Formulario de búsqueda

Las respuestas correctas de los asistentes de voz superan ya el 50%

Compartir en:

Las respuestas correctas de los asistentes de voz superan ya el 50%

  • Escuchar música, oír la radio y buscar información son los principales usos
  • La mitad de los usuarios no encuentran utilidad diferencial respecto a otros dispositivos

Los asistentes de voz inteligentes ofrecen respuestas correctas a más de la mitad de las consultas de los usuarios, tal y como se desprende de VoiceISDIgital, el primer estudio de respuesta sobre tecnologías de voz, elaborado por ISDI y Webedia. El estudio analiza el uso real que se hace de los altavoces inteligentes en España y desvela que se trata de un terreno con gran potencial de explotación por parte de las marcas, ya que la mitad de los usuarios aún no encuentra un valor intrínseco a los asistentes de voz en comparación con otros dispositivos.

"La barrera tecnológica de entrada es baja en comparación con otros dispositivos"

En cuanto al perfil del usuario, la edad media se sitúa entre los 51 y 65 años y los hombres aventajan a las mujeres en 11 puntos porcentuales. “Esto puede deberse a que la barrera tecnológica de entrada es baja en comparación con otros dispositivos, la relación natural con ellos y su ubicación en el hogar hace que haya predisposición para usarlos por parte de la gente mayor, que pasa más tiempo en casa”, ha señalado Aida Méndez, Head of Innovation en Webedia, en declaraciones a Reason Why.

Escuchar música (81%), oír la radio (48%) y buscar información son los principales usos que se dan a estos dispositivos. Además, el porcentaje de respuesta correcta de los asistentes inteligentes supera ligeramente el 50% y casi un tercio de estas provienen de fuentes externas. Para mejorar la fiabilidad de estas réplicas, “las marcas están trabajando el AEO (Answer Engine Optimization), estudiando las necesidades de los usuarios y profundizando en la dimensión técnica de estructuración de contenidos”.

La penetración de los altavoces inteligentes

El altavoz inteligente se presenta como uno de los dispositivos con mayor previsión de compra y su posesión (15%) supera ya el de drones y cámaras go-pro. A pesar de todo, no se ha sabido transmitir una propuesta de valor concreta, pues los usuarios todavía no encuentran una utilidad diferencial con respecto a otras herramientas con tecnología de voz integrada.

Alexa (37%) y Google Assistant (33%) lideran la categoría

Los datos recolectados por ISDI señalan que se trata de un parque joven ya que solo el 15% de los aparatos superan el año de vida. En el 12% de los hogares en los que se hace uso de los altavoces inteligentes, hay dos dispositivos en lugar de uno, con Alexa (37%) y Google Assitant (33%) liderando la categoría, seguidos de lejos por Siri (13%).

En cuanto a la estrategia de mercado de las compañías tecnológicas, Méndez considera que “Amazon está apostando muy fuerte por sus altavoces inteligentes como hardware para crear el caldo de cultivo para el despegue del Voice Commerce, mientras que Google parece más interesado en extender su asistente como software a todo tipo de dispositivos”.

¿Para qué utilizan los usuarios los altavoces inteligentes?

El informe revela que el 29% de las respuestas de los asistentes de voz provienen de fuentes externas y en el caso de Google hasta el 43% provienen de contenido web. Desde un punto de vista tecnológico, la calidad de la réplica es mayor en aquellos contenido “nativos” de la tecnología de voz, mientras que los contenidos procedentes de otras fuentes generan más problemas.

En este sentido, las marcas se posicionan estratégicamente, de tal modo que Amazon apuesta por derivar las tareas no soportadas de forma nativa a assets propios dentro de su ecosistema (ecommerce, Amazon, IMDB, etc.), mientras que Google se apoya en la fortaleza de su motor de búsqueda.

La comodidad y la rapidez son las ventajas que incentivan el uso de altavoces inteligentes, mientras que la privacidad y la inseguridad son algunos de los frenos al desarrollo de esta tecnología.

En lo que respecta a los usos prácticos, escuchar música (81%), oír la radio (48%) y buscar información (45%) destacan como los principales. En el hogar, el salón es la habitación que concentra el mayor porcentaje de interactuaciones (72%) y poner la alarma (44%), realizar recordatorios (34%) y controlar dispositivos de casa (27%) son las aplicaciones más frecuentes. Además, utilizar los altavoces inteligentes mientras se realizan labores domésticas (67%), en un momento de relax (51%) o cocinando (45%) es lo más habitual.

El 84% de los usuarios no desean recibir publicidad convencional en los asistentes de voz, pero el 57% se muestran receptivos a recibir comunicaciones de sus marcas favoritas.

Las marcas estaño comenzando a entender el valor de la voz y muchas no son conscientes de la influencia que pueden llegar a tener en las respuestas que ofrecen los asistentes. “Estamos en un momento incipiente, a la tecnología le falta desarrollo, y las marcas deben pensar cómo encaja la voz en su ecosistema de puntos de contacto con los consumidores, descubrir cómo ser útiles para los usuarios y qué se puede ofrecer a través de la voz para mejorar la experiencia con la marca”, ha destacado Méndez.

La eficacia de las consultas por voz

La usabilidad y la fiabilidad son las barreras al desarrollo

Las principales barreras para el desarrollo de los asistentes por voz son los fallos de usabilidad y la fiabilidad de las consultas. Los usuarios coinciden en que el hecho de que el aparato tenga que estar siempre conectado (33%), que no reconozca fácilmente la voz (26%) o aporte respuestas incorrectas (26%) son algunos de los inconvenientes a la hora de usarlos. De este modo, Google supera en un 18% a Alexa en cuanto al porecentaje de respuestas correctas.

La comprensión continúa siendo un reto para los altavoces inteligentes y el entretenimiento y las finanzas despuntan como los sectores más fáciles de interpretar.

Otras conclusiones sobre la tecnología de voz

  • Un 54% de la población española (75% dentro del grupo de los techies) utiliza la voz para realizar alguna acción con dispositivos inteligentes.
  • Entre los usos dominan los asistentes de voz (45%), seguidos de las funciones de automóvil (30%), la navegación por aplicaciones (23%) y las órdenes en el hogar para controlar la calefacción, la luz o poner música (7%).
  • Entre las aplicaciones en las que se recurre a la voz como elemento de comunicación destacan las de la música (64%), hogar (21%) y juegos y viajes (17%).

La comunicación verbal entre humanos y tecnología será uno de los mayores desafíos de nuestro futuro próximo”, comenta Nacho de Pinedo, CEO de ISDI, que señala la consolidación de la propuesta de valor hacia el usuario como el principal reto, algo que “en la actualidad, se gestiona por separado y de forma independiente por cada uno de los agentes involucrados”.

Por su parte, Aida Méndez comenta que la tecnología de voz “abre una ventana de oportunidad para que las marcas investiguen cómo pueden aportar valor a los usuarios en este nuevo canal, donde además nos están diciendo que están interesados en interactuar con sus marcas favoritas”.