Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
20 consejos para hacer tu Landing Page perfecta
Compartir en:

20 consejos para hacer tu Landing Page perfecta

  • El objetivo que busca una landing page es la conversión
  • Una buena landing page refleja un buen ejercicio de síntesis
Reason Why Reason Why logo
cat-lion-mirror

La landing page es la primera impresión que los visitantes de una página web se llevarán de la compañía. Razón de más para cuidarla y convertirla en una “visión perfecta”.

Si la landing page es buena, las posibilidades de conversión aumentan notablemente y el visitante hará lo que se espera que haga pasando a convertirse en un cliente real.

A continuación, os dejamos una serie de consejos para ayudaros en esta tarea:

1. Facilita la vida de los visitantes

Un buen diseño de una página web pasa por facilitar la navegación de los usuarios. Hay que olvidar los caminos complicados y poco intuitivos.

2. Huye de los elementos de navegación

Aunque suene contradictorio, si se quiere que el visitante de la web acabe realizando una compra no hay que distraerle con otros elementos o enlaces que le saquen de esa página que ya le había atraído. En este sentido nos referimos a call to action o menús que no sean los específicos de la página.

3. Incluye iconos sociales

Apuesta por incluirlos en la cabecera o en el footer de la página. Si los usuarios comparten la oferta, se podrá llegar a un mayor número de clientes potenciales.

4. Presta atención al título

Un buen título destila la esencia de todo el contenido en una frase

Es la carta de presentación. Lo primero que el usuario va a leer de la marca. Por lo tanto se convierte en el elemento principal para llamar la atención e invitar al usuario a leer el resto de la landing page.

El título debe ser llamativo, claro, fuerte, debe enganchar al visitante para que se quede. Y debe describir, en unas pocas palabras, de qué trata la página.

5. El logo de la marca

La marca debe estar bien visible en la cabecera de la página para que el visitante sepa en todo momento qué empresa o marca está visitando.

6. Call to action

Aquí sí entrarían los menús y las llamadas a la acción específicas de la landing page. Pero no se puede lanzar sin más. Hay que pensar mucho en su diseño. De hecho, como busca llamar la atención debe ser atractivo, claro y directo.

El texto también es importante. Con una o dos palabras cortas lo suficientemente fuertes se puede captar la atención deseada. Es mejor dejar de lado los genéricos “Sigue” o “Continuar” para decirle claramente al visitante qué es lo que va a hacer si pulsa sobre ese botón.

7. Incluye vídeos

En la red se consumen cada vez más vídeos. Además, se trata de la mejor forma de mostrar a los usuarios lo que se les ofrece. Una herramienta que genera un engagement único con el usuario al aportar un valor añadido a la marca.

8. Las imágenes deben ser perfectas

Las fotografías o imágenes que se incluyan en la landing page son muy importantes. Y es que transmiten los valores y emociones que llegarán al usuario más allá de las palabras. Razón por la que deben estar acordes con la web en su conjunto.

9.Incluye fotografías de tus productos

Estas imágenes deben generar sensaciones positivas a tus visitantes. Además cuando están bien seleccionadas, aumentan los ratios de conversión.

10.  Añade listas de viñetas

Un texto en forma de listas, con frases cortas, concisas y contundentes llega mejor al usuario. Especialmente si le hace sentir que tiene una necesidad que la marca en cuestión puede satisfacer con su producto.

11. Complementa con testimonios

Los comentarios de anteriores clientes satisfechos aportan un valor destacable. Además, aportan un lado más humano a la landing page y generan confianza en los nuevos usuarios.

12.  Adáptate a la zona above the fold

Lo ideal sería que toda la landing page pudiera verse sin la necesidad de hacer scroll. Si no se consigue, es el momento de plantearse acotar el contenido. Pero lo importante es que la información importante y las llamadas a la acción se encuentren en esta zona.

13. Prevención de la saturación

Menos es más. Hay que repasar cada elemento de la landing page para asegurarse de que son imprescindibles. ¿Se puede expresar lo mismo con menos texto?

La saturación es una de las grandes barreras a las que se enfrenta la conversión. Por ello, es mejor incluir “modales” (o textos despegables) antes que añadir más y más datos. Se trata de una capa de información adicional que se superpone cuando el usuario lo requiere para ampliar datos.

14. Enumeración de beneficios

Piensa en los beneficios desde el punto de vista del usuario

Se trata de mencionar las ventajas que ofrece el producto y que le hacen “imprescindible”. Es muy recomendable resumir los párrafos de manera clara y sencilla así como escribir para el target de una forma personalizada.

15. Segunda llamada a la acción: llamada de urgencia

De este modo se da una segunda oportunidad a los visitantes que aun estaban dudando. Lo interesante es utilizar estrategias diferentes a la primera llamada a la acción. Por ejemplo poner un tiempo limitado o una cantidad limitada de producto.

16. Suscripción o formulario

Es una parada “obligada” en el camino hacia la conversión. Es el punto en el que el usuario deja sus datos. Algunos consejos en este sentido son : 

  • Crear formularios sencillos y con pocos campos a rellenar
  • Que sean fáciles de entender
  • Explica que sus datos estarán seguros. Una forma de generar confianza

Pueden ser un medio para pedir una breve opinión o testimonio.

17. Contacto

Para que la web trasmita la máxima confianza, la marca debe incluir sus datos de contacto, Una dirección a la que el cliente pueda acudir en caso de que algo vaya mal.

18. Medición del tiempo de carga

Es importante mantener un control sobre el tiempo de carga del sitio web. Pero no se trata de una medición “técnica” sino de conocer el tiempo percibido por el usuario.

19. Comprueba el impacto visual de tu landing page

Si los elementos que más destacan no son el título, la llamada a la acción y la imagen del producto, es hora de revisar el diseño.

Una buena prueba es colocarse a un metro de la pantalla por cada 10 pulgadas de monitor. Por ejemplo, si la pantalla es de 29 pulgadas, habría que colocarse a tres metros.

Además, así se puede comprobar la legibilidad de la página, no sólo en cuanto al tamaño de la letra sino al estilismo.

20. Última oportunidad

Si el cliente no ha sido convencido durante el recorrido por la landing page, aún queda esperanza. Antes de que se marche sin convertir se puede intentar no perderle como cliente por completo ofreciéndole alternativas como:

  • Pruebas gratuitas
  • Dejar los datos para recibir más información
  • Llamar a un número de asistencia para resolver dudas que le hayan surgido
  • Mostrar información sobre la seguridad de la transacción

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.