Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Butifarring, la butifarra catalana convertida en Marca
Compartir en:

Butifarring, la butifarra catalana convertida en Marca

Un grupo de emprendedores ha decidido convertir en bocadillo premium a la butifarra catalana. "Butifarring" es la nueva Marca de bocadillos de butifarra gourmet hecha a la brasa, que pretenden convertir en franquicia. 

Reason Why Reason Why logo

Los socios de la empresa Somrie Personal Shopper Inmobiliario se han lanzado con un nuevo proyecto: Butifarring

 

Butifarring es el nombre que bautiza a la butifarra catalana, convirtiéndola en marca de bocadillos premium. 

La nueva marca ofrece al consumidor butifarra gourmet cocida al horno de brasa con carbón vegetal y sarmiento, “que le aporta un sabor y olor característico y único en el segmento de los bocadillos”, principalmente por su método de cocción.

 

Bitufarring-bocadillo

 

Butifarring es también el nombre que lleva el nuevo restaurante abierto el pasado mes de diciembre diciembre en Barcelona. Tiene el objetivo de vender “bocadillos de primera calidad, hechos con cariño, ofrecidos con el mejor servicio y con las máximas garantías”, asegura la startup.

 

Butifarring-restaurante

 

La idea fue de Eric Camps. Según cuenta, se le ocurrió hace 6 años “después de viajar por el mundo y harto de que en ningún restaurante ofrecieran un bocadillo hecho con buenos ingredientes y con una preparación cuidada”. 

 

Los emprendedores aseguran que su intención es abrir cinco nuevos restaurantes y "convertir la marca en una franquicia que se desarrolle por todo el país". 

 

Las variedades de butifarras (de setas, de calçots, de pollo, de queso azul…) son ideadas por Albert Gómez, el chef corporativo, y elaboradas por Mitjans, una empresa de charcutería tradicional especializada y selecta. 

 

Butifarring finalizó su primer mes con 5.348 bocadillos vendidos. Los principales clientes fueron turistas, personas jubiladas, trabajadores de la zona, guardia urbana, funcionarios y vecinos del Barrio Gótico de Barcelona.

 

Ha sido necesaria una inversión de 200.000 euros por parte de Eric Camps y sus socios para poner en marcha la empresa. Desde aquí les deseamos mucha suerte, como a todos los emprendedores. Gracias a los cambios traídos por la nueva Ley de Emprendedores, ahora lo tendrán un poquito más fácil. 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.