Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Yo, la aplicación inútil de la que todos hablan
Compartir en:

Yo, la aplicación inútil de la que todos hablan

Una aplicación que sólo permite enviar la palabra “yo” está en boca de todo el mundo. Ha conseguido 1 millón de dólares en financiación y su fundador dice que está trabajando en algunas mejoras, siempre con el “yo” en mente.

Reason Why Reason Why logo

Cada vez hay más apps de mensajería instantánea porque la comunicación a través de mensajes es un gran negocio para las empresas. Intel ha sido la última en sumarse a este sector con Pocket Avatars, una app que hace uso de la tecnología de reconocimiento facial para su funcionamiento.

También se habla mucho últimamente de Yo, una nueva app de mensajería instantánea a la que es complicado encontrarle la verdadera utilidad.
Esta aplicación permite enviar mensajes a varios contactos (hasta aquí nada nuevo). La novedad (inútil) reside en que el mensaje que se envía siempre es “Yo”.

La aplicación ya es número en las tiendas de apps de muchas partes del mundo. Lleva en sus registros más de 4 millones de mensajes enviados y ha sido descargada más de 50.000 veces.

Yo se autodenomina como una “herramienta de comunicación con cero caracteres”. Y es que la app no permite enviar imágenes, ni hacer llamadas, ni enviar ningún tipo de archivo. Ha nacido con el objetivo de convertirse en la forma de decirle a alguien que nos acordamos de él.

La app sólo necesitó 8 horas de programación y, según su fundador, actualmente están trabajando en algunas mejoras. Y es que Yo ha conseguido alcanzar un millón de dólares en financiación.

Las nuevas características que se incorporarán a Yo incluyen actualizaciones de eventos. Por jemplo, cada vez que se marque un gol en el Mundial el usuario recibirá la palabra “Yo”. No podrá saber quién ha marcado pero, bueno, ahí está la alerta.

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.