Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Nadie podrá usar un logotipo con un cocodrilo
Compartir en:

Nadie podrá usar un logotipo con un cocodrilo

  • Lacoste se gana en los Tribunales el derecho de ser la única marca que utilice un cocodrilo como logotipo
  • Mocek y Wenta trató de registrar la silueta de un caimán como logo
Redacción
cocodrilo-Lacoste

Solo un cocodrilo tiene espacio en el mundo de las marcas: el de Lacoste.

Al menos así lo ha decidido el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Y es que este Tribunal ha desestimado el registro como marca al cocodrilo (o caimán) de la polaca Mocek y Wenta. Y es que, según parece, la similitud con la francesa Lacoste es demasiada.

El público podría creer que los productos proceden de una misma marca

El problema estriba en que el público podría creer que los productos proceden de la misma marca o de empresas con algún tipo de vínculo económico.

Además, el Tribunal contempla que el caimán de Mocek y Wenta “podría ser percibido como una variante” del cocodrilo de Lacoste. Una marca “ampliamante conocida por el público en general”.

Por lo tanto, la notoriedad del cocodrilo galo ha ganado la batalla. Aunque más que la batalla, podría considerarse que ha ganado la guerra: la sala europea, con su decisión, impide que otras marcas con la silueta o forma del mismo animal sean registradas para productos de cuero, textil o calzado.

El conflicto se originó en 2007

Pero el inicio de este caso se remonta muy atrás. En 2007, la empresa pidió registrarse como marca comunitaria a la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI). Un movimiento al que se opuso Lacoste invocando una marca comunitaria anterior.

Y aunque OAMI dio la razón al “primer cocodrilo”, Mocek y Wenta recurrió al TUE. Pero la jugada parece no haberle salido del todo bien...

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.