Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología

“La tecnología está aquí y es nuestro deber darle forma, para conseguir hacer cosas sorprendentes con ella”. 


El futuro de la unión europea se centra en que, además de estar todos conectados, vamos a enviar información constantemente sobre todo lo que hagamos y digamos. Y por supuesto, se sabrá dónde estamos e incluso lo que comemos. Y no siempre con consentimiento.


Así nos lo contaban Carlos Moura, director de marketing de Beeva, y Paco Tamayo, ejecutivo de cuentas de DatKnoSys


Las nuevas compañías ya se están poniendo las pilas para comercializar teléfonos, aplicaciones, o crear empresas enteras que se beneficien completamente de esta nueva forma de comunicación ‘usuario-empresa’. 


Algunas de las compañías más importantes del país aún se sienten abrumadas por la cantidad de datos que se ven obligadas a manejar. La era del Big Data hace tiempo que ha llegado, y se está implementando a toda velocidad. Es una obligación de las marcas el utilizar los datos que se les ofrece, para sacar de ellos el mayor partido posible. 


futuro-solomo


Es cierto que cuesta controlar toda la información a la que podemos acceder, en todo momento y en todos los lugares a la vez. Pero algunas de las compañías más innovadoras ya están trabajando para monitorizar esos datos. Y cada vez lo vamos a tener más fácil.


El valor de los datos de los usuarios es ilimitado. Desde prevenir algunas estrategias que podrían resultar desastrosas para una compañía, hasta descubrir nuevas vías de comunicación a través de las cuales se podría llegar a los consumidores de una manera mucho más eficaz.


Un tema que genera bastante controversia, por ejemplo, es el de que las empresas se beneficien de investigaciones derivadas de la ‘localización’ que algunos usuarios adjuntan a sus tuits. Es un tema muy delicado, ya que aún no existe ninguna política que regule con efectividad los límites de estos estudios. 


Y éste es solo uno de los cabos sueltos que aún se nos presentan cuando hablamos de ‘SoLoMo

Portada