Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Podrías llegar a Jeff Bezos saltando 4 veces en 24 horas
Compartir en:

Podrías llegar a Jeff Bezos saltando 4 veces en 24 horas

  • El mundo es un sistema de contacto; todo funciona a través de la fricción
  • El coste de contactar y mantener la pulsión es alto; pero no se puede comparar al precio de ser un ermitaño laboral
red-contactos

Introducción al libro Triunfa haciendo Networking, de Nohelis Ruiz.

 

La popular hipótesis de los 6 grados de separación nos proponía que una persona del planeta estaría conectada con cualquier otra a través de un número máximo de 6 saltos; es decir, yo conozco a alguien que conoce a otra persona que a su vez…

Una teoría que, desde su presentación en 1930, ha excitado múltiples conversaciones y estudios en cada casa a lo largo de casi un siglo.

En la materia de este libro, ya podríamos anticipar que un networker es capaz de reducir esa cifra a un número menor; sin embargo, encuentro más preciso definirlo como aquel que posee la habilidad de escoger el camino correcto para llegar a la persona que está buscando.

¡La diferencia es mayúscula!

¿De qué serviría estar cerca de nuestro objetivo si no sabemos cómo llegar hasta él?

¿De qué serviría estar cerca de nuestro objetivo si no sabemos cómo llegar hasta él? En lugar de 6 uno puede dar 60 saltos si escoge rutas débiles. Las herramientas no tienen utilidad si no sabemos usarlas; por eso la Orientación y la Estrategia son capacidades tan respetadas en nuestra sociedad y en el mercado laboral.

Encontrados en esta definición, la aspiración para un networker de nivel es todavía mayor. No será suficiente con hallar el camino en el menor número de saltos, sino que además, deberá hacerlo con facilidad.

De esta forma, si la teoría fuera cierta, sería posible contactar con el presidente de los Estados Unidos (ejemplo típico) o con Jeff Bezos (ejemplo bastante más cool) casi sin esfuerzo. Sin embargo, y para inri de los presentes, la teoría es errónea; quizá no lo fuera en los 90 o principios del 2000 (época de máximo apogeo) pero en el 2017 -casi 18- la propuesta ha quedado obsoleta. Según los últimos estudios la cifra exacta es 3,57 grados.

Es decir, tú lector podrías llegar a Jeff Bezos saltando 4 veces en un periodo de tiempo de 24 horas. ¿Cómo lo ves? Si tienes algo que proponerle al fundador de Amazon, no dudes en hacerlo esta misma noche.

El mundo es un sistema de contacto; todo funciona a través de la fricción. Desde la combustión de hidrocarburos hasta la redacción de un email. Si no me crees, pregúntale a tus teclas. El contacto hace posible el sistema y la regla es fácil: a mayor contacto mayor desarrollo.

La connotación negativa de que "moverse por contactos” es algo deleznable

El prejuicio y la connotación negativa de que "moverse por contactos” es algo deleznable es la excusa de aquellas personas perezosas, distraídas y desconcentradas en entender el manual de instrucciones. Tener este libro sobre tus manos ya te hace diferente y te aleja de esa energía negativa de la que poco o nada hay que aprender porque poco o nada tiene para enseñar.

Contactos podrían ser aquellas personas con las que en algún momento has tenido fricción.

Si no es voluntario, es necio que después de friccionar con alguien esa persona pase al inútil -y molesto- grupo de desconocidos en lugar de al divertido e inteligente grupo de contactados.

Te anticipo que el coste de contactar y mantener la pulsión es alto; pero no se puede comparar al precio de ser un ermitaño laboral. Hablamos de jefes, proveedores, clientes, vendedores de carne, fruteros, chóferes, profesores, médicos... ¿A cuántos de tus compañeros de promoción puedes llamar para pedirles un favor? O mejor... ¿Cuántos de tus compañeros de Universidad piensan en ti para solicitar ayuda, colaboración o establecer alianzas?

Precisamente ahí nos encontramos con un peldaño más. ¡Esto cada vez se pone más interesante!

La característica fundamental para definir como buena una cartera de contactos no es el volumen de números de teléfono que almacenes en tu agenda, ni incluso el nivel de influencia de esas personas. Obviamente ambos detalles tienen mucho valor -sobre todo el segundo- pero lo realmente interesante es que esas personas te sientan a ti como su contacto; alguien en quien poder confiar, alguien a quien pedir ayuda, alguien con quien asociarse para un proyecto concreto; en otras palabras, estar en el top of mind de tus contactos hará de ti un networker apreciado y rentable.

La clave reside en estar en el top of mind de tus contactos

Salvo que quieras ser un gurú del spam, de poco sirve tener cientos de nombres en la agenda si no estás en su shortlist de "profesionales de valor". El objetivo tampoco es tener tantas llamadas al día que no puedas tomar un café; pero si se cumple la definición de tener una buena cartera de contactos alcanzarás tus metas con más facilidad, y ese es uno de los bienes más pretendidos del mercado.

En este libro obtendrás técnicas, consejos y contextos para mejorar tu capacidad de networking; en otras palabras, para ser mejor profesional.

Te deseo mucha suerte y mucho sudor.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.