Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología

El futuro no es algo que se pueda predecir, es algo que se debe hacer.


Joost van Nispen, presidente de ICEMD, mencionó a dos grandes del marketing en su intervención:

- Peter Drucker: revolucionó la gestión empresarial

- Don Tapscott: escribió libros muy buenos como ‘MacroWikinomics’ 

 

Los dos comparten la visión de gestión empresarial:

  • La empresa tiene dos funciones básicas: el marketing y la innovación, el resto son costes (Peter Drucker)
  • El cliente está en el centro (Peter Drucker)
  • El producto se ha convertido en experiencia del cliente y el proceso de compra se convierte en parte de un encantamiento que finaliza en una compra (Don Tapscott)
  • En innovación lo que cuenta es la apertura. Para tenerla hay que ser una empresa íntegra (Don Tapscott)
  • El cliente está en el nexo entre el marketing y la innovación pero no debemos tomarlo como objeto, sino como sujeto para la co-creación (Don Tapscott)

 

El debate de la mañana quedaba abierto en Hoy es Marketing para centrarse en las ideas de estos dos pensadores del marketing.

 

Rosalía Portela, CEO de ONO, comentaba que a veces se nos olvida que la parte fundamental de la empresa es la gente. "El éxito no se consigue invirtiendo mucho dinero, sino con un buen equipo. Una cultura de éxito continuada requiere de un equipo innovador que funcione porque la gente está dispuesta a dar lo mejor de sí misma". Para eso es necesario que haya poca jerarquía. 

Pero en España ha habido siempre una cultura jerárquica. Hay que moverse a otro entorno.

 

La sociedad española y los valores de las empresas han cambiado muy rápido, pero aún quedan residuos de un estilo autoritario que se ha mantenido siempre. “Donde hay patrón no manda marinero” es el dicho que mejor lo refleja. Las personas y los equipos se mueven por valores y a eso tienen que adaptarse las empresas.

 

Juan Luis Polo, Director General de Territorio Creativo: "Mi mantra dice que si quieres tener un equipo motivado, empieza por darle motivos. Hay que sustituir los modelos de autoridad y látigo por otros de cultura corporativa".


¿Cómo sustituir la jerarquía?

"Nosotros lo basamos en la edad, combinando a los más jóvenes y a los más mayores para que se complementen", decía Juan Luis Polo.

"De hecho, los becarios deberían poder tener acceso mensual a los resultados económicos de la empresa. Eso son motivos para motivar".

 

En cuanto al exceso de rotación de clientes y los problemas de fidelización, hay que tener fe en el cliente. "Si no tenemos esa fe estamos insultando a nuestra propia inteligencia".


*Conclusión: en las 4P del marketing se echa de menos la P de PERSONA. 

 

Portada