Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Características que debes tener para trabajar en marketing
Compartir en:

Características que debes tener para trabajar en marketing

A medida que el mundo de la comunicación cambia, las empresas se adaptan y buscan nuevas características en sus empleados. Os contamos 6 de las prioridades que las empresas van a tener en mente este 2013 para contratar candidatos.

Reason Why Reason Why logo

Trabajar en Marketing. Características que debes tener. Las empresas están constantemente reinventándose y buscando nuevas formas de inspirar, liderar y reclutar al mejor personal para dar vida a sus campañas de marketing.

También te interesa ver el Anuncio Freixenet 2015

Y con unos consumidores cada vez más quisquillosos, con un plazo de atención más corto, este año van a tomar relevancia la creación de contenidos, la especialización y la resolución de problemas.

Ya está aquí el anuncio de Loterías de Navidad 2015! Haz clic aquí para verlo.

Algunas de las claves en las que se van a fijar las empresas son:

1- Se buscan especialistas

Los objetivos de marketing de las empresas cambian a medida que el mundo se vuelve más digital y más social. Las marcas van a incorporar especialistas en estas áreas y crearán o reforzarán departamentos de innovación, digital o comunicación interna.

2- Escribir bien es clave

Los contenidos están tomando más relevancia cada día en el mundo del marketing y, por eso, los buenos escritores están en demanda. Aunque aún son muchas las empresas que externalizan el contenido a agencias, muchas ya están empezando a contratar escritores y creadores de contenido propios, que tienen experiencias de primera mano con los problemas y el día a día de la agencia.

3- Vendedores 2.0

El mundo de las ventas ya no es tan sencillo. Hay tanta información disponible en todas partes que los comerciales tradicionales ya no sirven de nada. Los vendedores de 2013 tendrán que ir un paso más allá y dedicarse a resolver directamente los problemas que plantea el cliente.

Las empresas estarán dispuestas a invertir en contratar vendedores, al fin y al cabo, son los que consiguen obtener ingresos. Pero serán exigentes y buscarán personas muy bien conectadas, con relaciones sólidas, buenas cualidades interpersonales y además habilidad para investigar y solucionar problemas.

4- Todo sale a la luz

En un mundo social no se pueden tener secretos y la realidad sobre las marcas (tanto de empresas, como personales) siempre sale a la luz. El CV de un candidato ya no es suficiente información y las empresas no tardan mucho en encontrar tu valor real a través de las redes sociales.

También las organizaciones se están dando cuenta de que los valores que mantienen dentro de la empresa salen a luz sin poder evitarlo. Cada vez veremos más esfuerzos en crear y mantener una buena cultura corporativa, porque eso les permitirá reclutar y mantener a los mejores trabajadores.

5- Las víctimas de la crisis

En cinco años de crisis en los que el desempleo juvenil ha alcanzado el 50%, la mayoría de  profesionales menores de 30 años ha perdido oportunidades de adquirir experiencia en una empresa y ganar habilidades de liderazgo. Ahora, las empresas tienen dificultades para encontrar a candidatos con experiencia de entre 4-6 años, porque estas personas han tenido empleos irregulares, han pasado tiempo en el paro y han estado en posiciones en las que las empresas no han hecho el esfuerzo por formarlos.

Por eso, muchas empresas no tendrán más opción que formar ellas mismas a sus nuevos candidatos y aprovechar el sentimiento de pertenencia que se crea en empleados que inician su carrera laboral en una empresa. Eso sí, algunos de los que han quedado atrás por la crisis tendrán dificultades para incorporarse a estos empleos formativos que ofrecerán sueldos mucho más bajos.

6- Consultoras de talento externas

Las empresas cada vez ven más claro lo importante que es tener empleados productivos y con talento. Por eso están invirtiendo en consultoras externas para contratar a los mejores candidatos y, aún más, redistribuir el personal a medida que la empresa cambia, realizar funciones de formación y construcción de equipos e intervenir en las promociones internas. Hay que estar preparado para el importante papel que estas empresas externas van a jugar en la vida laboral.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.