Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
13 consejos para aumentar el EdgeRank en Facebook
Compartir en:

13 consejos para aumentar el EdgeRank en Facebook

El Edge Rank es uno de los principales elementos a tener en cuenta por todo aquel que tiene que gestionar una página pública en Facebook. Aquí os dejamos 13 maneras para ayudaros a aumentarlo de forma más o menos sencilla.

Reason Why Reason Why logo

Para empezar... ¿qué es eso del EdgeRank

 

EdgeRank es el nombre que se le ha puesto al algoritmo que determina el número de fans que realmente ven el contenido que publicamos en nuestras páginas de Facebook

 

Se basa en el interés que despierten nuestras publicaciones, la afinidad de nuestros seguidores con nosotros y el tiempo que transcurre desde que postemaos un artículo hasta que alguien entra a su perfil y ve las actualizaciones. 

 

Bien, ahora que ya sabemos todos de lo que hablamos, ¡empezamos con los consejos para aumentar el EdgeRank!

 

 

1. Ser consistente 

 

Uno de los mayores problemas de algunas páginas es que su estrategia se basa en publicar los posts todos juntos. Con esto solo consiguen quedarse sin contenido rápidamente y dejar ‘huecos vacíos’.

 

Es básico que nos aseguremos de publicar contenido periódicamente y que nos pongamos como mínimo el objetivo de subir un post al día. Cuando estos posts empiecen a ser vistos por más gente, nuestro EdgeRank empezará a aumentar.

 

 

2. Lo bueno, si breve...

 

A menos que nuestra historia sea la mejor, nadie va a leer más de uno o dos párrafos cortos en su feed de Facebook

 

¿El mejor truco? Ya que le hemos cogido el puntillo a Twitter, y encima nos gusta tanto, podemos acostumbrarnos a utilizar Facebook igual. Comprimir el contenido en mensajes cortos. 

 

 

3. El poder de las imágenes

 

Las fotos son, por antonomasia, el contenido más popular de cualquier red social.

 

Fijaos si son importantes para Facebook, que su último rediseño se basa en ellas. 

 

La próxima vez que publiquemos algo, debemos intentar poner el foco en la foto, hacer una breve reseña y poner un enlace. Así Facebook nos irá cogiendo cada vez más cariño. 

 

obama-foto

 

 

4. Mejor calidad que cantidad

 

Aunque es bastante obvio, no está de más recordarlo. Tenemos que intentar por todos los medios que TODOS los mensajes que publiquemos en nuestra página sean interesantes. 

 

Es muy habitual que, por no dejar huecos en blanco, metamos contenido irrelevante. De ese que no nos interesa ni a nosotros mismos. Pero claro, teníamos que rellenar. Error. 

 

¿Por qué no centrarnos en solo UN post? Solo uno, pero el mejor que podrá ver cualquier usuario ese día en su feed.

 

Lo único que puede hacer el publicar muchos mensajes sin parar es que nos ignoren por completo. 

 

 

5. No hay que borrar mensajes

 

Si publicamos algo por accidente, con alguna errata, o con errores de algún tipo, lo mejor es que no hagamos nada. Muchas veces se nos cuela algún fallo y nos damos cuenta cuando ya es demasiado tarde para arreglarlo. 

 

Como Facebook no tiene (ni parece que vaya a tener) una función para editar las actualizaciones, de momento tendremos que aguantarnos.

 

A no ser que hayamos publicado algo terrible, no es recomendable borrar el post. Si lo hacemos, tendrá consecuencias muy negativas para nuestro EdgeRank. Es mucho más fácil pedir disculpas y reconocer el error.

 

 

 

6. ‘El Peso de las Acciones’

 

No, no es el título de una película de Serie B de Antena3. Las acciones que pueden realizar nuestros ‘fans’ sobre lo que posteemos son fundamentales para determinar nuestro EdgeRank. 

 

Obviamente, si comparten directamente nuestras noticias, aparecerá en los feeds de más personas, así que se verá por un número de usuarios mayor. Pero no hay que subestimar los likes ni los comentarios. Cuantos más tengamos, más veces nos verá la gente en sus páginas de inicio. 

 

 

7. Un poco de estudio

 

Facebook Insights existe por algo. Con esta herramienta podemos ver el alcance y la viralidad de cada una de nuestras publicaciones. Veremos lo que gusta, lo que no, lo que la gente comenta y lo que tiene mayor número de ‘likes’. 

 

A partir de esos datos podemos realizar un estudio para ver lo que más agrada a nuestro público, y lo que menos. Después simplemente tendremos que multiplicar el contenido positivo y eliminar el negativo. ¡Fácil!

 

facebook-insight

 

 

8. El ‘cuándo’ importa

 

No digo nada nuevo si os recuerdo que la hora a la que publicamos nuestros mensajes influye mucho en nuestra página. Para averiguar cuáles son las mejores horas no nos queda más remedio que seguir el método de fallar y volver a intentarlo. 

 

Eso sí, una vez que lo tengamos pillado, publicar nuestro contenido en esas franjas de tiempo hará que lo vean muchísimas más personas.

 

Las páginas y aplicaciones para programar mensajes están a la orden del día, así que aunque nuestro ‘prime time’ no nos venga demasiado bien, podemos dejar todo el trabajo hecho antes. ¡Publicar durante el fin de semana es fundamental!

 

 

9. Hacer muchas preguntas

 

Hacer preguntas es la mejor manera de interactuar con nuestro público. De conocerlo, de que nos conozcan y de que nos transmitan lo que opinan sobre nosotros. En resumen, es la mejor manera de que nos quieran. 

 

Esas preguntas no tienen por qué ser importantes. Si estamos hablando del nuevo prototipo de Apple, que se acaba de filtrar en los medios, con preguntar ‘¿Qué os parece?’, bastaría. Los temas más ‘calientes’ hacen que la gente quiera participar, y eso nos viene de maravilla. 

 

 

 

10. Si preguntas, responde

 

Obviamente, si hacemos preguntas, nuestro objetivo es obtener alguna que otra respuesta. Y cuando las obtenemos, nos encanta. Quiere decir que la cosa marcha bien. 

 

Pues a los usuarios les pasa lo mismo; cuando aparezca algún comentario en nuestra página, tenemos que responderlo y atender a ese ‘fan’.

 

El usuario ha hecho un esfuerzo para comunicarse con nosotros. Con la respuesta tenemos que ofrecerle una experiencia tal que aumente su engagement con nosotros y quiera preguntarnos más y más cosas. 

 

Psssst... un secreto: dar las gracias a un usuario por dejar su opinión sobre un artículo funciona fenomenal. ¡Y gusta mucho!

 

 

 11. Álbumes

 

Muy unido a la idea de meter cuantas más imágenes mejor, está el hecho de que tenemos que ordenarlas. 

 

Si creamos un álbum de una categoría determinada, una vez que el usuario ‘pique’ en una imagen, le ofreceremos el resto de nuestro contenido a sólo un click de distancia. Los álbumes animan clics.

 

Además, si funciona en las cuentas personales de Facebook... ¿Por qué no va a funcionar en las corporativas? 

 

album-original

 

 

12. Cuentas cruzadas

 

Un concepto muy básico: si tenemos cuenta de Twitter, es fundamental que en ella aparezca toda la información sobre nuestra página de Facebook, y viceversa. 

 

Así los seguidores de una se trasladarán a la otra, y ambas se retroalimentarán entre sí. 

 

Eso sí, tampoco nos pasemos. Si nos ponemos pesados con eso de ‘Visita nuestro perfil de Facebook’, lo que haremos será crear una impresión muy negativa de nuestros contenidos. 

 

 

13. Pagar

 

El último recurso, pero no por ello el menos útil. Una vez que nuestra empresa ya goce de una buena posición en el mercado, puede ser una buena idea realizar algo de inversión en promocionar nuestra página de Facebook. 

 

Los anuncios en el feed de la red social, por ejemplo, funcionan, y nuestro Edge Rank se incrementa de forma automática con esta promoción.

0

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.