Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
7 personalidades bastante molestas en Social Media
Compartir en:

7 personalidades bastante molestas en Social Media

Todos sabemos a lo que nos referimos. Sólo saben despotricar, trolear y publicar tonterías. Lo mejor es evitarlos. Alejarse del teclado nada más verlos. Son los perfiles más molestosa en social media. 

Reason Why Reason Why logo

Las redes sociales ya son parte de nuestra rutina diaria. A través de ellas podemos compartir diferentes puntos de vista sobre todo lo que pasa. O enterarnos de las últimas noticias. O saber lo que hacen nuestros amigos. O en qué andan metidas las marcas.

 

Sin embargo, algunas personas sólo las utilizan para ser negativas, causar ansiedad y hacer que todos los demás usuarios sean un poco menos felices. 

 

En Ragan han recopilado algunos de los personajes más despreciables que podemos encontrar en las redes sociales. 


¿Queréis saber cuáles son?

 

 

1. El entusiasmado

Este tío quiere chatear contigo sin importar el por qué. Te preguntará acerca de tus aficiones, a lo que te dedicas, o el nombre de tu perro. ¿Dónde te gusta ir de vacaciones? 

 

Y así sucesivamente, hasta el infinito. 

 

Su objetivo es avanzar y avanzar en la relación que tiene contigo, hasta puntos que empiezan a ser un poco sospechosos. Gente rara. 

 

La solución para librarse de este tipo de personas: bloquearles.


entusiasmo

 

 

2. El pesimista

Es un peligro al que nos tenemos que enfrentar cada día. No podemos dejar que la gente negativa arruine nuestro día sólo porque no saben sonreírle a la vida. 

 

Se quejan de todo, desde que sale el sol hasta que se esconde. Hay que evitarlos a toda costa. 

 

Eso sí, si vemos que realmente tienen un problema, y está en nuestra mano echarles un cable, deberíamos intentarlo. Pero cuidado con no ser arrastrados por el mal rollo en el proceso. 

 

 

3. El acosador

A pesar de que todos los días oímos que los medios sociales son el canal perfecto para abrirse y hacer nuevos contactos, todavía tenemos que tener cuidado. 

 

La privacidad y el espacio para uno mismo tiene que existir, sea la red social que sea. 

 

Sobre todo si eres padre y gestionas los perfiles de tus hijos. Los community parents tienen que tener mil ojos. 


acosador

 

 

4. El traidor

Escondido en la sombra, tu propio compañero de trabajo podría estar esperando para darte la puñalada cuando menos te lo esperas. 

 

Cualquier oportunidad para airear tus trapos sucios puede ser bien recibida, y una oportunidad si estás rodeado de trepas. 

 

Si cuelgas cosas comprometidas sobre ti en las redes... La patada podría venir desde cualquier parte. 

 

 

5. El del ‘por qué’

¿Por qué no te gusta?

 

Haces like en alguna publicación al azar, y al rato te llega una sugerencia, para que le des a ‘me gusta’ en alguna página que no te interesa en absoluto. 

 

Y, como es normal, no lo haces. 

 

El problema viene cuando el acosador, es además un pesado. ¿Y por qué no le has dado a me gusta?

 

No hay que obsesionarse porque a la gente no le guste alguna de nuestras publicaciones, tuits o mensajes. Los medios de comunicación son así.

 

Ánimo, hay que seguir adelante. 

 

 

6. El retransmisor

“Hola a todos. Estoy escribiendo un artículo”.

 

“¡Ey! Ahora estoy escribiendo con una Coca-Cola fresquita al lado”.

 

“Un segundo, que tengo que ir al servicio”.

 

Si un evento es interesante, o nuevo, tienes toda la libertad del mundo para decirle a la gente lo que opinas, o lo que está ocurriendo. 

 

Pero por favor... No nos cuentes lo que haces a cada segundo. A nadie le interesa.

 

“Ya he vuelto; sigo con la noticia”.

 

 

7. El crítico

Los críticos despiadados son asesinos de sueños. 

Las críticas constructivas son muy útiles, y necesarias si se quiere mejorar. Pero es que hay gente que se pasa. 

 

Y no vale que nuestro crítico sea nuestro mejor amigo. 


critico

 

0

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.