Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Emprender es como construir una casa sin plano
Compartir en:

Emprender es como construir una casa sin plano

Evan Henshaw-Plath trabajó en el desarrollo de Twitter cuando aún ni siquiera se llamaba Twitter. Este ingeniero de 36 años nos cuenta cómo vive a día de hoy el haber vendido su parte de la empresa cuando todavía no se había convertido en un éxito.

Evan Henshaw-Plath, ingeniero enfocado en el desarrollo de software, fue uno de los miembros de Odeo, empresa en la que se gestó Twitter. Cuando la red de microblogging aún no había alcanzado el éxito que tiene a día de hoy, Evan decidió vender su parte por 7.000 dólares. 

Twitter está celebrando esta semana sus 7 años de vida mediante un vídeo muy emotivo en el que  repasa los hitos relacionados con la plataforma. Desde que Jack Dorsey hizo el primer esbozo de esta red de microblogging en un papel hasta lo que es hoy en día. 

jack-dorsey-twitter

Y es en todo ese proceso de creación donde resulta inevitable sacar a la luz la historia de Evan Henshaw Plath, el informático que plantó las semillas de Twitter cuando trabajaba en Odeo. Evan creó Twitter casi sin saberlo. 

La idea de Twitter surgió de varios proyectos que se estaban gestando a la vez, cogiendo lo mejor de cada uno de ellos. Entre esos proyectos se encontraba la idea de Evan de crear un servicio de comunicación para las manifestaciones en forma de mensajes de texto.

Y quién le iba a decir a Evan que unos años después Twitter iba a salir a Bolsa. Un acontecimiento que él define como “lo mejor que podía pasar, porque significa la independencia de la plataforma”. De hecho, Evan tiene pensado comprar algunas de las acciones que vendan los empleados actuales de la compañía.

Emprendedor hasta la médula, Evan asegura que si todos decidiéramos seguir su camino y dedicarnos a la creación de empresas y al desarrollo de proyectos “el mundo sería una locura". Ser emprendedor significa que “vas a construir una casa sin plano”, con mucha incertidumbre.

Por eso emprender no es sano para todo el mundo y sólo la gente con una personalidad muy concreta es capaz de llevar ese estilo de vida. 

Cuando uno empieza a emprender, según Evan, debe tener dos cosas muy claras:

1. No sabes nada

2. Hay que fracasar rápido, para aprender rápido

El proceso de emprender es un proceso de vueltas: “hay momentos en los que eres el rey del mundo y otros en los que vas a ser pobre”. La clave está en ser conscientes de que emprender significa aprender y fracasar. 

En este contexto de emprendimiento, Evan considera que Silicon Valley es como su familia, pero también tiene quejas al respecto de la filosofía de este lugar. “No hay una tendencia a pensar las cosas con profundidad. En Silicon Valley se creen que la tecnología puede solucionar todos los problemas del mundo”.

Y es que muchas veces en Silicon Valley se olvida el pasado, el ‘de dónde venimos’, porque la gente está más centrada en inventar el futuro. “Dentro de aquella burbuja a veces resulta difícil guiarse y encontrar el camino para solucionar problemas de verdad”. 

De todos estos temas pudimos hablar con Evan Henshaw-Plath en la pasada edición de El Ser Creativo, IV Congreso de Mentes Brillantes. Fue un verdadero placer poder escuchar sus sabios consejos y palabras.

En este vídeo aparece
Evan-Henshaw-Plath
Evan Henshaw-Plath

CTO en Neo y Co-fundador de Twitter

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.