Demostraciones de hasta 25 minutos para comprar las Vision Pro: así es el proceso de venta diseñado por Apple

  • El dispositivo, ya en preventa en Estados Unidos, podrá adquirirse a partir de 3.499 dólares
  • El proceso incluye toma de medidas para el ajuste de las gafas y la guía de un empleado de la tienda

Tras años de rumores, filtraciones y aplazamientos, en junio del año pasado Apple presentó sus esperadas gafas de realidad mixta, las Vision Pro. El dispositivo, que promete simbolizar el comienzo de la era de la computación espacial, estará disponible para compra en Estados Unidos a partir del 2 de febrero y la compañía ha diseñado un exhaustivo y concienzudo proceso de venta orientado a enseñar al usuario a controlar un nuevo entorno. 

Las Vision Pro se enfrentan a la barrera del precio y a una nueva curva de aprendizaje

La compañía de Cupertino es consciente de que se enfrenta a uno de los desafíos comerciales y de marketing más complejos de su historia, por varios motivos. El primero de ellos es el elevado precio de venta de las Vision Pro, que será inicialmente de 3.499 dólares para el set básico con una capacidad de almacenamiento de 256 GB. En segundo lugar, porque dispositivo supone una nueva manera de interactuar con el entorno online y, por tanto, requiere enfrentar una nueva curva de aprendizaje. Y por último, porque algunas de las aplicaciones que el usuario espera encontrar en ellas no estarán, al menos de momento. Y es que firmas como Spotify, YouTube o Netflix han señalado que no tienen intención de desarrollar una app específica para estas gafas. 

Pese a ello, la expectación de algunos usuarios por ser los primeros en probar el desarrollo de Apple permanece intacta. Según las filtraciones de Ming-Chi Kuo, especialista en las novedades tecnológicas de la compañía, en los primeros 3 días de preventa, que comenzó el viernes 19 de enero, las Apple Vision Pro habrían vendido entre 160.000 y 180.000 unidades. 

Desde Apple esperan un pico inicial de ventas y maneja un escenario de marketing diferente al de dispositivos anteriores. Es por ello que ha planteado un proceso de venta orientado a la persuasión y el entrenamiento del usuario, poco habituado a la interacción con la realidad mixta y con un dispositivo cuya experiencia y funcionamiento depende directamente de elementos como un correcto ajuste de las lentes o de la correa de sujeción. 

Medidas personalizadas y una guía

A este respecto, la adquisición de las Vision Pro, además de una inversión económica, requerirá una inversión de tiempo. Según recoge Bloomberg, los empleados de las tiendas de Apple en Estados Unidos realizarán demostraciones de hasta 25 minutos, para las cuales habrá que inscribirse previamente. La compañía espera que los establecimientos más grandes cuenten con hasta doce unidades de demostración disponibles al mismo tiempo, así como áreas dedicadas para sentarse y realizar las presentaciones del dispositivo. Además, centenares de empleados han acudido a las oficinas de la firma para recibir formación específica al respecto. 

Tal y como recoge el citado medio, la demostración comienza con un trabajador escaneando la cara del usuario con una aplicación, para determinar, entre otras cosas, el tipo de cojín de espuma y tamaño de banda necesitará el cliente. En caso de que el usuario utilice gafas, los establecimientos contarán con dispositivos para determinar qué lentes serán necesarias para ensamblar la demostración de Vision Pro con los accesorios correctos.

Una vez que el usuario pueda colocarse las Vision Pro, el empleado explicará cómo funciona la interfaz. Esto incluye el control mediante el movimiento de los ojos, los gestos para realizar acciones o cómo ajustar y sostener los auriculares. El trabajador dispondrá de un iPad para ver lo que el usuario ve en las Vision Pro y guiarle adecuadamente en tiempo real. 

Noticias Relacionadas

Apple recupera el primer puesto entre las marcas más valiosas del mundo en 2024

Tras todo ello, según relata Bloomberg, comenzará una demostración de entre 20 y 25 minutos. Esta incluirá adentrarse en la aplicación de fotos para ver imágenes fijas y en 3D, así como un vídeo espacial; y explicaciones acerca de cómo usar el dispositivo como un ordenador, es decir, cómo colocar varias ventanas de aplicaciones en el espacio y desplazarse por páginas web en el navegador Safari. 
La intención de estas demostraciones es ofrecer a los usuarios una experiencia que sea convincente pero no agotadora, y al mismo tiempo dejarles con ganas de más. 

Además, las tiendas dispondrán de un área de exhibición que mostrará el hardware que compone las Vision Pro. Desde Bloomberg señalan que se animará a los usuarios a acudir a las tiendas físicas a probar las gafas y comprarlas, aunque también podrán adquirirse a través de internet. Para ello, el sistema contará con un escaneo facial que determinará que tipo de elementos requieren ese dispositivo en particular. 

El objetivo de la tecnológica es asegurar durante el proceso de compra que el usuario conoce el dispositivo y entiende su funcionamiento y aplicaciones, así como corroborar que se ajusta a sus necesidades para brindar una buena experiencia. No obstante, todo ello no garantizará resultados positivos en ventas, ya que se trata de un dispositivo complejo de usar, incómodo en muchos casos, que puede provocar agotamiento en periodos de uso prolongados y, sobre todo, sumamente caro. 

Abrir Formulario
Abrir Formulario