal, pero si es que hasta las manos que tienes te las han regalado. No, no las has construido tú. Entonces, la cultura de la queja yo creo que es muy terrible, es muy destructiva y estoy un poco de acuerdo en que viene un poco de la educación. Quizás ahora esta generación millennial nuestra. Pues viene un poco de haber tenido todo fácil e inmediato siempre, nunca se nos ha dicho que.

Javier Autobús con aire acondicionado wifi.

Antonio Claro, claro.

Javier Para mi es el ejemplo claro de que ya somos millonarios. Además es que yo, total, lo digo mucho en muchas ocasiones. Como ya somos millonarios, ya no hay necesidad de serlo porque ya lo somos y lo somos todos. En el momento en que cogemos por un euro un autobús con aire acondicionado wifi, además yo soy un poco mas millonario que los demás porque vengo al trabajo andando, con lo cual.

Antonio Eso es ser millonario, eso es ser más millonario que...

Javier Pero en realidad lo que estás diciendo tiene todo el sentido y tiene toda la consecuencia, ¿no? El hecho de no haber tenido una necesidad real.

Antonio Es que esto de inmediato ahora. Quiero mandar un mensaje al otro lado del mundo y llega inmediatamente, quiero una hamburguesa y esta en 15 minutos en casa, quiero hacer la compra y está en media hora.

Pablo Quiero una novia, quiero hacer algo esta noche con alguien de cualquier sexo y me cuesta.

Antonio Una aplicación del móvil. Entonces no valoramos que las cosas cuestan trabajo, que la vida está llena de frustración y que si quieres conseguir cosas que merecen la pena en esta vida tienes que currárselo y no siempre es fácil. Y eso es una lección que los millennials nos cuesta un huevo aprender. A el primero. Es un generador de frustración brutal.

Javier Y hablando de frustración, ¿hasta que hasta qué punto crees que LinkedIn tiene un poco de responsabilidad en todo esto?

Antonio Porque LinkedIn ahora sí..

Natalia Ha surgido (risas).

Javier No ¿sabes por qué? Pues porque al final tal cual, lanzado, porque cuando te frustras, muchas veces te frustras por no tener lo que tiene otro, como estabas mencionando. El eterno problema de la clase media, que tiene la capacidad de poder mirar por encima de la vallita, cómo funciona la clase alta. Como lo estás constantemente viendo, el postureo que estamos trasladando del liderazgo que, siempre, en la comunicación que tienes con un líder a la vez que puedes, salvo que le conozcas personalmente no, pero la posibilidad que tenemos de saber cómo es el día a día de un CEO o de un emprendedor, de una persona en un puesto directivo, de una persona con responsabilidad o con una posición de liderazgo cuando lo cuenta en sus redes sociales. Y fundamentalmente lo hace en LinkedIn. Y en ese momento llega ese máximo y ese auge del postureo, donde se inventa completamente cómo es su vida, cómo es su proceso, su razonamiento. Hoy he hecho esto y todo siempre mencionamos como el resultado en un proceso de reflexión que ha sido maravilloso y nunca ha sido difícil, frustrante, deprimente y agobiante. O sea, no escucharás a alguien que dice joder estoy agotado, he tenido un problemón en el curro. No te imaginas. Un par de personas han hecho exactamente lo contrario y con un cliente tengo miedo de que se me vaya. Yo nunca he visto una publicación de ese tipo. Siempre es el éxito que he tenido, donde he salido, en qué ranking estoy, en qué momento en el que cuantas ventas he cerrado. Enhorabuena a mi equipo. Y luego en personal no les hablas.

Pablo Yo es que tengo tengo varias máximas y una de ellas es que la vida es una mierda, así que búscate una que te guste. Joder, entonces estamos todo el día con el tema del happy flower de la realidad. Pero joder con todo esto de que hay que ser felicidad, felicidad, felicidad, felicidad. ¿Pero qué es ser feliz? Y, sobre todo, con esto del liderazgo. Pues yo creo que ni nada más feliz en la vida que acostarse todos los días sabiendo que has hecho lo que querías hacer y que toda la mierda que tenías que solucionar, en mayor o menor medida, la hass afrontado te la has comido, como tenías que hacerlo. Yo estoy muy cansado...Sobretodo, cuando escuchó el tema del emprendedor, empresario. Estas cosas, todas estas movidas, pero joder, es que lo difícil que es en este país montar una empresa, digo, tu eres tonto. Si lo peor... O mejor dicho, lo más fácil es montarla. Si lo jodido, lo que viene después, te parece jodido ir al notario, prepárate para lo que viene después. Gestionar de la noche a la mañana todo. El problema es que generamos en la gente no si una expectativa, pero una ilusión de que esto de emprender es, por supuesto, una forma de vida que yo la recomiendo y yo la tengo y la vivo así, pero que es dura de cojones. Es que esto es muy duro en el día a día, muy, muy duro, y te tienes que comer muchas cosas, aguantar mucho, sufrir mucho y pelear. Y eso parece que está mal visto. Es de pringaos tener que aguantar según qué cosas. Y yo creo que eso es al final la vida, tener que pelear, darlo todo y sobre todo, que te dice: no hay que cambiar el mundo. Cambia tu mundo y el mundo cambiará.

Manu Pero no con un anuncio en LinkedIn que diga tu propio jefe.

Pablo Por supuesto (risas).

Antonio A me salen en YouTube unos gurús espectaculares que casi te podría reproducir el anuncio. Dicen ¿estás cansado ya de trabajar 8 horas al día en una oficina, en un lugar en el que no quieres y para alguien que no te gusta? No sabes lo que es ser Trafficker, ¿verdad? Te voy a enseñar el empleo del futuro. Puedes trabajar desde donde quieras. Mírame. Ahora estoy en Tailandia y con cuatro horas al día podrás ganar un sueldo de cinco cifras. A partir de ahora, con mi podcast, sólo por 100 euros al mes, te enseñaré todos los secretos para ser libre por fin.

Javier Brutal.

Pablo La cualidad oculta.

Javier Hay posibilidades de que se hagan posturas, que lo haya locutado él, lo haya vendido y ahora esté fingiendo que (hablan todos a la vez).

Javier Efectivamente, hay unos gurús que....

Pablo Yo hay una cosa que recomiendo también para los gurús, y sobre todo para los hijos de los gurús.

Rodrigo ¿Para los hijos de los gurús? Sí, hombre, hay una cosa también interesante en todo esto que de vez en cuando hablo con gente de mi edad. Ya empezamos con el rollito del que tengo 46 y ya empezamos a tener 46, 50 y además hijos, hijas y demás con edad de merecer de 16, 14 y 18 años y no son capaces de ponerse a trabajar. Yo siempre recomiendo a los chavales, a las chavalas, nos pongamos a trabajar cuanto antes. Yo empecé a trabajar aquí en España repartiendo pizzas en Telepizza de O'Donnell. Cuando llevas dos años repartiendo pizzas los viernes y los sábados, y tampoco voy en rollito, yo me echo a mismo. No, no estoy hablando de esto. Estoy hablando de que cuando estás repartiendo pizzas en enero lloviendo te das cuenta de donde no quieres estar en el futuro y te das cuenta de lo que significa ese trabajo. Entonces, yo creo que también, y eso ha pasado ahora con la pandemia. El tema de artículos de dignificación de la cajera, que gracias a las cajeras aplaudirla a las cajeras, porque gracias a ellos estamos aquí. Lo que merece la pena también es que no sólo lo veamos en estos momentos, que sepamos qué significa hacer este tipo de trabajo y a veces se nos caen mucho los anillos. Y coincido contigo cuando dicen en LinkedIn, el que probablemente esté poniendo eso en LinkedIn, es que no ha repartido una pizza en su vida o no ha movido una silla o atornillado una estantería en su puñetera vida. Y eso te pone en tu lugar.

Javier ¿Sabes qué pasa? Estamos utilizando mucho el tema de los hijos porque al final no dejamos de ser ejemplo para otras generaciones constantemente. No hace falta que sean hijos, simplemente que sean más jóvenes y te mueves, como decíamos, por lo que ves que otros hacen. crees que es lo que hay que hacer y así nos vamos moviendo. En otro podcast que mencionaba Natalia, creo que lo mencionabas con Marcos de Quinto, cuando hablabas de la ausencia de líderes.

Natalia Espirituales.

Javier Efectivamente, la crisis de la religión a día de hoy ha desaparecido. Ya no existe el líder... Ya existe la figura de Jesucristo. No quiero decir que el cristianismo haya desaparecido ni muchísimo menos. Lo que quiero decir es que, como líder de tu día a día, la importancia que tenía la religión antes era un peso mucho mayor el que tiene a día de hoy.

Manu El papel vertebrador de la sociedad que tenía en España hace 50 años no es el de ahora, desde luego.

Javier Gracias Manu por verbalizarlo mejor que yo. A partir de ahí, luego llega otro líder, que digamos el líder político, el líder político que acaba desmebrandose en una demagogia.

Rodrigo Pero es el reflejo de lo que somos.

Javier Claro, pero sabes lo que pasa, que también desaparece el líder político. Entonces, ¿qué líder te queda? Dirías tus padres, pero cuando tus padres siempre están ahí, tu reflejo, tus padres mayores, que cuando tus padres son tan poquita cosa comparada con todo el acceso a la información de otros referentes que tienes: influencers, redes sociales, Instagram, cómo es la vida de otras personas... Por eso mencionaba el tema de LinkedIn, porque al final todos nos seguimos educando constantemente. Yo para mi y digo cómo hace Elon Musk para ser Elon Musk, dejas de... mismo te sigues viendo como un referente a otra persona por muy arriba que estés, no porque yo esté arriba, sino por muy avanzada que lleves la vida. Entonces se empieza a complicar todo el modelo de liderazgo de una manera absolutamente, para mi, devastadora. Es muy, muy complicado el poder trasladar un sentimiento de trabajo a alguien. Yo por qué tengo que trabajar, si conozco a, sin conocer a 50 personas que sin currar son millonarias, son felices, son súper inteligentes y les va la vida de maravilla.

Antonio Además, hay una crisis para que viene de muy profundo, que es la crisis de la jerarquía. O sea, ya no está bien visto que haya una persona que sea lo que decíamos. La palabra jefe está mal vista, la autoridad está mal vista, entendemos que la autoridad es opresora y desde esa lógica el liderazgo entendido como se entendía desde el punto de vista de un liderazgo religioso o político, ya la gente no le encaja porque directamente tiene una connotación peyorativa. Es como si eres jefe o eres líder, en ese sentido, automáticamente eres de alguna forma un tirano que va a oprimir a la gente y al final eso es lo que genera yo creo son sociedades absolutamente desmembradas y personas que no tienen referencias en la vida para poder progresar. Yo pienso mucho que a me molaría de alguna forma, el día de mañana si tengo hijos, en vez de mandarlos a la universidad, mandarlos a un sistema tipo, el del medievo, cuando la gente iba con el maestro a aprender...(risas) Que si, que si le mandas con un tío, que es un súper especialista en algo y que le va a enseñar una forma de vida completa, a trabajar, pero no no enseñarle conocimiento del medio.

Javier Supuestamente ese tendrías que ser tú.

Antonio Como padre, pero que luego antes se aprendía de otra forma, no se aprendía del maestro, se aprendía del mentor y ahora es como que a esa jerarquía se ha diluido totalmente.

Javier Me llega a la mente una entrevista que hicimos hace muchísimos años a Pancho Pérez, de 8bits, Pancho Pérez me dijo una cosa que me impactó, digo ¿por qué funciona tu método? Me dice porque es que antes, tardabas x tiempo en aprender inglés lo que fuera. Pero es que necesitamos transmitir al estudiante un acortamiento entre el esfuerzo y el resultado, porque si le dices a alguien que en una semana va a conseguir un resultado, vas a obtener menor venta que si le dices que la va a conseguir en un día. El sistema habitual nos decía que en un mes ibamos a conseguir el resultado. Antes estabas mencionando Antonio, en dos años vas a conseguir. le dices a alguien dos años... Yo no quiero nada en dos años. Yo quiero alg en dos minutos.

Manu La paciencia ha desaparecido.

Javier Ha desaparecido completamente, pero 8B se fundamentaba en eso. Es decir, yo te doy el resultado inmediato de que ya desde el primer día vas a obtener resultados. Fue lo que él me dijo y me impactó muchísimo.

Manu En cuántos sitios se ven en la publicidad, resultados inmediatos, etcétera. Pero vamos más allá. Todo esto también viene muy movido por las propias comunicaciones. Antes, cuando emitías una comunicación, no esperabas una respuesta inmediata. Ahora sí, a cualquier tipo de comunicación no tienes una respuesta inmediata ya... Algo pasa, bien sea un mensaje en Teems, sea un WhatsApp, o sea, cualquier otra forma de comunicación. Entonces, eso también ahí, de alguna manera se transmite en la paciencia que tenemos ante todo. Y creo que esto por ligarlo un poco al tema de hoy que estamos hablando, que no nos ven a hablar de la paciencia. Recuerdo que veníamos a hablar de liderazgo.

Javier ¿Y lo estamos haciendo Natalia?

Manu También falta paciencia con los jefes o líderes, porque muchas veces que hay proyectos empresariales que requieren un tiempo para llevarse a cabo y tal. Y hay falta mucha paciencia porque hay veces que se quieren los resultados en el momento. Y veo aquí arias manos levantadas.

Javier Has tocado hueso.

Natalia No, es que estaba pensando "El pequeño libro de los grandes cambios" que os recomiendo es ese libro Chiquitito negro Debolsillo, que tiene un montón de elearning y de enseñanzas. Hay un apartado que habla precisamente de la toma de decisiones y creo que ahí es un campo en el que la paciencia tiene un rol muy importante y nos estamos dedicando al podcast, a la paciencia, pero creo que es una cualidad en valor que tiene que tener un líder o una persona que se dedica a la toma de decisiones. Y abro aquí el melón de este tema, porque en ese apartado del libro sobre la toma de decisiones, da varios consejos de cómo puedes tomar mejores decisiones o cómo practicar un poco este proceso. Y coge un learning de Ignacio de Loyola que el decía que para tomar una decisión o te estás decidiendo entre dos o tres cosas, lo que sea. Te comportes durante tres días como si hubieras elegido una de ellas, anotes lo que sientes, lo que piensas, cómo te estás moviendo y luego hagas lo mismo con la opción contraria. Si tienes una más, pues así. Al final la decisión se te dilata un montón en el tiempo.

Pablo Es el inventor del startup (risas).

Rodrigo Eso se lo recomendaron a un amigo mío, en el caso de su divorcio con su mujer.

Natalia ¿Y qué pasó?

Rodrigo Que acabó tomando la primera decisión diciendo voy a simular como si estuviera divorciado. Le gustó y acabó divorciándose. Ni siquiera explorço la segunda alternativa que era haberse quedado cómo estaba.

Natalia Qué fuerte.

Rodrigo Me los has recordado cuando lo has dicho. Yo en general intento evitar cualquier vinculación alrededor de la famosa palabra esta de la retención. Vamos a retener el equipo, vamos a retener al talento y demás.

Javier No he conseguido encontrar un sinónimo.

Pablo ¿Para qué quieres un sinónimo de eso? ¿Por qué hace falta? ¿Para qué vas a retener a la gente?

Manu O al menos mantener.

Rodrigo Cualquier palabra que le pongas es negativa. Retener, mantener.

Pablo Pero no con la metáfora del amor el tema de dos personas no se juntan, si los dos no quieren. Pasa igual entre una empresa y el talento también. Así, si te compensa esa relación, pues al final sigue igual. Es un tema de enamoramiento.

Rodrigo Buena parte de la etimología de la palabra fidelizar me quedo con ella.

Javier Es que no sabes la de vueltas que le he dado yo hace poco para un reportaje decir cómo hacemos esto de métodos para retener el talento y decía Dios mío no quiero retener talentos, que no quiero.

Rodrigo Una persona que te hace anuncios y una persona que te saca la palabra más insospechada de cualquier cosa. Sigo con el tema. Me recordaba lo siguiente con el tema de retener y no si habéis jugado al fútbol, baloncesto o cualquier deporte.

Javier Profesional. Varias veces.

Rodrigo Alo que voy es cuando estás entrenando a un equipo, por ejemplo, de chavales jóvenes. tienes a ese equipo un año. Ese equipo entra en septiembre y acaba en junio. ¿Qué tienes que hacer como responsable, líder, entrenador del equipo? Sacar el máximo partido de ese equipo durante nueve meses, sabiendo que en junio ese equipo se desmonta y se va. Es decir, que a veces también pensamos con que el líder tiene tiempo, no, el líder tiene nueve meses para demostrar resultados. Con un equipo que no conoce, con un equipo que no sea el que haya elegido. En muchos de los casos, vemos en el fútbol también algunos que son significativos, pero a partir de ahí tienen que intentar sacar resultados. Con el tema de la paciencia y tal... Bueno, ya habeís hablado la metodología lean. Hay cosas también que te permiten ir viendo dinámicas y resultados relativamente rápido, sin tener excesiva paciencia a la hora de "no voy al segundo" Ni estoy en el segundo, ni estoy en los tres años, pero también hay unos plazos y unas cosas que podemos intentar mover de otra forma.

Pablo Yo hay también otro melón y me pasa a mí, no sé si como líder lo que sería para mi equipo. Pero bueno, lo que me toque ser. ¿Cuánto tiempo un líder tiene la responsabilidad de gestionar el entusiasmo, la alegría, la emoción de su gente? Yo, y lo veo en la gente con la que trabajo fuera también, dedico más tiempo a gestionar la insatisfacción que la ilusión. Más tiempo a gestionar la desazón y la queja no qué, que la propuesta y el ver cómo hacemos. Más tiempo a gestionar, que la gente no se desilusione a impulsar a que la gente siga hacia adelante. Somos seres humanos insatisfechos por naturaleza y la gestión de eso es agotadora.

Javier Quiero agradecer públicamente. Primero porque yo no en muchas ocasiones lo he sentido y porque en alguna ocasión, hace un par de años, tuvimos una tertulia con emprendedores y fuera de micros, uno de ellos súper éxitoso y demás me dijo: Javier, mi 90% del tiempo soy psicólogo.

Natalia Eres un coach emocional.

Javier Y me dice es que delante de micros queda muy mal. Joder macho, es que es exactamente lo que tienes que hacer, lo contrario.

Pablo Pero es que seguimos con las cosas de que queda muy mal decir las verdades como puños, seguiremos como estamos. Entonces, que yo la verdad que lo pienso y joe, dedico tanto tiempo que, por supuesto, que luego es enriquecedora. Lo que queras, pero la cantidad de tiempo que dedicamos a gestionar la insatisfacción de la gente es tremenda y sobre todo es muy agotadora, porque además, la función de un líder o el trabajo de un líder es, además, siempre va a ser el más desagradecido, porque cuando hagas lo que hay que hacer es tu trabajo. Pero cuando la cagas, ¿cómo puedes haberla cagado? Es difícil y esto está muy ligado con el tema de la paciencia, uno, y también de entender que las cosas llevan tiempo. O es que vivir a golpe de clic está bien y abre un mundo de posibilidades para todo el mundo, pero también que hay que entender que la vida es tiempo y que esto no es una carrera de quién llega antes, sino quién llega mejor. Esto afecta a todos los ámbitos de la vida. Es una carrera de fondo y esto a veces se nos olvida. "Mañana". No, es que a lo mejor para la semana que viene está bien y no te vas a morir. Y esto se nos olvida.

Javier Yo lo que pienso es que dentro de trabajar, que puede ser que te guste trabajar, a me flipa trabajar. Yo siempre estoy de vacaciones, pero dentro de que puede ser que el trabajo no te guste o que no te guste lo suficiente, o que a la hora de elegir preferirías hacer otras 70 mil cosas antes que currar. Una parte de frustración que con la que siempre vas a convivir. ¿Qué es lo que pasa? Que hay otras compañías, tu estás hablando, eres fundador de una compañía que está empezando, que tiene una trayectoria que no es lo mismo que una compañía como Microsoft, como el gran Microsoft. Ahí hay frustración. Es un nido de frustraciones. Es una comunidad de frustración. Son miles de personas frustradas haciendo cosas. Eso es lo que es. Pero a nadie le importa gestionar la frustración. Primero, porque hay un logotipo enorme, que vale muchísimo, y que ya se encarga el suelo de gestionar la frustración por el equipo. Es verdad que habrá gente, obviamente, y yo no estoy quitando mérito a la gente de recursos humanos ni a todas las Chief Happiness Officer, ni desde luego que es importante. Pero claro, es que no es lo mismo formar parte de una empresa centenaria o que lleva 80 años, 70 años, los que sea. Que tiene una proyección y tiene una proyección mental en la gente que está adentro, que asume la frustración como parte de su trabajo y que no se lo asigna nadie, se le asigna el logotipo. No es que así son las cosas en Microsoft. Microsoft, no quiero daros caña, pero ahora cambio con otro, cualquiera al que queráis, pero cuando es una startup, una empresa pequeña eso ya no lo trasladas al logotipo.

Pablo Es que no hay tiempo que estar frustrado.

Javier El que está frustrado lo traslada al jefe. Mi jefe es un cabrón. Mi jefe lo está haciendo para putearme. Mi líder no es suficientemente líder. Es un egocentrista. Es lo que quieras. Es decir, la frustración no se canaliza de la misma manera. A en alguna ocasión eso me ha provocado a mí, cierta frustración de decir es que quiero transmitir algo que igual no estoy sabiendo conseguir transmitir.

Pablo Yo creo, fíjate, yo creo que hay un punto importante y yo esto lo he reflexionado bastante y llevo un año y medio yendo al psicólogo por una cosa que me pasó el año pasado.

Rodrigo Alá, lo que ha dicho, lo ha confesado, me encanta que la gente de verdad. Yo también estoy yendo.

Pablo Tremendamente orgulloso. Y a mi me ha cambiodo la vida no sólo personalmente, sino profesionalmente, porque yo me siento con todo por delante, por hacer y mejorar... Mucho mejor en muchos ámbitos, y eso se traslada a mi función como lo que tenga que hacer en mi equipo. Y es curioso porque joe, dedicamos muchísimo tiempo y se prevé o se espera que un líder sea un gran escuchador de la gente, que empatice, que esté ahí siempre pendiente. ¿Pero cuánto tiempo dedica un líder a escucharse a uno mismo? Esta es la clave, porque al final cuántas de las decisiones que tomamos, cuántos de los comentarios que hacemos, cuántas de las cosas que decimos están marcadas por cómo nos sentimos sin ser conscientes desde donde estamos sintiendo. Y yo creo que el trabajo de consciencia y de autoconsciencia, de entender quiénes somos y dónde estamos y desde dónde hacemos y decimos las cosas, es crítico.

Natalia Esa felicidad, cuando llegas por la mañana a la ofi, das los buenos días y alguien te responde yo genial, y tú. Ese momento dices Wow, aquí algo está pasando. ¿Qué ha desayunado esta persona esta mañana? Y eso no debería ser así. Se cierra un poco el círculo de lo que comentábamos al principio, cuando el líder no tira, en caso de que asumamos que tiene que haber una persona que sea la que tire siempre la misma y la llamemos líder, cuando esa persona no tira, quien tira. Cuando el líder no está en condiciones, quién se encarga de que eso funcione y que se vaya hacia adelante. Quién cuida un poco del líder, quien escucha un poco al líder, quien le pregunta al líder "Oye cómo estás, qué necesitas, qué puedo hacer por ti. Eso también es bonito que ocurra.

Javier Es que además va muy al pelo con lo que estamos mencionando de cuando reconoces que lo estás pasando mal. Habéis mencionado el psicólogo, que no tiene por qué estar pasándolo mal, simplemente que necesitas.

Natalia Hablar y que te esuchen.

Javier Y que te ayuden, que sea un poco tu guía de lo que hablábamos.

Rodrigo Pero que tienes que estar pasándolo mal.

Antonio A veces lo pasa de culo también.

Rodrigo Claro, es que qué pasa por decirlo. Lo estoy pasando mal. En el ámbito profesional. Si. En el ámbito personal también. Voy al psicólogo, sí. Nos cuesta decir una serie de cosas que esta sociedad de la felicidad a tope. No.

Pablo Y que según la edad no nos hace menos, nos hace estar más vivos. Es que esto también es parte del tema, que parece que un líder tiene que ser perfecto, tener respuesta para todo y ser capaz de reaccionar ante todo. Oye que no es malo decir no tengo ni idea, espérate que me informe y vuelvo, no pasa nada. O sea, no se es menos por no tener la respuesta. Lo que es menos es cuando dejas de hacerte las preguntas adecuadas. Ahí que te empiezas a empobrecer, pero no saber la respuesta te hace humano, es que no tiene nada de malo.

Javier Completamente.

Rodrigo Por comentar un poco el tema de los lloros y demás, a veces con gente que tengo más confianza en el equipo. No tio es que tal cualquier cosa, yo siempre WhatsApp, Móvil, tal, te voy a llorar un poco. A mi depende cómo me pille le digo, tu lágrima mañana va a ser más grande que la de hoy. No. Pues entonces dimelo mañana. Si me vienes con que me vas a llorar, vale, guay, yo te escucho. Como decias antes de escuchar y tal. A lo mejor ahora es que no estoy preparado para escucharte. Entonces, si esto no va a cambiar tu vida ni hoy ni mañana, venga mañana. Vamos.

Javier Con el tema de los lloros. Y que lo has mencionado. Porque yo decía, no tienes porque estar sufriendo para ir al psicólogo, pero también obviamente puedes estar sufriendo para ir y desde luego no está mal sufrir.

Rodrigo A ver perdona, es que con esto me pongo muy nervioso. Es que sufrir forma parte de la vida. Es que es la paradoja vital es.

Javier Pero que no es necesario.

Pablo Sueles empezar a raíz de un acontecimiento duro que te marca. Al final esto es como el que va al gimnasio fatalmente gordo y dices ostras, ahora es momento de ir.

Natalia Hay un detonante.

Pablo Hay un detonante siempre.

Javier Sino la parte del psicólogo, quizás más que la parte del coach, que a lo mejor también tiene algo de psicología, que vas sin tener que estar sufriendo o sufriste ya no sufres y sigue siendo. Lo que quiero es quitar... Desestigmatizar el hecho de asistir, independientemente de que también intentemos destigmatizar el hecho de sufrir. Ambas cosas son válidas. A partir de ahí, lo que yo digo es ¿por qué no lo ponemos más encima de la mesa? Y si podéis contar un poco vuestro caso personal o vuestra reflexión al respecto de cuando el líder sufre, si es tan en solitario, como se dice siempre. Es decir, el líder es la figura más solitaria porque nadie está con él en esos momentos.

Antonio Yo creo que al final, cuando sufres solo si analizas el porqué está sufriendo solo, suele tener que ver con tu ego y a veces nos escudamos en no es que el equipo no puedo desmotivarles y... Si confías en tu equipo, les compartes estas cosas y le haces más fuerte. Y si a tu equipo no le haces más fuerte cuando le compartes estas cosas, que no tienes el equipo que deberías tener. Y a me ha pasado yo creo que puedo hablar de esto, pero porque he pasado por la miseria de sufrirlo y yo he pasado por una depresión este año, entre enero y junio, y de hecho lo publiqué en tu querido LinkedIn y fue básicamente culpa mía. O sea, yo tengo una componente que es endógena, que viene de familiar, de los genes y hayqq puedo hacer poco, pero luego hay otra parte que es añadido a la presión de tener un equipo, de tener una empresa, de el estrés, de la ansiedad que te genera, la forma en la que yo lo he canalizado y lo he gestionado. Y tiene mucho que ver con encerrarte en ti mismo, porque al final, en el fondo lo que pasa es que te crees la leche y no quieres que nadie te vea mal. Te crees cojonudo y te crees absolutamente imperturbable. Y de repente, cuando te estás cayendo y cuando estás hecho polvo por dentro, te pones una careta brutal para que nadie lo sepa, porque en el fondo lo puedes esconder y puedes decir que no quieres desmotivar a tu equipo...No, en el fondo lo que quieres es que te vean así y eso te hace cada vez más débil. Eso te hace cada vez estar peor y eso hace que acabes petando y es peor para ti y para tu equipo, para toda la gente que te rodea. Y eso no solo aplica al ámbito profesional y a la empresa, eso aplica al ámbito familiar, a tu relación con tus amigos, con tu familia. Al final, cuando eres una persona que se cierra y no expresa estas cosas te las tragas, te las comes y acabas machacado tú. Con lo cual yo creo que, en la medida en la que eres capaz de generar un entorno profesional de trabajo en el que sin perder la profesionalidad seas capaz de abrirte tú, consigues también que la gente se abra contigo. Y eso es una magia impresionante. Porque a me ha pasado desde que empezaba a hablar de esto más abiertamente y lo he reconocido, y la gente en cuanto lo escucha te das cuenta de que en España la mitad de la gente va al psicólogo y el 30% pasa por una depresión. Y entonces, hace seis meses yo pensaba que era un tío muy raro y era el único que pasaba por ahí. Y es lo que le pasa a la mayoría de gente que puede estar pasando por una depresión o por un trastorno de ansiedad, que se cree que está sola porque como nadie lo reconoce y todo el mundo vive en el mundo de yupi, de Instagram, del maquillaje y los filtros, sólo enseñamos una parte de la vida que es mentira, pero luego la gente detrás de la careta está hecha polvo muchas veces. Pero claro, como nadie lo reconoce, el que lo está pasando se cree que está solo y entonces se siente más solo. Todavía se siente peor todavía y eso le machaca más. Y es la magia, es reconocer que te ha ocurrido reconocer que has estado mal, reconocer que has pasado por ahí y de las personas que tienes enfrente un porcentaje muy alto. Automáticamente se te abren, te lo cuentan, se alivian y con el mensaje de LinkedIn, por ejemplo, ha sido espectacular, ha tenido un montón de repercusión. Y es que yo no puedo dar a basto en responder mensajes de personas que te agradecen porque están pasando por una situación similar, porque... Es muy bonito porque sólo que una persona haya podido escribir un mensaje desahogándose y reconociendo y teniendo ese momento de libertad para sacarlo, pues ya es muy terapéutico y hace mucha falta quitarse las caretas. Llevamos demasiadas caretas, es un coñazo, es cansado, es falso, es hipócrita y creo que tenemos que hacer un poco de ejercicio. Me encanta porque lo estamos haciendo un poco.

Javier Sí, sí, efectivamente, lo estamos haciendo.

Natalia Yo en esta empresa, abrí un melón y ahora nos reímos todos y es súper divertido, pero hasta que lo abrimos yo lo pasamos un poco mal porque yo tengo TOC. Tengo varios tocs, pero principalmente con el tema del orden y lo conté, un día lo conte. Me dije a misma nada, simplemente surgió un día y no con quién en la ofi me abrí, lo dije, yo es que tengo TOC y no puedo ver un cajón abierto. Si me dejas el cajón abierto, me pongo enferma. No puedo, cierrame el cajón, por favor, te lo pido. Y ya con la coña de los Tocs ya vamos todos como abriéndonos un poco y cada uno ha ido contando un poco el TOC que tiene, una con las líneas de la mesa que tienen que estar todas horizontales en vez de una vertical y no cómo. Es como la gracia. "Uy eso es un toc, ahí te veo yo un poquito de toc". Y hemos como normalizado la conversación en torno al trastorno obsesivo compulsivo y te das cuenta de que el resto de la gente también lo tiene y lo has estado sufriendo en silencio y contarlo y hacerlo natural es mucho más bonito y efectivamente une y genera ese vínculo humano que al final somos personas aquí conviviendo ocho o diez horas diarias y cada uno tenemos nuestra movida. Yo me acuerdo una época, hace cosa de un año, que pasé una serie de períodos de ansiedad bastante frecuentes, hasta que ya un día, hablándolo con mi persona de confianza, esa persona me dijo cuéntalo, o sea, díselo al equipo. Ahora mismo estás mal, no? Pues siéntate ahí en la sala de reuniones, uno con uno y dile Oye, mira, hoy no me encuentro bien, tengo ansiedad. No si alguna vez has experimentado un episodio de ansiedad, pero es una cosa horrorosa. De repente tengo ganas de llorar. Siento que el corazón se me vacía. Es una sensación horrorosa y lo estoy pasando hoy y estoy aquí. A lo mejor me voy a casa, a lo mejor no, pero bueno, ya veremos. Te lo digo para que lo sepas. Y es lo que decía Antonio. Eso luego hace que esa persona has depositado la confianza en él o en ella para contarle algo tan íntimo que después eso hace que esa persona se abra contigo y el día que le preguntas, oye estás bien, ¿qué te pasa? Te cuente pues mira, lo dejo con mi novio. Y eso a lo mejor antes, si no rompes un poco esa barrera, no hubiera ocurrido. Estoy totalmente a favor y me encanta también que lo estemos comentando aquí. Superhumano.

Rodrigo Yo estoy flipando desde la emocionalidad que estamos teniendo hoy. Sinceramente, no me lo esperaba ver estar tocando con esa sinceridad estos esos temas. Estamos hablando de liderazgo imperfecto porque parece que, como decías, todo es perfecto, todo es maravilloso, no. Es mentira.

Antonio Liderar es una buena mierda. Liderar es una mochila infame, es un peso terrible, genera ansiedad, estrés, muchos líos, mucha inseguridad y a me encanta y lo cojo y lo abrazo, pero está lleno de mierda y yo entiendo que la gente se quiera quitar de en medio. Entonces hay que desmitificar las cosas, hay que llamarlas por su nombre y quitarles el adorno.

Javier Y luego también humanizarla y reconocer cuando uno es humano, que tiene sus debilidades. Lo que habéis dicho. No hacer esto. Es la primera vez que lo hago. Es la primera vez que me enfrento a esta situación. Constantemente nos pasa, me pasa todos los días que me enfrento a algo nuevo. Es imposible que sea todo siempre igual. Si eso es así, como pasé más de dos días que todo es exactamente igual o tres días, dices algo malo estoy haciendo. Esto no va bien. Y es verdad que uno tiene que reconocer muchas veces sus carencias en la parte, en la parte táctica, en parte de hacerlo, que vas aprendiendo cómo ejecutar el trabajo, cómo verbalizar las cosas para ayudar a tu equipo. Lo que decíamos, motivar y gestionar la frustración. La tuya propia, como cuidarte a ti mismo también para estar al estar al máximo y poder ya no solo por el equipo, por ti mismo, por la empresa, por tu visión, por tu proyecto y luego ya no sólo las carencias tácticas, las carencias humanas. Y es que en esto soy un poco más débil. Aquí fallo, es que...

Rodrigo ¿Cuántas veces lo hemos dicho siendo pequeños? Yo, por el rollo que llevamos vale. Yo llevo a mis hijos a un colegio con educación emocional, donde se sientan a las nueve de la mañana, hacen una asamblea y se encuentran emocionalmente como están primero. Primero el continente y luego el contenido. Si un chabal está mal porque ha tenido ayer una movida con sus padres... Lo dice en la asamblea, la profe lo sabe, el resto del equipo de la clase, lo sabe también. Hoy contigo, tranquilo si ayudarte tal, porque ayer tuviste una movida en casa. Nunca hemos hecho eso en los colegios y lo llevamos a las empresas ahora. No pasa

Javier Es que es duro porque muchas veces tampoco podemos culpar a la persona que no lo está haciendo por el punto que hablábamos antes, de la educación que tiene esa persona y de lo que ve normal. A me ha pasado, hemos tenido muchas personas en el equipo en estos últimos 10 años y no con todas ha salido bien y en algunas ocasiones hemos tenido que hacer algún despido que no ha sido agradable. A nunca nadie me ha preguntado después qué tal estás y muy probablemente a la otra persona sí que le han preguntado. Por qué es lo lógico, porque es lo normal, porque es natural. Pero preguntarle al líder, al jefe, al emprendedor, al empresario. ¿Qué tal estás? Después de esto, qué ha pasado. Ya no el beneficio de la duda de si tienes razón, tienes razón en lo otro o la otra. Da igual. Qué tal estás. No se le puede preguntar. Por qué...

Natalia Porque se presupone que vas a estar bien.

Javier O porque no puede estar mal o porque preguntárselo yo está mal. O porque ni siquiera me importa, porque es normal que no me importe como esté. Es muy loco el tema.

Pablo Hay un tema importante de la sensibilidad y lo que decíamos antes del no poder fallar, no. Yo creo que en este país el ser sensible parece que eres menos. Eres como poco, que tiene poco, poca garra, poca capacidad de hacer y la sensibilidad no deja de ser un tipo de emoción más y un tipo de inteligencia, sobre todo porque al final la gente sensible. Yo soy un tio extremadamente sensible que además luego está el tema de si eres tío, a dónde va siendo sensible por la vida, o quién te has pensado que eres.

Antonio La sensibilidad es una fortaleza.

Pablo Es una inteligencia que hay que saber gestionar como cualquier otra.

Antonio Puede ser una gran fortaleza de la persona.

Pablo Y que hay que saber gestionar bien, porque si no te puede destrozar y llevar por delante. Y luego también esto que decias de los líderes. Es cierto, lo que dices del qué tal estás. Estoy seguro que yo si que me pasa muchas veces en mi vida, que me hubiera encantado que me hubieran dicho ese qué tal estás. Pero también yo me hago un poco ahí el mea culpa. Y ojo. Pero cuánto provocó que la gente no me provocó que me pregunte, qué tal estoy, cuando yo a mismo me esfuerzo estar bien siempre porque tengo que ser el líder y estar perfecto. Entonces la gente dice este tío está perfecto todo el día y no le afecta nada. Para qué le voy a preguntar qué tal está. A me pasó durante el estado de alarma, yo me acuerdo que durante la semana entera, de lunes a viernes, que tenía que trabajar para sacar adelante todo con mi equipo, desde nueve de la mañana hasta las doce de la hora que hiciera falta y llegaba los viernes, yo no lo he dicho nunca y me rompí a llorar hasta el sábado que me levantaba porque estaba agotado de tener que haber estado venga, podemos, podemos salimos adelante. Pero claro hay días que decía no salimos o no lo vamos a conseguir. Y no podía decir por qué. ¿Por qué no lo podía decir?

Rodrigo Hay un punto de representación también. Cuando estás llevando un equipo, que cuando eres un poco la afiliación, la que en la que los demás miran. Hay un tema de teatralización y eso también hay que asumirlo. Entonces eso, el poder responder con sinceridad cuando...

Javier ¿Pero te das cuenta lo loco que es lo que acabas de decir?

Natalia Estas todo loco Rodrigo.

Javier Y piensa lo que acabas de decir. Hay un punto de teatralización como parte de tu actividad. ¿Eso se enseña? ¿Eso se explica?

Rodrigo Pero eso se aprende, se aprende.

Javier ¿Hay una asignatura, que la vida te dicen oye, por cierto, el día que emprendas necesitas esto y tienes que ser un poco actor en unos contextos?

Manu Es de la vida, si tienes hijos pequeños y se te muere el perro, tienes que fingir que a ti no te ha molestado tanto que se muera el perro para no transmitirles la misma pena que tienes. Es algo que es intrínseco al ser humano.

Rodrigo ¿Y eso es bueno?

Manu No digo que sea bueno.

Natalia También imaginaos mapreduce una empresa en la que estuviéramos todos contándonos las penurias y todo es fatal y todo el problemón. Hay que mantener un (hablan todo).

Pablo Un punto medio. Pero yo creo que desde el reconocer cómo te sientes, actuar. Lo que no puedes es obviar cómo te sientes y tomar decisiones fingiendo que estás bien, lo que no puedes hacer. Esto por supuesto que no puedo ir a una vida de mentalismo y derrotismo que hay que hacer.

Natalia Tampoco dramatizar. Y aquí cito a Javier. Javier me enseñó a una frase y nos enseña internamente una frase que creo que todo el líder y todo, todos, somos líderes. En algún momento, como decía antes, me repito cuando tienes un problema. Y esto puede aplicar a cualquier tipo de problema más grande.

Javier ¿Me estas citando?

Natalia Te estoy citando, Javier Guadiana, todo el que trabaja en ReasonWhy o ha trabajado en Reason Why lo sabe y lo comparto con la audiencia. ¿Qué es lo primero que tiene que hacer una persona cuando le llega un problema? La respuesta más habitual es.

Javier Detectarlo, reconocerlo.

Natalia No hacerlo más grande. Simplemente con eso, ya tienes un trecho del camino súper superado.

Javier Sabes que nunca nadie me ha respondido. No lo he conseguido todavía que alguien a la primera me diga eso.

Natalia Pues bueno, a ver si con esto que ya hemos hecho público aquí ayudamos a algunas personas.

Javier Pues fíjate qué importante es reconocerlo está bien, es correcto. Reconocerlo es un paso importante. Asumirlo, contarlo, analizarlo bien. Lo primero, lo primero. Fase 1. No hacerlo más grande que muchísimas veces somos expertos en lo primero, hacer a Dios mío ha entrado una abeja. Voy a coger este jarrón de mi abuela que tiene mil años y lo voy a tirar contra la pared a ver si la mato.

Rodrigo O te añadiría otra que es, no hacerlo más grande,pero preguntarle a alguien más. ¿Puedes decidirlo tú, puedes solucionarlo tu? Solucionalo tú. Si me preguntas a mí, tengo más criterio que tu, capacidad de que tu, experiencia que para decidir mejor que tú: o no. Sino decidirlo y equivocate tú, no traspases el problema a otra persona.

Manu Es cambiar el problema de sitio, pero el problema sigue ahí. Probablemente más grande.

Javier Quiero agradecer a Natalia que me ha citado, no me habia citado nunca nadie y (aplausos).

Manu Una de las cosas que comentaba Pablo el tema de ser más sensibles. Que es algo que yo creo porque tendemos siempre... Hay una tendencia a pensar que a todo lo más joven que llega y tal, hay cierto... No desprecio, pero que hay veces que se trata un poco con una actitud no tan buena. Y esto es una de las cosas que si que tienen generaciones que están viniendo ahora, que son generaciones que están hablando, son mucho más sensibles. Hay cosas que a lo mejor dices siendo más... Además siendo un hombre, de 60 años, no te esperas que un hombre de 60 años sea sensible. Seguramente los chavales que tienen ahora 15 años, cuando tengan 60 años, van a ser mucho más sensibles que los hombres de 60 años de ahora y no de los 60 años.

Javier Está claro que hay que luchar siempre contra contra las etiquetas.

Pablo Bueno, discrepo en parte. Yo no sé si las nuevas generaciones vienen más preparados en cuanto al saber sentir y saber expresarse. De hecho, creo que todo lo contrario. Yo creo que mi abuela se expresa infinitamente mejor, que lo que expresa mi hermano con 16 años, 17. Entonces, yo no si... Lo que decía antes. Rodrigo, el tema de sentarte a explicar y decir cómo te sientes. Lo trabajá al colegio de tus hijos, que de verdad enhorabuena, porque yo en mi colegio, en mi vida, me han preguntado "Oye, ¿tú cómo te sientes?" Vaciamos otras cosas, pero luego esa no. Y yo creo que esa es la base de todo. Yo tengo mi principal preocupación es esa. Las generaciones que vienen y me incluyo también. ¿Hasta qué punto dedicamos tiempo a conocernos y a querer entender cómo nos sentimos? Porque creo que no es todo lo que deberíamos. Bajo mi punto de vista.

Manu Estoy de acuerdo en que todo lo que deberíamos, pero creo que es más lo que tenían la mejor generaciones anteriores.

Pablo Antes no te podías expresar también.

Natalia Claro, pero ahora las ventanas en las que nos expresamos tienen un aura de postureo que tampoco te permiten decir hoy tengo ansiedad, entonces es todo la pescadilla que se muerde la cola.

Javier Ojo, qué buen punto del que has hablado de las ventanas en las que nos expresamos. Un líder, o un emprendedor que se pueda comunicar mejor con su equipo por escrito o por chat que en persona, porque no tenga una habilidad social y dices hostia, que puede ser un buen líder. Pero es que no puede hablar contigo porque me da pánico hablar en público más de dos personas o no se verbalizarlo. Yo conozco gente, más jóvenes que escriben de puta madre en Instagram se escriben un post brutal ahí como super filosófico y luego hablas con ellos en persona y les cuesta terminar una palabra con sujeto verbo predicado y cómo le pidas un complemento ya es imposible. Y es que me estoy imaginando "espera que te quiero decir una cosa" y ponerte a escribir enseñando la pantallita. Por Tinder puedes vacilar y quedar como a ver qué emoticono ahora que esto va a ser lo que esto lo revienta. Luego tienes que quedar con esa persona. Son dos contextos distintos. Si te dedicas constantemente a abrir una relación o a mantener una relación vía chat, luego te va a costar más hacerlo en persona.

Rodrigo Lo hemos experimentado todo. Yo creo que cuando llevas tres meses de pandemia y otro confinó, te das cuenta que hay gente en la que tú, en la interacción personal veías que que tal. Y resulta que en online, en Slack, en el Trello y tal; en las herramientas que utilicemos para gestionar los equipos. De repente pega tres saltos arriba porque se comunica mejor, porque se aprecia mejor, porque es más abierto, porque se convierte en un community manager de su vida. También hay un puntito de community manager dentro del propio líder de las compañías, que también hay que estar ahora y hay que estar también ahí. Antes era como no, yo hablaba y decía y tal en las reuniones, ahora no. Tienes que estar metido en Slack de una compañía.

Javier Qué buen aprendizaje ese, a un líder, el saber con quién sería mejor tener una reunión y con quién es mejor expresarlo por escrito y con quién es mejor una llamada. Ya no es como tus tres mejores. Tenemos una llamada, la voy a llamar. No es que esta persona es mejor tratarla por Slack. Esta persona es mejor tratarla por email. Fíjate que buen aprendizaje. Bueno, llevamos un pelín más de una hora de podcast, me lo he pasado fenomenal, espero que lo hayaís pasado bien.

Rodrigo ¿Eso significa que terminamos? No hombre. Seguimos.

Manu Pero si tenías prisa.

Javier Me da una rabia brutal tener que parar el podcast, pero nos comprometemos con la audiencia que van a tener una hora de podcast y me gusta comprometerme porque luego se lo ponen. De hecho nos pasó una vez que nos dijo una chica "oye, me habéis fastidiado porque tengo una rutina de entrenamiento y no termino el podcast y me quedo en los últimos siete minutos sin escuchar." Nos lo escribió un día.

Pablo Que siga entrenando más.

Javier Natalia creo le dijo eso.

Natalia Corre un poco más, muchahca.

Rodrigo Yo creo, perdona que interrumpa, pero esto pinta para una segunda parte.

Javier Bueno, pues no eres el primero que nos lo ha pensado (risas). Esto de segunda parte.

Natalia Bueno, yo lo que me digas .

Javier Lo apuntamos.

Antonio La verdad es que esta guapo estos pocast sobre psicología que organizáis la verdad es que molan (risas).

Javier Ves lo que te decía al principio, vamos a intentar hablar de liderazgo, no cómo acabará luego el tema. Que yo creo que de liderazgo hemos hablado, pero de otra manera diferente a como pensaba la audiencia que íbamos a hacer, y cómo pensábamos nosotros que íbamos a hacerlo. Qué interesante lo que ha surgido aquí.

Natalia Super.

Javier Muchísimas gracias por acompañarnos. Y lo dicho, nos vemos en el siguiente podcast. Ádios.

 

Una reflexión sobre el lado más humano del líder

Se habla mucho del buen líder, cómo debe ser, qué rasgos tiene, qué debe transmitir..., pero ¿y el liderado? Aunque esté más estigmatizado, el empleado también debe aprender a ser y estar. “No está muy de moda eso de obedecer y mola más decir que hay que liderar, que hay que destacar... Somos un poco narcisistas hoy en día”, comenta en este Podcast Antonio Espinosa de los Monteros, CEO de Auara. Y es que la figura del líder está de moda, pero ¿qué ha sido del jefe? ¿Del empresario? Estos términos se han estigmatizado tanto que hemos tenido que transformarlos. Nos han inculcado de generación en generación que el jefe es el malo y que siempre habrá una guerra fría entre el trabajador y él. Tanto es así, que ahora hablamos de emprendedor, una figura que en redes sociales como LinkedIn parece que no sufre, no tiene problemas, solo comparte historias de superación, logros y éxitos. Parece que la sociedad ahora no nos da el derecho a estar mal.

Otra de las partes que un líder debe gestionar son los sentimientos de su equipo en materia laboral. “Yo dedico más tiempo a gestionar, que la gente no se desilusione, a impulsar, a que la gente siga hacia adelante”, reconoce durante el podcast Pablo González, Fundador de Trivu. La cultura de la queja está instaurada y no se habla de la difícil gestión que el líder tiene que hacer para cargarla sobre sus espaldas, porque el líder no siempre es fuerte y no hay nada de malo en ello. Psicólogos, depresión, trastornos o ansiedad... Los líderes, evidentemente, también son humanos.

En este episodio reflexionamos sobre la parte más realista del liderazgo:

¿Hay que aprender a ser un buen liderado?
¿Es bueno mostrar debilidad como líder?
¿Pide ayuda el líder para que su equipo le apoye?