Formulario de búsqueda

Estas son las nuevas herramientas de Google para que los ciudadanos reduzcan su impacto ambiental

  • La tecnológica ha anunciado nuevas funcionalidades para luchar contra el cambio climático en el día a día
  • Muchas herramientas se activan hoy en Estados Unidos y llegarán a Europa a principios de 2022

En septiembre del año pasado, Google estableció un nuevo compromiso corporativo respecto a su impacto en el medio ambiente renovando sus políticas de sostenibilidad. Operar con energía libre de carbono las 24 horas del día o reforzar su inversión en energías renovables son algunas de sus metas a alcanzar para el año 2030. También lo es invertir en tecnologías para ayudar a personas de todo el mundo a tomar decisiones sostenibles.

El objetivo es facilitar que los usuarios aborden el desafío del cambio climático

Siguiendo este propósito, la tecnológica ha dado a conocer una nueva serie de herramientas enfocadas a facilitar y allanar el camino para que los consumidores aborden el desafío apremiante del cambio climático y pongan en marcha soluciones efectivas en su día a día para reducir el impacto de su actividad y consumo. “El cambio climático ya no representa una amenaza lejana, sino que nos afecta cada vez más en el ámbito local y personal”, señalan desde la multinacional. “Las empresas no somos las únicas en preguntarnos qué se puede hacer para proteger el planeta, sino que cada vez más ciudadanos también se hacen la misma pregunta”.

Así, Google ha anunciado la activación y desarrollo de nuevas funcionalidades que permitirán viajar y comprar de manera más sostenible, trazar rutas más ecológicas para sus desplazamientos o mantenerse actualizados con información y datos de fuentes autorizadas, como la Organización de las Naciones Unidas. “Es parte de nuestro objetivo de ayudar a mil millones de personas a tomar más decisiones sostenibles de aquí al 2022”.

Sostenibilidad en compras y viajes

Gran parte de las nuevas herramientas están enfocadas a tomar decisiones con mayor criterio sostenible, especialmente en lo que respecta a la elección de vuelos y alojamientos. Así, a partir de hoy y en todo el mundo, Google Flights proporcionará información sobre las emisiones de carbono, lo que contribuirá a que el usuario conozca las emisiones por asiento de cada vuelo y encuentre rápidamente los vuelos menos contaminantes.

En lo que respecta a la reserva de hoteles, se mostrará información sobre su compromiso con el medio ambiente, como la reducción de residuos, las medidas de conservación del agua o las certificaciones Green Key o EarthCheck.

En cuanto a la compra, la compañía se ha propuesto ayudar a los consumidores a realizar adquisiciones más respetuosas con el entorno, empezando por los electrodomésticos, principales focos de consumo energético en los hogares. Así, al buscar productos con un elevado gasto energético, como hornos, lavavajillas o calderas, la pestaña de “Shopping” en Google Search permitirá limitar la búsqueda a las opciones más eficientes y ecológicas.

Desplazamientos más conscientes

Al igual que muchas compañías y autoridades públicas, Google considera que el uso del transporte privado es una de las actividades cotidianas que más emisiones generan. Con el objetivo de reducir el empleo del coche, Google Maps indicará por defecto la ruta menos contaminante, siempre que la hora estimada de llegada sea similar a la de la ruta más rápida. Es una funcionalidad que está disponible desde hoy en Estados Unidos y que lo estará en Europa a principios del año que viene.

Con esta medida creemos que se podrá evitar cada año más de un millón de toneladas de emisiones de carbono (lo que equivale a retirar más de 200.000 automóviles de la carretera). Además, al reducirse el consumo de combustible, los conductores ahorrarán dinero”, apunta la compañía en su blog corporativo.

Y al igual que con los electrodomésticos, la compañía desea aportar su grano de arena para que los automóviles en circulación sean más ecológicos. Así, el buscador facilitará la búsqueda de vehículos híbridos y eléctricos, así como la comparación de precios con los modelos de gasolina o la búsqueda de posibles descuentos. Estas opciones se implementarán en Estados Unidos en lo que resta de año, y a partir de 2022 en otros países.

No obstante, Google Maps también se está reforzando para incluir otras fórmulas de transporte alternativas a las convencionales. Así, la aplicación incluirá funciones de navegación más sencillas para los ciclistas -la navegación ligera- y simplificará la búsqueda de bicicletas y patinetes compartidos en más de 300 ciudades del globo.

Del mismo modo, tal y como da a conocer la compañía, los esfuerzos también se han centrado en la investigación de la aplicación de inteligencia artificial en la mejora del funcionamiento de los semáforos. Google ha estado llevando a cabo una prueba piloto en Israel para predecir las condiciones del tráfico y hacer que los semáforos funcionen de manera más eficiente, registrando una reducción del 10-20% tanto en el consumo de combustible como en el tiempo de espera en los cruces. “Estamos entusiasmados con el potencial de este sistema y ya hemos entablado conversaciones para utilizarlo en Río de Janeiro y otras ciudades”.

Una nube más limpia para las empresas

Google también ha presentado medidas enfocadas a reducir el impacto de la actividad tecnológica de las empresas, como Whirlpool, Etsy, HSBC, Unilever o Salesforce, tratando de ofrecer soluciones en la nube más limpias. Así, entre otras medidas, dentro de su servicio Google Cloud, la tecnológica ha incluido el impacto medioambiental entre las variables a la hora de escoger una región en la que ubicar sus recursos en la nube.

Opción sostenible en Google Cloud

El objetivo de todo este esfuerzo es que elegir la sostenibilidad resulte más fácil. Son decisiones que, tomadas una por una, pueden parecer poco relevantes, pero si las multiplicamos por todos nuestros productos suponen grandes mejoras”, explica la publicación firmada por Sundar Pichai, CEO de Google y Alphabet. “Es lo mínimo que podemos hacer para evitar las peores consecuencias del cambio climático y seguiremos buscando nuevas formas de ayudar a través de nuestros productos”.