Formulario de búsqueda

El 82% de los empleados prefieren robots a humanos para dar soporte a su salud mental

Compartir en:

El 82% de los empleados prefieren robots a humanos para dar soporte a su salud mental

  • Estrés, agotamiento o depresión son algunos de los efectos de la pandemia en la fuerza laboral
  • El 75% aseguran que la inteligencia artificial ha beneficiado su salud mental en el trabajo

Este año está siendo uno de los años más estresantes de la historia para miles de personas en todo el mundo. La incertidumbre provocada por la pandemia se suma a unas complejas perspectivas económicas y a un contexto marcado por los conflictos sociales. No cabe duda de que el coronavirus ha elevado los niveles de estrés, ansiedad y agotamiento de los empleados en su puesto de trabajo a escala global. Lo que sorprende es que estos prefieran la ayuda de los robots a la de sus semejantes.

La presión laboral durante el confinamiento ha agravado los problemas de salud mental

Así lo indica el informe “AI at Work Study 2020”, elaborado por Oracle y Workplace Intelligence entre más de 12.000 empleados, gerentes, responsables de recursos humanos y directivos de 11 países diferentes. Nunca antes se había diluido tanto la línea que separa el trabajo de la vida personal, pero el confinamiento no ha aliviado los niveles de estrés de los trabajadores.
Más bien lo contrario. Y es que quedarse en casa mientras se trata de hacer malabarismos con el trabajo, el cuidado de los niños, la educación y unas finanzas impredecibles ha afectado a las familias trabajadoras.

Según la investigación el 70% de las personas han tenido más ansiedad en el trabajo este año que cualquier otro, lo que ha generado un impacto negativo en la salud mental del 78% de los empleados de todo el mundo. Un aumento en el nivel de estrés, la escasez de equilibrio entre la vida laboral y personal, o la sensación de “quemarse” son algunos de los efectos más comunes.

 

No obstante, los jóvenes entre 22 y 25 años (89%) y entre 26 y 37 años, son los que más han notado el impacto de la pandemia en su salud mental, y atendiendo a los países, los ciudadanos de Emiratos Árabes Unidos (89%), Corea (86%) y China (84%) son los que se declaran más estresados. Por su parte, Italia, Alemania y Japón son los países que se sitúan en el lado opuesto de la lista.

En consecuencia, los problemas de salud mental derivados del entorno laboral están afectando negativamente a la vida personal de los individuos. En este sentido, el 85% de las personas encuestadas aseguran que los problemas de salud mental en el trabajo -principalmente estrés, ansiedad y depresión- afectan también a su vida familiar. Las repercusiones más comunes han sido la falta de sueño, mala salud física, reducción de la felicidad en el hogar, sufrimiento en las relaciones familiares y aislamiento de los amigos.

 

Las largas jornadas de teletrabajo tampoco han contribuido a mejorar esta situación. Aunque el trabajo a distancia ha difuminado el límite entre las esferas profesional y personal, el 35% de los participantes en el estudio confiesan trabajar más de 40 horas más cada mes. Por su parte, el 25% han sufrido agotamiento por exceso de trabajo.
Con todo, y a pesar de los inconvenientes percibidos por el teletrabajo, el 62% encuentran el trabajo a distancia más atractivo ahora que antes de la pandemia. Así mismo, los encuestados destacan que dice que ahora tienen más tiempo para realizar otras actividades, como pasar con la familia o dormir.

Todo ello ha provocado que la salud mental se haya colocado en el centro del debate y se haya convertido en uno de los mayores desafíos en la gestión de una dinámica laboral en constante evolución. “Con las nuevas expectativas de trabajo remoto y las difuminadas líneas entre la vida personal y profesional, el coste de la COVID-19 en nuestra salud mental es significativo, y es algo con lo que los trabajadores de todas las industrias y países están lidiando”, dijo Dan Schawbel, socio gerente de Workplace Intelligence.

Salud mental e inteligencia artificial

Las organizaciones se están dando cuenta de que deben abordar todos los aspectos de la salud de los empleados, incluidos el estrés y la ansiedad, para evitar una disminución de la productividad y prevenir el agotamiento laboral. Sin embargo, el 76% de los participantes en la investigación creen que su empresa debería hacer más para proteger la salud mental de su plantilla. Los empleados consideran que condiciones como el estrés, la ansiedad o la depresión en el lugar de trabajo hacen que su productividad caiga en picado y lleva a un incremento de la toma de decisiones desacertadas.

En este sentido, el informe indica que a más de tres cuartas partes de la fuerza laboral mundial le gustaría que su empresa proporcionara tecnología para dar soporte a su salud mental, incluido el acceso de autoservicio a recursos de salud, asesoramiento bajo demanda, herramientas de monitorización proactiva, acceso a aplicaciones de bienestar o meditación y chatbots para responder preguntas relacionadas este tema.

 

Los datos de Oracle y Workplace Intelligence apuntan que los empleados quieren ayuda y están recurriendo a la tecnología en lugar de las personas. Es más, solo el 18% de las personas preferirían a los humanos antes que a los robots para dar soporte a su salud mental. Las razones se encuentran en que consideran que los robots ofrecen un espacio libre de juicios, una respuesta imparcial cuando se comparten problemas y contestaciones rápidas a preguntas relacionadas.

La automatización de tareas y la disminución de la carga de trabajo son algunos de los beneficios de la IA

Así, el 75% de los encuestados dicen que las soluciones de inteligencia artificial han ayudado a su salud mental en el trabajo. Entre los principales beneficios observados destacan la calidad para proporcionar la información necesaria para hacer su trabajo de manera más eficaz, automatizar tareas y disminuir la carga de trabajo para prevenir el agotamiento, y reducir el estrés al ayudar a priorizar las acciones y actividades.

Del mismo modo, los trabajadores sostienen que esta tecnología también ha contribuido a la a acortar su semana laboral y les ha permitido tomar vacaciones más largas. Más de la mitad de los encuestados dice que la tecnología de inteligencia artificial aumenta la productividad de los empleados (63%), y mejora la satisfacción laboral (54%) y el bienestar general (52%).

Tal y como concluye el informe, la salud mental tiene un impacto profundo en el desempeño individual, en la eficacia del equipo y en la productividad de las organizaciones. Emily He, vicepresidenta senior de Oracle Cloud HCM, asegura que e puede hacer mucho para apoyar la salud mental de los empleados a escala global y hay diversos modos en los que tecnologías como la IA pueden ayudar. “Pero primero, las organizaciones deben incorporar la salud mental a su agenda. Si podemos iniciar estas conversaciones, tanto a nivel de recursos humanos como directivo, podemos comenzar a hacer algunos cambios. Y el momento es ahora”.

Más info.: [email protected] Study 2020