Formulario de búsqueda

Aprender inglés: la eterna asignatura pendiente

Compartir en:

Aprender inglés: la eterna asignatura pendiente

  • Suele fallar el método de aprendizaje: se enseña demasiada gramática en lugar de practicar el lenguaje hablado
  • Saber inglés ya se considera algo básico en la mayoría de empresas

Muchas personas deciden apuntarse a las academias de idiomas en busca de aprender inglés. Por desgracia, este idioma se ha convertido en la asignatura pendiente en los españoles. No es un idioma difícil pero los hispanohablantes encuentran muchas dificultades para terminar de hablarlo, entenderlo y escribirlo. Las causas las descubrirás aquí.

¿Por qué cuesta tanto aprender inglés?

1. Se enseña demasiado tarde:

Los que acuden a cualquier academia de inglés en Madrid se encuentran con que los profesores están de acuerdo en algo.

Un niño de 3 años tiene mucha más facilidad para aprender inglés que una persona de 60

Un niño de 3 años tendrá mucha más facilidad que una persona de 60. La de 60 también es bienvenida para aprender pero puede llevarle más años el aprendizaje. De hecho, un estudio relacionado con la lingüística demostró que aprendemos un idioma antes de los 3 años. Hemos nacido para ello y poseemos las características físicas y mentales adecuadas.

Por esta misma razón tampoco podemos dominar un idioma del todo por mucho que lo intentemos. Un bilingüe de nacimiento siempre lo sabrá de una manera más efectiva. Eso sí, nunca es tarde porque es una cuestión de ganas e interés. No existe un truco de magia para aprender cualquier idioma.

2. No se conocen las técnicas educativas adecuadas:

En los colegios, por ejemplo, no se termina de enseñar bien. Los educadores solo cuentan con unas horas determinadas para enseñar y no es suficiente para un buen uso del idioma. Por eso las academias de idiomas se encuentran en pleno auge.

Se enseña demasiada gramática en lugar de aplicar el idioma en entornos reales

Otro motivo es que solo se hace hincapié en aspectos poco útiles del inglés. Lo más importante del inglés o de cualquier otro idioma es entender el lenguaje y hablarlo.

Pero los centros educativos suelen mandar a los alumnos ejercicios de completar oraciones simples, se traducen el vocabulario o algunas “palabras sueltas” y se enseña demasiada gramática, cuando lo ideal sería enseñar esos conocimientos para aplicarlos a un entorno real y enseñar a que los alumnos piensen en ese idioma.

Que aprendan a redactar cartas laborales, documentos o la nota de la compra pueden ser ideas muy válidas. También dedicar clases a hablar apostando por temas de conversación que traten el contexto laboral, académico y personal. Algunos ejemplos serían:

  • Conversaciones en un aeropuerto
  • Conversaciones en una tienda
  • Entrevista de trabajo.

Los vídeos y visualizar películas también es fundamental para desarrollar la comprensión lingüística.

Ventajas de saber inglés

a) Oportunidades de trabajo:

Puede parecer un tópico pero es una realidad. Saber inglés facilitará la inserción laboral porque ya se considera algo básico. Es rara la empresa que no solicite a sus empleados un nivel B2 como mínimo de inglés para trabajar con ellos. No importa la finalidad de la empresa, la comunicación con otras necesitan de competencias lingüísticas.

Además, para las oposiciones de trabajo, ya sean para profesor, bombero, policía o administrativo, si se demuestra un nivel de idiomas o se acredita la correspondiente titulación de nivel, esa persona contará con ventaja para subir puntos.

b) Comunicación con el mundo:

El inglés ya se ha convertido en el lenguaje universal y sabiéndolo, no habrá país o ciudad que se le resista a nadie. Es fácil encontrar a alguien en cualquier país que hable inglés.

En definitiva, aprender idiomas facilita el contacto con mundo y la comunicación entre todos.