Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología

Bubok es un portal que permite a cualquier usuario publicar gratis sus libros. Su creador vino al Zinc Shower para contarnos un cuento ¿Queréis escucharlo? Pues “Érase una vez…”.


Todo está conectado. Con un avión te plantas en cualquier parte del mundo en 10 horas y compartir un proyecto es la cosa más normal del mundo. El sector editorial está viviendo una de sus mejores épocas. Se está fraguando el futuro del libro, del mundo editorial y de la autoedición. 


Sergio Mejías, director general de Bubok, no nos explicó esto de manera normal. Simplemente, nos contó un cuento en el primer día del Zinc Shower:


Érase una vez, un señor que se llamaba Mr. Igual. Le gustaba hacer las cosas siempre de la misma manera. Se levantaba, desayunaba, leía el periódico, iba a trabajar, veía la tele y se acostaba. Hacía siempre lo mismo, y le encantaba. Le gustaba que las cosas no cambiasen y que todo se hiciera como se ha hecho siempre.


Un día se acostó satisfecho, como se acostaba todos los días, cuando de repente, en medio de la noche, abrió los ojos y se encontró con un amigo suyo, un amigo que había tenido desde la infancia, y que ya había muerto. Su amigo había sido editor de periódicos.


Mr. Igual: ¿Qué haces aquí? ¡Pero si tú estás muerto!

Amigo: Me he pasado por aquí para ayudarte a cambiar.

Mr. Igual: ¡Bah! Yo estoy bien. No necesito ninguna ayuda.

Amigo: Esta noche vas a recibir la visita de tres fantasmas, que harán que nada vuelva a ser como antes.



Mejías



Volvió a cerrar los ojos, pero pronto despertó. Allí estaba el fantasma del pasado. Le iba a enseñar lo que se había hecho antes, muchos años atrás. Le empezó a mostrar cosas, como que los libreros antes coincidían en que el sector jamás iba a ser reemplazado por la tecnología, cómo todos decían que las rebajas estaban destrozando el sector, y muchas otras cosas que ya habían sucedido. 


Mr. Igual estaba disfrutando: aquello era como había sido siempre, como tenía que ser. También le enseñó cómo algunos ‘locos’ decían que se estaba viviendo una reconversión significativa y sin precedentes: un cambio de paradigma.


Mr. Igual volvió a dormirse, hasta que volvió a escuchar un ruido que le despertó. El fantasma del presente había llegado. Se llevó a Mr. Igual y le enseñó cómo se está queriendo legislar hoy en día para eliminar todas las webs que molestan a los editores. Le mostró cómo se intenta suprimir la venta libre de literatura. Los impuestos castigan a los ebooks porque no son libros, así que tienen que llevar un IVA del 21%.  Eso solo estaba consiguiendo que los escritores emigren a otros países, pero Mr. Igual seguía súper contento. Todo estaba como antes, sin cambiar nada. 


Intentó volver a dormirse, pero el fantasma del futuro no tardó en legar para despertarle. Le dijo: “Ven, que te voy a enseñar en qué se va a convertir esto si no hacemos nada”. Mr. Igual vio que todas las empresas de hosting y de e-commerce habían terminado por irse a paraísos fiscales, a lugares lejanos, porque ya no necesitaban tener una localización real, y en esos sitios no les daban más que facilidades.



Mr. Scrooge



Además, TODO se podía hacer ya con Google. Cualquier verbo que terminara en ‘ar’, se podía realizar con la ayuda del buscador. Bubok, Amazon y Mega habían la biblioteca mundial nacional, porque como eran los únicos que habían apostado por un contenido libre, habían crecido y crecido sin parar. Fundaron un depósito donde cualquiera puede meter su libro y registrarlo para que todos pudieran cogerlo desde cualquier sitio del mundo. 


Y Kim Dotcom era nombrado editor del año ;).


Conclusión:


El futuro no somos nosotros, son las generaciones que harán las cosas según lo que nosotros les dejemos. Un poquito de “por favor”...




Portada