Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
FIF, la agencia para hacer cosas diferentes
Compartir en:
factoria-ideas-felices

FIF, la agencia para hacer cosas diferentes

“Vamos hacia un entorno muy audiovisual donde las marcas ya no pueden ser mudas”.- Javier Aragón

Javier Aragón y Ángel Morón se conocieron por un amigo en común y rápidamente se dieron cuenta de que compartían muchas más cosas. Como el deseo de emprender y las ganas de poner al audio en el lugar que le corresponde dentro del sector publicitario.

Por eso Javier y Ángel crearon Factoría de Ideas Felices, una agencia de publicidad y audiobranding que si en algo está especializada es en hacer las cosas diferentes. Así nos lo cuenta Ángel, de la mejor forma que sabe hacerlo: con su voz.

 

 

El ser humano siempre ha tenido la necesidad de generar emociones en los demás, y el sonido es una de las maneras más eficaces para hacerlo. ¿Nos generaría las mismas emociones el cine sin banda sonora, un coche de alta gama sin el ruido de su motor o un spot mudo? Desde Factoría de Ideas Felices consideran fundamental que una marca suene, que se la pueda reconocer con los ojos cerrados.

“Pero no todo es audio en Factoría de Ideas Felices”, añade Javier. “Tenemos una parte muy importante de consultora y nuestras recomendaciones a los clientes no siempre pasan por la Radio o el audiobranding”. Y es que también tienen capacidad de implementar otro tipo de creatividades en el resto de medios.

P. ¿Qué os llevó a crear una agencia especializada en audiobranding?

Ángel: Los dos veníamos del mundo del audio. Yo soy periodista y Javier también lo es, aunque ha trabajado más en el lado del cliente, haciendo marketing. La faceta emprendedora también la compartíamos y un día, hablando de cómo veíamos el mundo de la publicidad, coincidimos en que estaba un poco abandonado el aspecto del audio, creativamente hablando. Siempre hemos considerado que una voz, o un sonido, es capaz de transmitir muchas cosas y no se atiende como se debiera.

“Muchas marcas carecen de un sonido que las identifique”

Nuestra complicidad y el ánimo de emprender que compartíamos en ese momento - hace ya cuatro años - nos llevó a ir dándole forma a esta idea. Así, nos dimos cuenta de que muchas marcas no hablaban o no tenían un sonido que las identificara y empezamos a indagar sobre el audiobranding; nos dimos cuenta de que teníamos un hueco que cubrir, además de hacer campañas de creatividad.

P. ¿De dónde viene el nombre?

Javier: Cuando se dice algo disparatado, suele usarse la expresión “idea feliz”. Nosotros quisimos hacerla nuestra porque de esas ideas felices es de donde creemos que salen las buenas ideas. Lo de factoría hace referencia a esos brainstormings en los que se generan muchas ideas y, al final, alguna sale adelante.

Ángel: Es un nombre que nos da mucho juego porque resulta fácilmente memorable. Lo habitual es que generemos una sonrisa cuando nos presentamos.

Javier: Además, nos planteamos crear todo esto en 2012, con la crisis, cuando a nadie se le pasaba por la cabeza poner en marcha un proyecto. Por eso tuvimos que ser arriesgados tanto en el nombre como en la imagen de marca. De ahí el amarillo - Ángel dice por lo bajini “no somos supersticiosos...” - y de ahí esta identidad que tenemos, tan diferente.

 

        

P. ¿Qué tal fueron los primeros pasos para conseguir clientes?

Javier: Difíciles, porque lo sencillo estaba en llegar a clientes muy pequeños con necesidades muy concretas. Así que empezamos haciendo trabajos en “tercera división”, que apenas nos generaban facturación, mientras movíamos nuestro Nuevo Negocio en “primera división” gracias a los contactos que yo tenía por haber trabajado muchos años en el sector. Nos íbamos moviendo poco a poco, pero no te voy a mentir: el inicio fue duro.

 

El futuro, sin embargo, lo ven con mucha ilusión.

P. ¿Cómo lleváis ahora la vida de emprendedores?

Ángel: La ilusión es nuestro motor principal. Creemos que todavía estamos en el inicio del camino y que encontraremos un interesante hueco en el sector.

Javier: Ser emprendedor cuando has estado en el otro lado es una reinvención dura. Eso sí, no dejas de aprender, sobre todo de los errores que vas cometiendo por el camino. Por otro lado, es súper satisfactorio poner un negocio en marcha en el que todo depende de ti: desde las facturas, pasando por los empleados, hasta los clientes y proveedores. Es toda una experiencia, sobre todo cuando ves que el proyecto va funcionando.

P. ¿Qué estrategia seguís para continuar ganando clientes?

“Somos especialistas; cubrimos los huecos en los que otros no están”

Javier: Nos encontramos en una etapa de Nuevo Negocio pura y dura. Para el año que viene queremos consolidarnos en “primera división”, haciendo trabajos muy especializados para los clientes. Nuestra esencia es que somos especialistas y cubrimos aquellos huecos que, con otras agencias, no se están cubriendo. 

 

Y para dar a conocer sus servicios de audiobranding entre los potenciales clientes, tienen una máquina de sonidos que envían como acción de marketing directo.

Porque en estos tiempos que corren, con la resaca de la crisis aún muy presente y con la inestabilidad política que ha vivido España, es fundamental diferenciarse.

Javier: El periodo de no-gobierno se ha notado muchísimo. Los clientes han estado muy parados. Aunque ahora eso ha cambiado un poco y ya empiezan a sacar algunos proyectos del cajón.

Ángel: Como hay cierta tranquilidad, las empresas se han reactivado.

Javier: Yo creo que en enero de 2017 veremos una vuelta a la actividad publicitaria.

P. A la hora de convencer a los clientes, ¿cómo les presentáis la rentabilidad del audiobranding?

Javier: Hasta hace poco, para testear campañas usábamos los clásicos focus group. Pero ahora disponemos de una herramienta estupenda, que es el Neuromarketing, y nos sirve tanto para el pre-test como para el post-test. Si, por ejemplo, estamos desarrollando la música de una marca, se puede hacer un test previo con el marketing neuronal y saber si realmente va a generar las emociones que hemos querido transmitir en el briefing con el cliente.
El problema es que los costes todavía son muy altos. Pero el cliente puede estar tranquilo porque podemos saber de antemano qué ROI estamos generando.

P. Javier, tú has pasado por cliente (Multiópticas) y agencia de medios (Zenith). ¿Qué peculiaridades tiene cada posición?

Javier: En cliente trabajas con muchos recursos y partners, lo cual te da una visión muy amplia de los procesos. La agencia, por su parte, es como una atalaya en la que accedes a muchos puntos de vista, muchos clientes y muchos productos diferentes. Ambas son experiencias muy buenas con las que puedes hacer un buen cóctel a la hora de emprender.

P. Ángel, tú eres locutor y actor de doblaje, ¿cómo es el trabajo con las marcas en términos de audio?

Ángel: Depende. Porque hay muchas marcas que no tienen una identidad sonora muy clara. De hecho, hay pocas que tengan una voz corporativa, así que cuando eso ocurre es lo ideal, porque te metes en la esencia de la marca y la puedes acompañar a medida que pasa el tiempo.  
Pero yo he visto casos de marcas que usan la misma voz para sus campañas que la competencia solo porque es una voz reconocible. También he visto piezas locutadas por el propio creativo que, sin ser profesional del audio, le apetecía hacerlo y se ha lanzado a la piscina.

Javier: Ante eso, nosotros siempre procuramos traer voces nuevas, porque hay mucho talento entre la gente que acaba de aterrizar en el mercado del audio. No siempre hay que trabajar con las mismas voces, aunque esto no quiere decir que los locutores senior no sean fantásticos.

 

P. Una campaña de la que estéis extremadamente orgullosos...

Ángel: La mejor campaña aún no ha llegado, ¡pero está cerca!

Javier: Sí, nos gustaría hacer una campaña completa con plena libertad para poder mostrar todas nuestras facultades. Por eso estamos buscando trabajar con una ONG que nos permita sacar un poquito de músculo creativo y hacerles el audiobranding, una campaña de publicidad y algo de cross media con redes sociales.

 

Aprovechan esta pregunta para contarme con orgullo que este año han sido finalistas en el Festival El Chupete con su campaña de Radio para Ahorramás, titulada “Príncipe en Apuros”.

 

P. ¿Qué objetivos tenéis para 2017?

Javier: Ganar clientes y cuentas. Queremos ir de la mano de los grandes branders, realizando la parte de audio para las marcas. Porque hay branding gráfico, pero también hay audiobranding. Por eso nos gustaría ser partners especializados en audio y contribuir a la generación de identidad para las marcas.

“Vamos a incorporar perfiles con conocimientos de SEO, SEM...”

Por otro lado, queremos crear un departamento digital, porque hasta ahora hemos hecho propuestas creativas en esta área pero no las hemos implementado. Para ello incorporaremos a dos personas en el equipo que tengan un perfil adecuado para abordar la transformación digital de las empresas, con conocimientos de SEM, SEO, display, redes sociales…

Ángel: Estamos aquí para quedarnos, asentarnos y hacer cosas diferentes.

Javier: Los clientes que quieran cambiar algo de su estrategia, o de su comunicación, deberían llamarnos ;) Somos ese partner que les puede ayudar a darle una visión diferente a todo.

 

Y es que si el audio es un gran generador de emociones instantáneas con el que poder situar a una marca en un territorio u otro en cuestión de segundos, ¿a quién  se le ocurriría no cuidarlo igual que sus colores corporativos?

Desde Factoría de Ideas Felices dicen ser capaces de “poner en orden el ruido, creando mensajes que se oyen y se escuchan para generar notoriedad”. Y como también son una consultora, además del audio pueden diseñar la estrategia creativa y de comunicación, generando y produciendo las campañas de publicidad.