Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología

“Estamos viviendo una época de transición con respecto a la cultura. Ahora mismo la tenemos completamente desprotegida”. Claro y directo, así comenzaba su ponencia El Gran Wyoming en el primer día del Zinc Shower. 


Internet y el mundo 2.0 no están haciendo tanto bien a la cultura como todos pensamos. Así lo cree el médico, humorista, actor, director, escritor, músico y presentador de El Intermedio de La Sexta. Y las únicas personas que pueden hacer algo para protegerla están aliadas, “en un ataque sistemático para destruirla de una vez por todas”.


Internet se ha convertido en un sumidero donde todo va entrando, incluida la cultura. La sociedad está cayendo en una especie de realidad virtual hasta el punto de que hoy en día no existe nada que tenga ni la mitad de capacidad de convocatoria que la pantalla de un ordenador. 


El problema es que en los actos que se organizan a través de Internet suele pasar siempre lo mismo. A un evento organizado por 2 millones de personas, acuden 200. 



Android



EL DEMONIO ES GOOGLE

 

“Si hubiera que personificar en alguien al demonio, ese sería Google, pero todavía no lo sabemos. Bueno, yo sí”. 


Según Wyoming, el famoso buscador es el que “se queda la pasta, el que actúa como filtro entre el usuario y TODO el contenido de internet”. Y los que generan ese contenido tienen que vivir de algo...


Así que Internet se convierte en un espacio en el que no se sabe bien si la cultura se está convirtiendo en un campo de proyección, o se está tirando a la basura. “Ahora mismo se estarán subiendo miles de canciones a internet, de grupos más o menos grandes, y muchas no serán escuchadas jamás por nadie”, decía El Gran Wyoming. 


“Spotify, no es más que un vehículo transmisor de contenido que no es suyo. Y recompensa de manera muy pobre al creador del contenido que distribuye:  250 reproducciones para que al creador se le abonen 2 céntimos”. Wyoming decía que si nos cargamos al individuo, desaparece la obra y, con ella, la cultura.


Todo esto se ve muy bien reflejado en una frase que nos dejó reflexionando: “Todas las generaciones tienen su música y sus grupos. ¿Cuáles son los vuestros?”.



Abuelos


Portada