Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología

Desde MadPixel sólo trabajan con proyectos que requieran un nivel de innovación alto. Se centran tanto en esta idea que se fueron a Silicon Valley para comenzar su negocio. Os contamos por qué.

 

Iñaki Arreondo es el director general de MadPixel, una empresa de innovación en internet. Nos contó en la tercera jornada del Zinc Shower que cuando se propusieron sacar adelante la empresa, decidieron comenzar su trabajo en Estados Unidos por varias razones:


  1. Allí el mercado de vídeo interactivo está mucho más arraigado que en España
  2. Contar con una masa de población tan grande como la norteamericana, con un idioma homogéneo, facilita mucho las cosas. 
  3. Además, en Silicon Valley les era mucho más fácil comenzar. ¡Es el sancta sanctorum de la tecnología! 
 

MadPixel es una empresa con una idea muy potente. ¿No os ha pasado que, viendo un vídeo en YouTube, os apetece saber dónde se puede comprar la camisa que lleva el protagonista? Pues ellos se dedican a eso. Con sólo un clic, todo el vídeo se convierte en un ‘vídeo interactivo’. El nombre que le pusieron a este proyecto es MadVideo

 

El principal problema


La diferencia horaria. Silicon Valley se encuentra en la costa oeste de EEUU, por lo que conseguir una comunicación más o menos fluida con el resto de miembros de tu equipo se convierte en algo casi imposible. Hay una pequeña ventana de diálogo por la mañana y otra por la noche, pero no se consigue una conversación continuada.


Mudarse al otro lado del charco puede parecer muy atractivo, pero en realidad es mucho más laborioso que quedarse aquí. Para empezar, cuando llegas, tu red de clientes se ve reducida a cero. “Parece que has retrocedido ocho años en tu empresa, en vez de haber avanzado”. 

 

Las ventajas


Lo bueno de Silicon Valley es que una vez que abres una puerta, puedes reunirte directamente con el tío que toma las decisiones. Te puede ocurrir que al día siguiente de llegar allí, el director de eMarketer te dedique media hora. Un lujazo



MadPixel



Todos sabemos que Silicon Valley es la gran meca de las empresas tecnológicas, y el hecho de ir allí no es solo un tema de ‘globalizar la empresa’. Estar con los grandes ofrece la posibilidad de crear un networking colosal, que te permita ‘tocar’ a las personas que hay que ‘tocar’, y en el momento en el que hay que hacerlo.


Conseguir convencer a los inversores de aquí para jugar en la ‘liga grande’ es muy complicado, pero conseguir financiación en Estados Unidos desde aquí, es casi imposible. El objetivo es conseguir un equilibrio, que permita a unos y otros inversores tener un poco de paciencia, hasta que la cosa empiece a dar resultados. 


Conclusión:


Hay que ir con el proyecto acabado. Pasar un año allí cuesta mucho dinero, por lo que ir solamente con una idea no sirve de nada. Y si al ir ya tenemos algún que otro mercado potencial de clientes pensado, mejor que mejor. A los de Madpixel les ha salido de maravilla, desde luego.


Portada