Modelado en VR: La capacidad de crear mundos y personajes desde la nada

  • ¿Se pueden ya crear elementos tridimensionales dentro de los propios mundos virtuales?
  • La mejor manera de dar respuesta es con unas Oculus, un par de aplicaciones de modelado y hacer una prueba
modelado-vr

De pequeño pasé horas y horas pegado a un mando de consola, acompañado de un pequeño marsupial evolucionado por el científico loco, mientras trataba de avanzar niveles. Había algo hipnótico que no me dejaba separarme de la pantalla, y con los años conseguí descubrir qué era: esos mundos creados de forma virtual capaces de transportarte a cualquier sitio, desde el interior de una pirámide del antiguo Egipto a una nave en el espacio exterior.

Esta capacidad de crear mundos y personajes de la nada, hizo que me interesara por el entorno del 3D y el modelado. En los últimos años, han surgido nuevas tecnologías (impresión 3D o Realidad Aumentada) que han permitido materializar e introducir en el mundo real esas creaciones que, hace no muchos años, solo podían pertenecer al mundo virtual. 
Por otro lado, empresas como Meta se han propuesto introducirnos en esos mundos virtuales, creados a base de 3D, en los que yo pasaba horas. 

Llegados a este punto, me surge una gran duda: ¿Se pueden ya crear elementos tridimensionales dentro de los propios mundos virtuales? ¿Dichos elementos pueden tener un acabado y apariencia tan profesional y realista como tienen actualmente los creados desde un ordenador y un software de modelado 3D profesional?

La mejor manera de poder dar respuesta a estas cuestiones es ponerme unas Oculus, descargarme un par de aplicaciones de modelado y ¡hacer una prueba!

Shape XR

Como primera toma de contacto, viniendo de los softwares de modelado en ordenador, ésta es la aplicación que más se les podría asemejar. A nivel de interfaz tiene indicadores que resultan muy familiares, como las flechas de los ejes de dimensiones o la cuadrícula en la base del espacio de modelado. Otra de las características que recuerda mucho a dichos softwares es la aparición de las medidas en centímetros de los elementos que estás creando. 

Tiene algunos puntos positivos, como el poder trabajar en un mismo proyecto de manera colaborativa, la posibilidad de conectarte a su página web para trabajar desde cualquier dispositivo o incluso poder cargar modelos 3D ya diseñados para su visualización en VR. Pero lo que realmente me interesaba era comprobar cómo se modelaba desde ella y qué resultados se podían obtener, y ahí es donde empezaron los problemas…

En el momento que comienzas a colocar algunos elementos en el espacio de trabajo empiezan las dificultades, ya que a la mínima mueves el objeto que no quieres y descolocas todo. Además, otro de los grandes problemas que tiene, es la gran limitación en la paleta de colores, texturas y elementos que te deja usar. Para crear escenas con elementos simples la aplicación puede resultar útil, pero no permite modelar con mucha precisión u obtener un acabado muy realista para tus creaciones. 


Gravity Sketch 

Esta aplicación gratuita está enfocada al modelado 3D sobre todo para el diseño industrial. Al igual que la anterior, permite trabajar en un mismo proyecto a varias personas y hacerlo desde diferentes plataformas. Se trata de una aplicación en la que cobra una gran importancia la creación de líneas, como si se tratase de un boceto, en un espacio tridimensional.

También tiene otras herramientas muy útiles para contornear, crear elementos utilizando el movimiento de los mandos o realizar superficies uniendo dos líneas. Otra de las posibilidades que ofrece en el modelado de objetos es la modificación de algunos puntos concretos de la malla, dando una mayor precisión para hacer algún detalle. Aunque esta última opción está bastante limitada, ya que no son muy numerosas las modificaciones que permite hacer en la malla. 

El gran punto a favor que tiene esta aplicación es su fácil manejo, tanto de sus herramientas como el poder moverte por el espacio de trabajo. Para la gente que se dedica al lettering o la escultura puede resultar muy útil, por lo bien que funciona la herramienta de pincel de trazo o crear superficies con tan solo el movimiento de los mandos.

Sculptr VR

Esta aplicación, con estética low poly a lo Minecraft, puede resultar la más infantil y menos profesional de todas, pero al final es la que más potencial tiene. Al igual que las anteriores, permite trabajar de manera colaborativa en un mismo espacio, pero teniendo como gran punto a favor el poder jugar en tus creaciones. Esta gamificación del modelado 3D es lo que realmente la hace atractiva y divertida al usarla.

Al igual que las anteriores, tiene pinceles de trazo y herramientas para modificar de manera más precisa las superficies de los objetos creados. A nivel de texturas, también anda algo limitada ya que solo permite modificar los colores y añadir un par de texturas prediseñadas. Pero donde destaca por encima de las anteriores es en la posibilidad que ofrece de añadir iluminación, modificar la intensidad de la misma y cambiar el color de la que trae por defecto para iluminar la escena. También permite crear de forma procedural espacios que más tarde puedes modificar a tu antojo. 

Al estar a medio paso entre un programa de modelado y un videojuego, puedes caminar por tu creación o jugar a lanzar una pelota en una canasta modelada por ti. En este tipo de aplicaciones, no se busca tanto la perfección y el detalle de tu modelado sino las posibilidades ilimitadas que te da.


Todas estas aplicaciones nos permiten hacernos una idea de hacia dónde va el sector del modelado 3D. El gran potencial que se vislumbra al juntar estos dos mundos es enorme y, a día de hoy, grandes marcas como Adobe con Substance se están lanzando al mercado de las VR. 

Aún quedan muchos pasos por dar para un uso profesional de la realidad virtual, pero para mí lo más importante es que esos pequeños futuros modeladores puedan experimentar, jugar e ir enamorándose del mundo de la creación de 3D.    

El futuro del modelado 3D

Sobre Darwin&Verne

Consultora creativa de marca y una de las agencias independientes más destacadas de España. Actualmente es la quinta agencia independiente por volumen de inversión gestionada (Infoadex 2020) y la segunda agencia integrada de España con los clientes más satisfechos (AgencyScope 2020-21). Darwin & Verne tiene presencia en más de 60 mercados en todo el mundo.