Formulario de búsqueda

Íntimas, cotidianas y con videollamada: así serán las celebraciones post-coronavirus

Compartir en:

Íntimas, cotidianas y con videollamada: así serán las celebraciones post-coronavirus

  • El 70,6% de los españoles afirman que han cambiado su percepción en relación a lo esencial de la vida
  • Las celebraciones se harán al aire libre o en casa, con menos gente e incluyendo las videollamadas

El coronavirus ha provocado cambios importantes no solo en nuestra forma de consumir, sino también en la manera de ver y vivir la vida, así la importancia que otorgamos a distintos aspectos como el tiempo, los valores, las relaciones personales o la salud. Tanto es así que el 70 % de los españoles valoran ahora más la compañía de su familia y poder celebrar la vida con seres queridos a raíz de la pandemia.

Así se deduce de “Las celebraciones post COVID-19”, un informe elaborado por The Onion Inside para Codorníu tomando como referencia una encuesta realizada a 900 personas de entre 25 y 65 años en el mes de septiembre. El  estudio se ha centrado entres áreas fundamentales: la percepción de la situación actual, la actitud ante el futuro y las nuevas formas de celebración.

El 77,4% consideran que la pandemia ha cambiado su forma de pensar

A lo largo de todo el confinamiento, el estado emocional de los españoles se ha repartido a lo largo de todo el espectro de emociones, aunque el 77,4% consideran que la emergencia sanitaria ha provocado un cambio en su forma de pensar. En este sentido, el 82,6% de los jóvenes entre 25 y 34 años han experimentado una mayor transformación, en comparación con el 77,8% de la Generación X o el 69,6% de los baby boomers.

Además, las mujeres han sido quienes han experimentado un mayor cambio de pensamiento, especialmente en cuanto a su manera de disfrutar la vida y sus relaciones personales. Ellas son las que se muestran más partidarias de celebrar los momentos cotidianos (90 %). “Los millennials son un colectivo que, por edad, se encuentra en un momento de mayores cambios vitales y las mujeres han vivido estos meses con una mayor carga emocional, por lo que las celebraciones se convierten para ambos en pequeñas reivindicaciones de los aspectos positivos de la vida”, señala Olga Díez, psicóloga social y CEO de The Onion Inside.

Asimismo, el confinamiento ha dado lugar un replanteamiento en el tiempo de ocio en relación al tiempo destinado al trabajo, debido probablemente a la complejidad de combinarlos durante ese periodo. Aspectos como el entretenimiento (73,7%), los valores y la forma de afrontar la vida (71,6%) o las relaciones personales (65,6%) son los que se han visto más afectados. Lo cierto es que esos cambios en la manera de ver las cosas encuentran un reflejo en una mayor celebración de los pequeños momentos y demostraciones de cariño del día a día.

 

Nuevos motivos para celebrar

Todo ello supone que, tras la emergencia sanitaria, el 70,6% de los españoles declaren que su percepción de lo esencial de la vida haya cambiado. De nuevo, esta transformación resulta más notoria entre los jóvenes y las mujeres. La familia (63%), la salud (51,6%) y el amor (33,6%) cobran cada vez más peso en esa escala de prioridades.

Como consecuencia del coronavirus y las restricciones y medidas de seguridad derivadas, el 86% afirman que la forma y situaciones de sus celebraciones han variado. Este pensamiento se mantiene estable a lo largo de todo el territorio español, con ligeras diferencias entre regiones. No obstante, los andaluces son los que han notado un mayor cambio en su manera de celebrar (90,1%).

En lo que respecta a los motivos para celebrar, el 81,7% de los españoles consideran que vivir la vida es en sí mismo el mayor motivo de celebración, mientras que el 85,1% reivindican los pequeños momentos cotidianos de felicidad del día a día. Como en afirmaciones anteriores, las mujeres (90%) y los millennials (87,1%) son más partidarios de celebrar esos momentos.

 

Sin embargo, los cambios son más perceptibles en lo relacionado con la forma de llevar a cabo esas celebraciones. La pandemia ha hecho que los españoles se abran a nuevos espacios y ambientes para festejar.

 

Festejar al aire libre y en casa

Las pequeñas celebraciones juegan un papel muy importante en la vida de los españoles a nivel emocional, es más, el 63,4% opinan que ahora tienen más sentido que antes. Además, el 67% creen que nos ayudan a mantenernos unidos, frente al 64,7% que consideran que ayudan a desconectar y a sobrellevar la situación o el 64,2% que opinan son importantes para conservar la felicidad.

Según la investigación de Cordorníu, parte que nos conformamos con las pequeñas cosas para festejar la vida. Preparar una rica cena en casa (67%), reunirse en el hogar con la gente cercana (49,3%) o tomarse un café en el salón en lugar de ir al bar (41%) parecen las formas preferidas de los españoles actualmente para llevar a cabo esas celebraciones de las pequeñas alegrías de la vida.

En la primera Navidad conviviendo con el virus también se esperan situaciones especiales. Casi un 80 % opina que estaremos más felices por los reencuentros con nuestros seres queridos y un 77 % considera que las celebraciones se darán en grupos más pequeños. Por su parte, las videollamadas también encontrarán un hueco en las reuniones navideñas.

 

Tal y como pone de manifiesto “Las celebraciones post COVID-19”, el consumo en el hogar y junto a los círculos sociales acéranos serán la norma de cara a los próximos meses. Esto se convierte en una tendencia a la que las marcas deberían especial atención de cara a adaptar sus futuras estrategias y modelos de negocio para satisfacer las expectativas de los consumidores en la realidad post-coronavirus.

Más info.: Las celebraciones post COVID-19