Formulario de búsqueda

Así ha impactado el Coronavirus en la experiencia de empleado, según Guudjob

Compartir en:

Así ha impactado el Coronavirus en la experiencia de empleado, según Guudjob

  • Según Guudjob, la experiencia de empleado ha mejorado un 1,8% respecto a 2019, con una nota de 3,31 sobre 5
  • El feedback y el perfomance son las áreas peor valoradas y en las que más se necesita trabajar

El impacto económico del coronavirus en nuestro país ha agravado el temor de los españoles a cambiar de entorno laboral. Y es que los efectos de la pandemia, tanto a nivel nacional como internacional, están transformando no solo las necesidades de las empresas, sino también las expectativas de los empleados.

La incertidumbre respecto a lo que va a pasar en los próximos meses en relación a la crisis económica ha hecho que la fuerza laboral española se vuelva más cauta. En este sentido, el 59,2% de los profesionales afirman que no abandonarían su empresa actual aunque otra compañía les ofrecieran un 20% más de su sueldo, según se desprende del "2º Estudio de experiencia de empleado en España", elaborado por Guudjob. La investigación fue realizada entre mayo y junio a un total de 2.650 profesionales pertenecientes a 890 empresas españolas de 18 sectores diferentes.

La crisis del coronavirus ha revalorizado la flexibilidad y la conciliación

El informe señala que el coronavirus ha supuesto una vuelta a los básicos, un duro golpe para las prioridades de la pirámide de Maslow, provocando que la seguridad laboral y la salud cobren más importancia que antes de la pandemia. Del mismo modo, la flexibilidad y la conciliación son ahora valores reales fundamentales para impulsar la motivación y la satisfacción del empleado.

Y es que los trabajadores son uno de los 4 pilares de crecimiento y desarrollo para una compañía, como ya apuntaron Kaplan y Norton en su modelo de gestión de negocios. Y son, a su vez, una de las P del marketing, ya que las Personas son un activo para la organización que ayuda a vender más y mejor.

En este sentido, Guudjob ha identificado 6 módulos que engloban 25 variables clave para impactar en la experiencia de los profesionales, como se puede observar en el siguiente gráfico interactivo. Así, el estudio apunta que el índice de la experiencia ha mejorado un 1,8% frente al año pasado, pero hay determinadas áreas que se necesitan trabajar, como el performance o el feedback.

Áreas clave a trabajar para mejorar la experiencia

Como se puede observar, el feedback y el performance son las áreas de experiencia peor valoradas, pero cuestiones como la comunicación o el reconocimiento también son áreas que las compañías deben potenciar para lograr una mayor satisfacción y motivación entre los miembros de sus equipos.

  • Comunicación interna: los profesionales le conceden una nota de 3,28 sobre 5, ya que solo el 13,6% de los encuestados creen que su empresa genera una buena imagen hacia fuera y el 14,5% creen que la comunicación interna es excelente. Además, el informe señala un déficit a la hora de escuchar las necesidades de los empleados y ofrecer canales de comunicación para resolverlas.
  • Productividad y performance: recibe una nota de 3,03 sobre 5, una variable que crece a raíz del teletrabajo implantado como consecuencia del coronavirus haciendo que el 27% perciba su empresa como flexible. Sin embargo, hay carencias en lo que respecta a planes de formación constante, la detección de talento interno o los sistemas ágiles de evaluación del desempeño.
  • Compromiso: cuenta con una valoración de 3,41 sobre 5, favorecido por la conservación de los puestos de trabajo (ERTEs) ante la crisis o el miedo al cambio en un momento de incertidumbre. Casi el 20% de los empleados consideran su experiencia en la empresa como muy buena y el 19% están muy felices.
  • Feedback continuo: es el área peor valorada con un 2,91 sobre 5, pues solo un 9% de los encuestados afirman que sus supervisores o compañeros les indican dónde pueden mejorar. La distancia durante la emergencia sanitaria y la ausencia de herramientas de feedback han llevado a este indicador a su nivel más bajo.
  • Cultura y valores: a diferencia de la anterior, es la mejor valorada con un 3,51 sobre 5, aupada en la colaboración durante el confinamiento. No obstante, continúa siendo un área de mejora ya que el 24,9% de los empleados se identifican con la misión de la compañía y solo un 14,7% consideran a su empresa transparente.
  • Reconocimiento: los españoles le conceden una nota de 3,32 sobre 5, a pesar de que las empresas limitan el reconocimiento a acciones puntuales y concretas y de la brecha considerable en la percepción de hombres (30,5%) y mujeres (23,9%).

Las variables que afectan a la experiencia

Tras analizar hasta 25 variables que son consideradas clave para que la experiencia de los trabajadores sea excelente, entre las que se encuentran el feedback, la formación, el clima laboral o los valores corporativos, el análisis apunta que la remuneración continúa siendo el aspecto más valorado por el 67,8% de los españoles, a pesar de experimentar una caída del -6,2% respecto a 2019. Así, los profesionales consideran que el salario debe ser justo, en base a competencias y experiencia laboral.

La flexibilidad es la variable que más peso adquiere en la experiencia de empleado

Por su parte, la flexibilidad laboral (55,7%) experimenta la mayor subida en cuanto a relevancia desde la crisis sanitaria del coroanvirus, consolidando el teletrabajo como una modalidad que determinará el futuro de las empresas. El horario y los días libres también son factores que influyen en la percepción de la flexibilidad laboral, especialmente entre los trabajadores presenciales.

A pesar del descenso del -3,5% respecto a 2019, trabajar en un buen ambiente y con un buen equipo se afianza como la tercera variable clave para una buena experiencia de empleado para el 55,5% de los trabajadores, mientras que la posibilidad de promoción dentro de la empresa (43,4%) se sitúa en cuarta posición.

 

La experiencia según sexo, edad y tamaño de la empresa

No obstante, el peso de estas variables cambia atendiendo a cuestiones como el sexo, la edad o el tamaño de la empresa en la que trabajan los encuestados. En esta línea, el salario justo continúa siendo el factor de mayor importancia, tanto para hombres como para mujeres, pero son ellas las que otorgan un peso mayor a la flexibilidad laboral y la conciliación frente al clima y los buenos compañeros.

 

En cuanto a las edades, el salario se sitúa a la cabeza de las prioridades para la mayoría de profesionales, salvo para los jóvenes entre 18 y 25 años, que dan más valor a al ambiente laboral (70,8%). Por su parte, los trabajadores entre 26 y 35 años valoran muy positivamente la flexibilidad (62,5%). Más allá del salario, el clima y la flexibilidad, los empleados de entre 36 y 45 años quieren sentirse reconocidos; los de 46-55 años aprecian la comunicación fluida dentro de la empresa y los senior de +55 años reclaman más formación.

 

Por lo que respecta al tamaño de la empresa, los autónomos son los que mayor importancia le dan a la flexibilidad laboral (67,1%), mientras que el salario justo vuelve a ser la variable más relevante para los empleados de compañías de todo tipo de tamaños. Más concretamente, los trabajadores de organizaciones entre 250 y 1.000 empleados son los que más valoran el clima laboral (61,9%), mientras que las personas que trabajan en empresas de menos de 20 trabajadores también dan peso al reconocimiento (45,4%).

 

El análisis de Guudjob también ha estudiado el grado de compromiso de los profesionales respecto a sus compañías empleadoras, tomando como referencia el Net Promoter Score (eNPS). En este sentido, solo el 26% de los trabajadores se sienten orgullosos de su empresa, frente al 40% que escucharían ofertas de otras compañías y un 33% que se encuentran descontentos o incómodos.