Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
¿La comida gratis hace más felices a los empleados?
Compartir en:

¿La comida gratis hace más felices a los empleados?

Reason Why Reason Why logo
Menús-Gratuitos-Felicidad-Trabajadores

Muchas empresas agudizan el ingenio para aumentar la productividad de sus empleados. Así enmascaran la exigencia laboral y el cumplimiento de objetivos con incentivos más sencillos que terminan por seducir al personal.

Con esta idea muy en mente, no faltan las firmas que ofrecen café, té o incluso cerveza para aumentar el desempeño de sus trabajadores.

Los gigantes tecnológicos han tomado buena nota de estas estrategias empresariales y no dudan en agasajar a sus empleados con todo tipo de snacks y aperitivos sin coste alguno.

Facebook y Google están a la cabeza de estas iniciativas y ofrecen menús gratuitos en sus sedes en un intento por fortalecer la noción de equipo entre sus profesionales e incrementar su rendimiento.

De hecho, se rumorea que el buscador tiene una máxima para que cualquier trabajador no esté a más de 150 pies de un puesto de alimentación. Y es que según parece, la productividad comienza por el estómago.

Así expertos en relaciones laborales aseguran que la comida gratis mejora el ánimo de los trabajadores y su sensación de bienestar, unas variables que terminan por influir en su competitividad.

Dan Cobley, director general de Google en Reino Unido e Irlanda, sostiene que las colas en los comedores fomentan la “interacción casual” entre el personal y da lugar a discusiones creativas de las que las empresas tienen mucho que aprender.

El buscador proporciona además a sus empleados todas las facilidades necesarias para que se sientan como en casa. “El personal se siente valorado y percibe que no necesita marcharse”, asegura Sandi Mann, catedrático de Psicología en la Universidad de Central Lancashire. Y, añade, que es un punto positivo siempre que los empleados tengan una vida fuera de la que ocuparse.

Eso sí, Google no descuida el principio de reciprocidad y da por sentado que sus asalariados sabrán aprovechar la oportunidad y devolver el favor con el fruto de su trabajo.

En definitiva, más allá de recompensas económicas y procesos de promoción, cada vez son más los directivos que abogan por satisfacer necesidades más elementales para obtener una respuesta por parte de sus equipos.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.