Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Lo que la guardería nos enseñó de redes sociales
Compartir en:

Lo que la guardería nos enseñó de redes sociales

Reason Why Reason Why logo
Social-Media-en-la-infancia

Los padres de hoy en día tienen que hacer frente a otro tipo de preocupaciones. ¿Está preparado el sistema educativo y las políticas sociales para tener un control sobre los avances acontecidos en el mundo digital?¿Cómo proteger a los más pequeños?¿Cómo educar a los hijos en un entorno que también resulta nuevo para padres?

Para analizar estas cuestiones, un grupo de expertos en Social Media, Psicología e Infancia se van a reunir el próximo 5 de febrero a través del encuentro "Just a Click Away!: How Social Media Influences our Children's Social Development¨

La solución, dicen, reside en el sentido común. Hay que asentar los nuevos conceptos digitales en términos cotidianos. Y es que lo que debemos saber sobre Social Media, lo aprendimos en la guardería.

8 Claves para educar en los Social Media

1.  Caminar antes de correr: Hay que ir despacio cuando los hijos comienzan a descubrir los medios de comunicación social. El tiempo dedicado es importante. Es recomendable que los padres, al igual que se preocupan por saber qué libros van a leer en la escuela, creen una lista de recursos, herramientas y sitios digitales que vayan acordes al desarrollo y a la edad del niño.

2.   Escuchar antes de hablar: Podemos utilizar los Social Media para conocer y escuchar  las conversaciones que nuestros hijos están teniendo con otras personas. Esta es la lección más importante de la campaña #IWillListen. (#Yovoyaescuchar).

Los padres tienen que estar presentes para escuchar a los hijos, tanto en un entorno online como en un entorno offline. Dicen los expertos que sólo así se podrá construir una relación fraternal sólida.

3.  Jugar ¨bonito¨: Los Social Media deben utilizarse con calidad y merecen su respeto. Las plataformas sociales no tienen por qué relacionarse con el concepto de mezquindad. Es posible y se debería, afirman los entendidos en la materia, utilizar la tecnología digital para establecer conexiones significativas, reconocer los sentimientos  y premiar los logros de otros usuarios en línea. Los medios sociales son una gran herramienta para crear grupos de amistad verdaderos si se actúa con integridad y presencia. Son las mismas reglas del juego utilizadas en la vida real.

4. Mirar a ambos lados antes de cruzar: Es importante dedicar tiempo suficiente a conocer y explorar la nueva red social que van a utilizar los hijos. Hay que aprender su dinámica antes de que el hijo se adentre en ella al igual que ocurre en otro tipo de situaciones cotidianas. Un padre siempre debe estar cerca de su hijo cuando cruza la calle por primera vez.

5. Descansar:  Hay que escapar de la rutina. El  descanso es esencial. Cuando se logra desconectar, todo se clarifica. Los padres, tras ese patentéis, son conscientes de todas las cosas buenas que en realidad son consecuencia de la era digital. No todo resulta negativo.

6. Buscar y definir la personalidad:  Al igual que en otras áreas de la vida, los padres deben enseñar a los hijos a no tener miedo de ser quienes son en realidad, independientemente de que sea en un entorno físico o digital. No deben sentir presión por convertirse en algo que no son o simular algo que realmente no sienten. No deben sentirse obligados ni condicionados en ningún momento. Hay que buscar la autenticidad y el apoyo de los padres en estos casos.

7. Decir la verdad: Ser consciente y honesto acerca de los sentimientos que provoca el uso de los medios sociales es clave para tener conversaciones significativas. La apertura puede dar lugar a diálogos productivos con niños de cualquier edad. La honestidad es el primer paso hacia la conciencia y la conciencia puede conducir a elecciones y cambios saludables.

8. Y tal vez, lo más importante, practicar lo que se predica: Es fundamental que los padres fomenten el uso de medios sociales saludables, tanto para el trabajo como para las relaciones personales.

Si el padre está utilizando continuamente el móvil a lo largo del día,  sería raro que el hijo no actuara del mismo modo en un corto plazo. El ejemplo es fundamental y los padres deben encontrar un equilibrio entre la enseñanza a sus hijos y los momentos de desconexión. Hay que enseñar a decir ¨no¨ y a trabajar también momentos de ocio familiares fuera del entorno digital.

Los medios de comunicación social son una extensión de lo que ya conocemos, decimos y sentimos sobre nosotros mismos.

El efecto de inmediatez y el ritmo de los avances tecnológicos es un hecho.  Los padres pueden contemplar este hecho con miedo o como una oportunidad de empoderamiento. Depende de ellos la elección. Los expertos afirman que el deber de los padres en esta materia reside en hacer que estas herramientas  sociales sean un medio más para potenciar nuestra humanidad en cualquier etapa de la vida.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.