Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Cómo ser más inteligente
Compartir en:

Cómo ser más inteligente

“Lo que no se usa, se pierde” - Jean-Baptiste Lamarck

Si con esfuerzo y trabajo se puede mejorar la salud o el estado físico, también hay maneras de entrenar el cerebro y ser más inteligente. Y es que las capacidades innatas de nuestro cerebro pueden ser ampliamente potenciadas mediante aprendizaje y estimulación.

La neuróbica nos permite ejercitar el cerebro

Para conseguir un cuerpo tonificado hay que practicar la gimnasia aeróbica; para muscular el cerebro contamos con la neuróbica. El término fue acuñado por Lawrence Katz, neurólogo de la Duke University (EEUU), y padre de esta nueva disciplina que podría definirse como el fitness cerebral.

Nuestro kilo y medio de materia gris se reorganiza a lo largo de la vida en función de la información que recibe. La adquisición o la repetición de una conducta, de un ejercicio mental, de una destreza física o de una actividad lúdica, hacen que el cerebro se reconfigure.

Si alguna vez te has dicho “Quiero ser más inteligente”, ten en cuenta que no podemos saberlo todo pero desde hoy sí puedes empezar a entrenar tu inteligencia. Cuidando el cerebro e introduciendo algunos hábitos de alimentación y estilo de vida, se puede llegar a ser más inteligente.

 

Entrenamiento del cerebro

Hacer pasatiempos, escribir a diario o aprender un nuevo idioma son actividades que mejorarán tu salud cerebral y te harán más inteligente.

 

  • Usa reglas mnemotécnicas para memorizar las cosas de diferentes formas.
  • Aprende: plantéate el reto de aprender una nueva habilidad. Escoge algo que te gustaría aprender a hacer, como tocar un instrumento, o una tarea que no se te dé bien, como cocinar, o las matemáticas, y concéntrate en ello. Al principio puedes sentirte incómodo o incluso menos inteligente de lo que te sentías antes, pero si estudias o practicas con dedicación harás conexiones nuevas en tu mente y, poco a poco, aumentará tu confianza.
  • Haz pasatiempos: los puzzles, sudokus y juegos basados en palabras o números son ideales para mantener el cerebro siempre en forma. También los ejercicios matemáticos y geométricos e incluso los videojuegos sencillos, como el Super Mario, tienen un impacto visible sobre la flexibilidad del cerebro.
  • Escribe a diario: si quieres ser más inteligente, intenta ejercitar tu cerebro y escribe un poco todos los días.
  • Aprende un nuevo idioma: se ha demostrado que las personas bilingües tienen un mayor volumen de materia gris en los lóbulos frontales y parietales. Y la materia gris es responsable de procesar la información, incluyendo la memoria, el habla y la percepción sensorial.

 

Hábitos de alimentación

Si llevas una dieta rica en frutos secos, huevos, pescado y vegetales verdes, puedes llegar a ser más inteligente.

Introduce estos alimentos en tu dieta para mejorar tu salud cerebral:

  • Pescado: los pescados grasos como las anchoas, el salmón o el atún son la fuente más importante de ácidos grasos omega-3 de cadena larga como el ácido docosahexaenoico (DHA), un componente estructural clave de las células y, sobre todo, de la membrana de las células del cerebro.
  • Huevos: la colina presente en los huevos favorece la memoria.
  • Vegetales verdes: un pigmento que se encuentra en verduras de hoja verde se ha relacionado con la salud del cerebro y la inteligencia cristalizada, o la capacidad de utilizar las habilidades y conocimientos adquiridos durante la vida.
  • Té verde: contiene L-teanina, un aminoácido que genera un incremento en las ondas “alfa” cerebrales.
  • Frutos secos: las nueces, por ejemplo, son ricas en omega-3 y contienen otros compuestos neuroprotectores, así como vitamina E, ácido fólico, melatonina y antioxidantes que le dan aún más beneficios al cerebro.
  • Cacao: la epicatequina, una sustancia presente en plantas como el cacao, tiene efectos directos sobre el cerebro.
  • Chocolate negro y puro: conlleva mejorías en la memoria y en el pensamiento abstracto si se toma al menos un vez a la semana. Los flavonoides que contiene incrementan el flujo sanguíneo al córtex cerebral, la parte responsable de la gestión de problemas complejos

Otros hábitos de alimentación que puedes aplicar para ser más inteligente son:

  • Toma dos vasos de agua durante los 30 minutos posteriores a levantarte. Beber agua incrementa la habilidad para completar tareas mentales.
  • Evita el consumo de drogas y también de alcohol.
  • Elimina al máximo el azúcar de tu dieta: los altos niveles de azúcar no son recomendados para que tu mente funcione de forma inteligente.
  • No comas chicle: dicen que masticar chicle hace que realicemos peor las tareas relacionadas con la memoria a corto plazo, como recordar los nombres de una lista.

Bonus: Si vives en Nueva York o tienes previsto viajar a esta ciudad, no dudes en hacerle una visita a Honeybrains, un restaurante que ofrece alimentos para mejorar la salud cerebral. En su menú podemos encontrar ingredientes como la miel, la soja o la col rizada.

 

Estilo de vida

Hay ciertos hábitos que puedes adquirir si te has propuesto ser más inteligente. Son pequeños gestos que, con un poco de dedicación, te aportarán grandes resultados.

 

  • Sé más curioso: con el acceso a Internet hoy en día hay menos excusas para no averiguar aquello que quieres saber. Además, investigar te hará más inteligente porque, poco a poco, irás desarrollando habilidades de búsqueda efectiva para conseguir la información que deseas encontrar.
  • Lee más: todo lo que puedas leer es poco. Para ser más inteligente debes convertirte en un lector voraz porque de esa manera te expondrás a todo un universo de ideas e información. Si eres un lector lento, puedes aprender técnicas de lectura ágil. Y mientras lees, considera la posibilidad de tomar notas e incluso buscar una o dos palabras en el diccionario.
  • Aprende una palabra nueva a diario: usa el diccionario para leer la definición de una palabra que no sepas, luego practícala durante el día.
  • Enseña: puedes ofrecerte como voluntario para transmitir a otros lo que tú sabes. Si compartes tus conocimientos y capacidades con el resto, no solo lo recordarás mejor tú mismo, sino que también encontrarás que las preguntas de la otra persona te ayudarán a darte cuenta de lo inteligente que eres.
  • Escucha música clásica: y si puede ser de Mozart, mejor.
  • Ten momentos de soledad: reflexionar y descansar a solas es necesario para el correcto desarrollo de tu cerebro. Es en soledad cuando digieres todo lo que has aprendido durante el día o la semana y puedes revisar los problemas que son importantes para ti. Súmale a tu día un rato de silencio alejado de todo y medita; la meditación regular puede generar cambios en el cerebro, mejorar la memoria, la capacidad de atención y puede aumentar ciertas partes de la corteza cerebral.
  • Experimenta: divertirse es una forma de ser más inteligente, al parecer. Por ejemplo, lávate los dientes con la mano contraria.
  • Duerme bien: lo ideal son unas 6-8 horas diarias. Y, si puedes, échate una siesta de 20 minutos a medio día.
  • Rodéate de personas inteligentes: los hábitos son contagiosos socialmente. Los pensamientos de las personas con las que pasas la mayor parte de tu tiempo terminarán siendo parte de ti; escoge bien con quién te relacionas.
  • Haz ejercicio: lo más importante para mantener al cerebro funcionando es tener buena condición física. Si tienes tiempo para hacer ejercicio de forma regular, apuesta por el baile de pareja, como la salsa o el tango, o por deportes como el tenis. Estas actividades requieren de una toma de decisiones rápidas y el almacenaje de grandes cantidades de información, por lo que son buenas para el cuerpo y el cerebro. Está científicamente demostrado que el ejercicio físico favorece la neurogénesis o producción de nuevas neuronas (regeneración cerebral) que puede hacerte más inteligente.

 

Comparte este vídeo con tus amigos y familiares para que puedan ser personas más inteligentes :)