Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología

La industria musical puede pensar que internet es su enemigo. Pero si uno va más allá, se da cuenta de resulta ser todo lo contrario. Solo hay que pensar en un nuevo modelo de branding y tener mucha mucha empatía.

 

beyond the beat

 

Carlos Jean y Roberto Carreras nos hablaron en el segundo día del Zinc Shower de su modelo de ‘music branding’ rompedor. Son unos pioneros, y es que cuando ellos empezaron, la industria musical estaba convencida de que internet era su enemigo.

 

Carlos Jean explicaba ante un auditorio lleno que estaba cansado de hacer siempre lo mismo, de ir al mismo programa de televisión, hacer el mismo playback falso, el mismo making-of engañoso...

 

Jean quería participar con la gente y crear canciones colectivas a través de internet. Y así fue como nació el Plan B: modestamente. Con la intención de incorporar a la gente a la creación de la música.

 

Sin patrocinadores, sin ataduras, el Plan B fue un nuevo experimento para crear música en red. Subiendo canciones a una web en la que todo el mundo podía hacer aportaciones. Y tuvo éxito.

 

 

El proyecto saltó a la fama cuando Jean apareció en el programa de televisión El Hormiguero. Vieron en el nuevo modelo creativo de Carlos Jean un producto muy vendible. Y se convirtió en una sección habitual del programa.

 

 

El nuevo modelo de branding

 

La relación de los músicos con las marcas es un amor-odio difícil de gestionar. La marca quiere al artista por su imagen. El artista quiere a la marca por su dinero. Pero estos intereses diferentes hacen que el músico sienta que su trabajo se corrompe. 

 

¿Cómo solucionar el conflicto entre marca y artista? Con empatía. Trabajar juntos para conseguir objetivos comunes. Un ejemplo de branding moderno es el de Red Bull: su objetivo no es vender refrescos, sino asociar su marca con los logros de sus patrocinados.

 

red bull branding

Portada