Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Los dermatólogos ya advierten sobre los peligros del Sunburn Art
Compartir en:

Los dermatólogos ya advierten sobre los peligros del Sunburn Art

  • El consumo progresivo de sol produce daños en la piel, como manchas, poros dilatados, arrugas o flacidez
  • Los dermatólogos quieren concienciar a la población sobre la importancia de la protección solar
Reason Why Reason Why logo
sunburn-ReasonWhy.es

En Reason Why ya adelantábamos la moda que se está extendiendo por playas y piscinas de todo el mundo: el Sunburn Art

Estos tatuajes solares se consiguen exponiendo la piel al sol con poca o ninguna protección solar. Se cubren determinadas zonas del cuerpo de acuerdo a un diseño, se expone al sol, y el resultado es un tatuaje temporal en tonos rojos.

Pero esta práctica tiene algunos peligros reservados para los que la llevan a cabo. El dejar zonas de la piel desprotegidas frente a la radiación solar provoca daños en la piel, tanto a corto como a largo plazo. 

En este sentido, los especialistas en cuidado de la piel ya están alertando sobre los riesgos de esta moda. Según la Dra. María Segurado, Jefa de la sección de Dermatología del Hospital Sureste de Madrid, y asesora dermatológica de Nivea, "se trata de una práctica realmente peligrosa para la piel, ya que para conseguir esos tatuajes solares, es necesaria una sobreexposición solar que produce una quemadura, con los consiguientes daños acumulativos e irrecuperables sobre la piel”.

Sufrir más de cinco quemaduras graves en la juventud aumenta el riesgo de cáncer de piel

En cuanto a los efectos para la piel de las quemaduras solares, añade:  “Una quemadura de sol no sólo es dolorosa, sino que tiene implicaciones mucho más graves debidas al daño que se produce sobre las estructuras de la piel, y en especial sobre el material genético o ADN celular". En este sentido, se ha demostrado científicamente que sufrir más de cinco quemaduras solares importantes durante la infancia o juventud aumenta considerablemente el riesgo de padecer un cáncer de piel en la edad adulta. 

Tampoco hay que olvidar que nuestra piel tiene unas defensas limitadas ante el sol, el denominadas “capital solar". Aunque varía de unas personas a otras, se va agotando con la exposición a los rayos solares. El consumo progresivo de sol se traduce en la aparición de daños en la piel, como manchas, "venitas", poros dilatados, aspereza, arrugas o flacidez. 

Por ello, el mensaje que quieren transmitir los especialistas se centra en concienciar a la población: nuestra salud depende en gran medida del cuidado de nuestra piel y la protección solar es imprescindible para reducir los crecientes riesgos de enfermedad y envejecimiento prematuro inducidos por el sol.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.