Formulario de búsqueda

Steven Pinker da una dosis de realidad tecnológica en Cannes Lions

Compartir en:

Steven Pinker da una dosis de realidad tecnológica en Cannes Lions

  • Dice el profesor que cada vez que surge una nueva tecnología o un nuevo medio “hay pánico ético”
  • Igual que con los altavoces inteligentes, la llegada de los telegramas cambió nuestra forma de comunicarnos

Steven Pinker es profesor en la Universidad de Harvard, psicólogo experimental, científico cognitivo, lingüista y escritor canadiense. Ha estado presente en Cannes Lions 2019 durante una sesión titulada “El arte de hacer preguntas”.

Dos de las claves de Pinker para ser un buen entrevistador son:

  • No quedarse en la superficie y preguntar siempre el porqué de algo
  • Conectar todo lo que ya sabemos (historia, literatura…) con el momento de hacer una pregunta

Tomamos nota. Aunque en la sesión de Cannes Lions le ha tocado a él responder a algunas cuestiones...

Sobre la creatividad

Dice Steven Pinker que la clave de la creatividad está en simplificar las frases para transmitir mensajes más sencillos. “Hay 10.000 formas diferentes de empezar una frase, se trata de elegir la más simple”, ha comentado.

Las analogías o metáforas pueden ser buenas aliadas de la creativida

Por otro lado, las analogías o metáforas pueden ser buenas aliadas de la creatividad y “ayudarnos a entrar mejor en la mente de la gente”. Según Pinker, las marcas pueden hacer analogías para acercar su mensaje a la gente, porque el universo está formado por sistemas complejos que tienen muchos puntos en común, de forma que la gente puede ver paralelismos fácilmente, “solo hay que ayudarles. La mente humana es buena viendo combinaciones abstractas”.

¿Qué tasa estamos pagando por que la tecnología sea parte de nuestra vida?

En palabras de Pinker, “esto es crucial”. Y es que cada vez que surge una nueva tecnología o un nuevo medio “hay pánico ético”, ha asegurado el profesor. “Antes era la radio, la televisión, incluso los libros generaron miedo por si pasaríamos demasiado tiempo leyendo sin interactuar con la naturaleza”.

En este sentido, no es que los riesgos de la tecnología no sean reales, “pero no debemos entrar en pánico, simplemente poner las cosas en su correcta perspectiva”. Y moderarse.

"El deep learning ahora mismo tiene poco de deep"

Psicología del comportamiento

Dice Steven Pinker que, en realidad, no somos tan buenos como nos creemos entrando en la mente de la gente. “Al final, todos sabemos lo mismo del cliente y, a menudo, nos equivocamos. El deep learning ahora mismo tiene poco de deep”.

Sin embargo, sí cree que la inteligencia artificial acabará evolucionando. Hasta el punto de que estas son las dos preguntas que Pinker le haría a una máquina en un futuro:

  • “¿Eres consciente de tu corazón, de tus sentimientos? Porque los tendrán, pero no sabemos si tendrán conciencia de ellos”
  • “También le haría alguna pregunta para probar su nivel de espontaneidad, como las que me están haciendo hoy aquí”

Sobre el lenguaje: influencia de los altavoces inteligentes

Hablar de la influencia de los altavoces inteligentes en el lenguaje, “es algo más antiguo de lo que nos creemos porque ya pasó con la llegada de los telegramas, que afectaron a la manera de escribir”. Con los altavoces inteligentes omitimos artículos, preposiciones... igual que con los telegramas.

"Todos tenemos múltiples formas delenguaje"

De hecho, todos tenemos múltiples formas de lenguaje en función del contexto: no es lo mismo hablar en una reunión de trabajo que en una cena en casa. “Adaptamos el mensaje a la audiencia y a la formalidad del momento, por ejemplo un mensaje por email no lleva las mismas palabras que una conversación face to face”.

El futuro a 10 años...

Hoy en día, dice Pinker, “nos pasan cosas que antes no nos pasaban, oímos y vemos cosas que antes no estaban, así que eso potencia nuestra inteligencia”. De esta forma, en 10 años no tenemos por qué ser sustituidos por las máquinas. “La vida es un long tale de posibilidades reales que están ahí”, ha sentenciado el profesor.