Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Javier Suso cuenta detalles de su salto de VCCP a la presidencia de Grey España
Compartir en:

Javier Suso cuenta detalles de su salto de VCCP a la presidencia de Grey España

  • La presidencia de Grey le llega en un momento en el que “no lo esperaba”
  • El publicitario cree que VCCP buscará nuevo director general fuera de sus filas para satisfacer un perfil más parecido al suyo
  • Javier no ha llamado a sus clientes en VCCP para que se vayan con él a Grey
Grey-Presidente-Javier-Suso

Tras la salida de John Lynn, el que era presidente y CEO de Grey España hasta agosto de 2015; en Reason Why hablamos con Javier Suso, que ahora ocupará estas funciones.

El publicitario llega a la cima de su carrera profesional tras haber pasado por la dirección general de VCCP Spain y de Shackleton. Ahora se sincera con nuestro medio y afirma que su fichaje llega en un momento en el que “no lo esperaba”. 
 

Javier, ¿por qué te decidiste a ser presidente y CEO de Grey España?

Grey es una de las grandes agencias del mercado español y una de las mejores redes a nivel internacional; yo creo que era una oferta que, en términos de escala, de dimensión, supone un paso adelante en mi carrera profesional. Creo que ha llegado en el momento oportuno para poder aportar a esta compañía y para elevarla a los niveles más altos de reconocimiento.

Antes de esto has sido Director General de la agencia de publicidad VCCP.
¿En qué contexto vieron en esa compañía características para considerarte el introductor de la agencia en España?

Básicamente, yo tuve la mayor parte de desarrollo de mi carrera en Shackleton, donde estuve del 2004 al 2012. Allí entré de Director de Planificación Estratégica y los últimos cinco años fui uno de los directores generales de la oficina en Madrid; creo que es la agencia donde he estado más tiempo y que más me ha marcado como profesional.

En VCCP se fijaron, indudablemente, en lo que el equipo de Shackleton consiguió en esos años. Fue una de las agencias más premiadas a nivel internacional y fue tres veces agencia del año, ganó un “Grand Prix” en Cannes.

El proyecto había tenía muchas similitudes en su definición con lo que fue Shackleton, sobre todo en esos años en los que estuve. Yo creo que fue por eso por lo que se fijaron en mí en VCCP: una persona con perfil estratégico, con sensibilidad por la creatividad y que tenía experiencia en la gestión de agencia.

Si a eso le sumas que en los últimos tres años arrancamos una agencia de cero y la convertimos en una agencia puntera en España tanto a nivel creativo como estratégico y con resultados económicos muy buenos, yo creo que explica también por qué Grey se ha fijado ahora en mí.

Y ahora, ¿quién ocupará la función de director general en VCCP?

De momento está vacante con mi salida. Sigue en el equipo directivo Beto Nahmad, que es el Director creativo ejecutivo; Nuria Serrano, que es la Directora de Planificación estratégica, pero sigue vacante esa figura.

¿Será alguno de uno de ellos?

Creo que van a contratar a un nuevo director general. He sido muy feliz en esa agencia pero en el momento en el que decido abandonarla la decisión de contratar un nuevo director general, el perfil y el proyecto futuro de la agencia ya no recae en mí.

Entiendo, pero, de todos tus excompañeros ¿qué nombre de dentro propondrías tú?

Dentro de la agencia VCCP yo creo que no hay nadie que tenga el perfil que yo tenía. Creo que hay muy buenos profesionales con diferentes perfiles, gente con muchísimo talento, pero yo creo que no hay nadie que tenga, sinceramente, mi perfil.

“En VCCP creo que nadie tiene mi perfil”

Porque, ¿cuál sería la característica más valorada para un puesto como este en VCCP?

Yo creo que lo que necesitarían es una persona con experiencia en el liderazgo de agencia, la competencia de dirección y gestión de agencias de publicidad, que sea muy potente desde el punto de vista estratégico y que tenga una gran sensibilidad por el trabajo creativo. Y que entienda esta profesión no como un trabajo y nada más, sino como casi una forma de vida; que su puesto de trabajo le resulte gratificante incluso para su vida personal, porque al final se trata de que todos estemos muy a gusto donde trabajamos y que demos el máximo.

Se están produciendo muchos cambios en Grey: Tu puesto... La salida de Isabel Tañá (Corporate Communications Manager durante dieciséis años) … ¿Qué está pasando?

No está pasando nada.

Básicamente John Lynn, que era el presidente de la agencia en España, ha sido reubicado dentro del grupo WPP como CEO de Y&R y Wunderman LATAM - Grey pertenece a WPP -  y había que cubrir esa posición. 

Ahora tenemos un proyecto muy potente para desarrollar la agencia en el mercado español, con un punto de partida excelente pero tratando de replicar lo que anteriormente Grey hizo en oficinas como Nueva York o Londres y que ha hecho que esta agencia se convierta en una de las más punteras a nivel mundial y una de las que más leones ha ganado en Cannes este año.

“Quiero hacer de Grey España una agencia “open culture”

Como nuevo presidente y CEO, ¿qué es lo que mantendrías de Grey y qué te gustaría cambiar?

Me gusta que Grey es una agencia muy potente en términos de servicio de Cuenta y de Planificación Estratégica y con mucha experiencia en la gestión de clientes internacionales.

Por otro lado, el proyecto consiste en implantar los mismos principios que se implantaron en la agencia en Londres. Tiene mucho que ver con la transformación de la cultura de la agencia, que se llama “open culture”, que es mucho más abierta; donde se crean equipos multidisciplinares; donde no hay barreras entre las distintas disciplinas y donde cualquier miembro del equipo puede participar en el desarrollo de las campañas de una manera completamente abierta y colaborativa.

¿Qué tarea pendiente te has quedado con ganas de hacer en VCCP y ahora sí lo puedes hacer en Grey?

En VCCP crecimos lo que nos ha dado tiempo en tres años, pero no dejaba de ser una agencia mediana a día de hoy.

El proyecto de Grey me llegó en un momento en el que no lo esperaba. Yo pensaba que estaría muchos años más en VCCP para hacer crecer la agencia y convertirla en una de las más potentes en dimensión. Pero ha llegado esta oferta irrechazable; es como haber saltado tres o cuatro años en el tiempo.

¿Qué me hubiera gustado? Haber seguido en la agencia hasta convertirla en una de las grandes de España.

En VCCP contabas con una cartera de clientes que incluía a anunciantes como Bankia y Freixenet. ¿Te llevas alguna cuenta contigo en este nuevo camino en Grey?

No. Yo me he ido; me he marchado de una manera amistosa y no he querido contactar a los clientes con los que he trabajado los últimos tres años para que se vengan conmigo a Grey. Me he ido de la manera más elegante y hasta el último día que he estado en la agencia he dado todo lo que estaba en mi mano para que consiguiera el éxito. Hasta el último día en que he trabajado allí he sido fiel y leal a esa compañía.

Estaría encantado si en el futuro alguna de esas marcas contacta conmigo porque confían en mí y quieren empezar a trabajar con nosotros. Pero el proceso de salida lo hemos hecho de una manera exquisita.

“No he querido contactar a los clientes con los que he trabajado”

En cuanto a traspaso de clientes, ¿qué es lo más común en el sistema publicitario?

Hay todo tipo de casos. Yo creo que al final lo general es que las marcas apuesten por agencias, no por las relaciones personales. Cuando las marcas se decidieron por VCCP lo hicieron por un equipo que tiene una manera de tratar la comunicación. La mayor parte del equipo sigue allí, con lo cual no debería haber ningún tipo de problema y deberían continuar con la agencia. ¿Que en el futuro quieren estar conmigo? ¡Encantadísimo!

Javier, ¿cuál crees que será tu mayor reto en Grey?

Yo creo que mi mayor reto es conseguir que la agencia sea reconocida como una de las más creativas y más innovadoras dentro del sector y del contexto de la comunicación.

Para medir eso, ¿en qué te fijarás?

Los festivales son importantes y es un parámetro a tener en cuenta. Pero no es el único. 
Yo creo que hay muchas campañas que, por diversos aspectos, merecerían un premio y que muchas veces no llegan nunca a tenerlo. 

Para mí es más un tema de hacer campañas de las que estemos orgullosos y que sepamos que han ayudado a las marcas a conseguir sus objetivos. La evaluación de lo que es un buen trabajo creativo, innovador y con capacidad de transformación, no son los festivales creativos. Es un criterio mucho más subjetivo, individual y propio que el tener un león o no tenerlo.

Le seguiremos la pista muy de cerca a Javier y a las próximas campañas de Grey ;)

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.