Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Las marcas de coches empiezan a abandonar la Super Bowl
Compartir en:

Las marcas de coches empiezan a abandonar la Super Bowl

Reason Why Reason Why logo
Coches-Anunciantes-Super-Bowl

Katy Perry será la estrella de la Super Bowl 2015, pero más allá de la confirmación, poco más se sabe de uno de los eventos deportivos y publicitarios más importantes del año. 

De momento, todas las miradas se centran en Chrysler, uno de los anunciantes más potentes de la liga de fútbol americana, que comenzó su estela publicitaria en 2011 con su spot Born Of Fire.

Desde entonces, el fabricante de automóviles se ha convertido en un devoto patrocinador del campeonato. Y este año podría ser el único representante del sector automovilístico.

Y es que otras firmas como Volkswagen, Jaguar y Lincoln ya se han desmarcado y han anunciado que no se publicitarán el próximo 1 de febrero con motivo del último partido de la Liga de Fútbol Americana. 

Las marcas de coches serán, por lo tanto, las grandes ausentes en la tarta publicitaria de la Super Bowl 2015. Estos anunciantes hacen números y prefieren destinar los cuatro millones de dólares que se pagan por 30 segundos de publicidad a otros fines.

Y eso es lo que hará Volkswagen, unas de las marcas con más presencia en los últimos años. A pesar de que su spot de 2011 será recordado como uno de los más originales del campeonato, este año las cosas serán diferentes para la automovilística alemana, que buscará el efecto a través de la innovación y no de la Publicidad.

Volkswagen achaca su salida a la mala racha de ventas que desde hace algunos meses cosecha en el mercado estadounidense. Es cierto que este año no ha lanzado ningún vehículo puntero, por lo tanto, la firma destinará sus esfuerzos y su presupuesto a mejorar la tecnología y la innovación en un plazo de cinco años. Un cometido al que dedicará 100 millones de dólares y con el que espera reposicionarse como una marca de referencia en Norteamérica.

Por otra parte, la ausencia de Lincoln tampoco ha sido una sorpresa para el sector. Ford, su matriz, ha invertido los dos últimos años en potenciar el branding de su filial, por lo que la estrategia en el corto plazo pasa por el lanzamiento de nuevos modelos y no tanto de nuevos anuncios. 

Nissan, por su parte, volverá a anuciarse en la Super Bowl de 2015. Lleva sin hacerlo desde el año 1997 pero, según ha asegurado la propia empresa, su nueva estrategia de marketing ligada a "grandes eventos" ha propiciado su retorno.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.